4 feb. 2015

ARTERIAS ROJAS, VENAS AZULES



 

Sus venas azules ahítas,
al contacto con la lengua
Se convertían en raíces rojas
que apretaban sus pezones
La lengua como la de una víbora
sabía dónde ir
Y ella presentía que ella iría allí,
para enloquecer a su piel


Las mucosas estaban inundadas
Era el primer huracán de la temporada
En su cuerpo reinada la total desnudez

Su alma en cambio estaba
llena de orgías, imágenes retorcidas
Los latidos de ambos iban tronando
a contratiempo, no hay silencio
Galopan por sus nervios
los mensajeros del mal, llevando al bien
Se disparan todos los goznes
y de par en par se abre al firmamento

La receptora vagina, el tenso pene
Magnético encuentro
de cóncavo y convexo
La única integración de opuestos
que estimula al universo

Ya el corazón no acepta azules,
todo tiene que ser rojo vivificante
No hay caminos sinuosos,
es una larga recta hacia la luna llena
Los cuerpos son cajas de resonancias
donde hacen eco los aullidos
No se diferencian los cuerpos
son un amasijo de estremecimientos

Los cuerpos flotan mar adentro
Laxos, toda tensión se ha ido
La sangre, el agua
y el firmamento regresan al azul
y a estos versos

Juan David Porras Santana