14 feb. 2015

LA SOLA Y EL NÁUFRAGO


Si la inspiración no viene a mí
salgo a su encuentro,
a la mitad del camino
Sigmund Freud
Nado en el lago esmeralda
de tus ojos sin encontrar nada
El globo ocular blanco
de un niño Etíope lo dice todo
Es yugular el sentimiento
que me ahoga en mi propia sangre
Mujer SOLA ven a mi encuentro,
dos soledades hacen una sola
No dilatemos más la conjunción,
somos dos frentes fríos
Que guardan tanto calor íntimo
que centellean a su paso
Esperan los verdes pastos
ansiosos nuestro gran diluvio
Para ahogarse de amor puro
que a cantaros se agota
Mujer SOLA, una guirnalda
de cayenas rojas te da la vuelta
Mujer SOLA, en una playa blanca,
el mar recoge tus huellas
Mujer SOLA, trepidan tus carnes
mientras estás perdida
Quiero tener la orquídea negra
de esa selva salvaje de donde vienes
Soy un náufrago que buscaste
para sentirte protegida
Sin saberlo te acompaño desde un siempre
que parece una despedida
Juan David Porras Santana