12 feb. 2015

LA MIRADA NECESARIAMENTE EXTRAVIADA DE UNA POETA


A Blanca Castillo Martí por lo aprendido

He comprendido como la fotografía
captura el momento cierto
Vi como la mirada de la poeta
certeramente transparenta la verdad
Un antílope que de un salto
se salva de las garras de un guepardo
Eso me lo mostró la fotografía
que hizo eterno el instante,
África mía


La poesía es una fotografía exacta
que va mutando
con cada lector y cada leída
De allí que la mirada
de un poeta sea extraviada
y la del fotógrafo la de un águila calva
Al poeta no le interesa el instante cierto,
sino todos los momentos
en dónde estuvo la palabra
El estro del poeta y el fotógrafo
requieren del mismo verbo: buscar
Sólo que en el poeta
la búsqueda es lúdica,
en el fotógrafo fulminante
Esta tarde en esa mirada de la poeta
me di cuenta
de cómo funciona buscar en poesía
Es pasar de la catatonia
a la más penetrante mirada
que hurga el todo y la nada
Se hizo tan patente mi hallazgo
que a ella le pertenecía
que pude regresar
sobre sus mismos pasos
Sus versos como las venas abiertas
manaban sangre y asombro
porque con sus versos
descubrí como siente la mujer:
“Soñando estaba
con el único animal
fabuloso que conozco,
soñando seguía
y no quería despertar”
Poeta al leerte yo tampoco,
esa es la poesía
Juan David Porras Santana