4 mar. 2014

AMOR NO HAS COMPRENDIDO QUE TE ADIVINO





   El poeta no es un filósofo, sino un clarividente.

                          Juan Ramón Jiménez





    Mi amor que era tan incierto
    hoy es la flecha de cupido
    no apunta, adivina y acierta
    porque pisa en lo absoluto
    lo relativo es dominio de la física



    Trigo y maíz nos hicieron diferentes
    Unos miran los saturnales
    los otros las constelaciones
    El poeta del trigo camina con pies
    el del maíz con alas
    Uno quiere sibilinamente
    llevar a la mujer a la cama
    El otro no soporta el deseo
    y en el recodo del camino la goza



    Mi amor era tan puro
    Hoy se viste de fetiches y conjuros
    Ya no es espíritu, retorcidas posturas
    Se basa en la extenuación de los sentidos
    Y el alma es dominio de una fe dormida



    Templado y tropical nos engendraron opuestos
    Unos insisten hasta la muerte
    Los otros solo hasta el cuarto creciente
    El ritmo se les fué languideciendo.
    La tumbadora retumba hasta la aurora
    Poeta que olvida por la nieve.
    Poeta que suda en las noches con las hembras
    Ambos son rosas náuticas
    que sus agujas apuntan antípodas
    Para encontrarse con buenos clarividentes
    En los lados opuestos de un solo reino
    El reino de éste mundo que le es apto a la Luna



    Juan David Porras Santana