30 nov. 2015

NO SE ADMITEN MÁS JUSTIFICACIONES ROMÁNTICAS






A Vera Lucía

Mis inquietudes son las tuyas. Tu corazón como el mío tiene un compás barroco que no admite sobresaltos. Por eso nos sentimos plenamente interpretados por J.S Bach.

El pánico no es tan ajeno  que nos permite deambular por el Sahara a pleno mediodía y sentir que la resolana es sombra de oasis que alivia el existir.

Las fauces del gran huracán nos devoran, flotamos en el ojo del embudo y el cielo es de un azul tan estratosférico que nos sentimos viendo la vida desde las entrañas  hasta  allá afuera.

Nos invade el deseo por un instante de dejarme llevar por los sucesos sin participar en ellos. Que nuestra insignificante  autoría le demuestre a los incrédulos, lo multifactorial y el valor de lo infinitesimal en la historia.

Sé que por eso tú y yo somos transfinitos por ello podemos juntar ganas, diferencias, placeres, inquietudes y elevarlas a una potencia  que nos permita comprender que en las variables independientes está el ahora.

Del mañana solo queremos el paso que estamos dando en este justo momento que puede detonar una mina o acercarnos lo suficiente para estrechar la curva de un abrazo.

Ambos somos rememorativos, nos gusta regodearnos en el pasado preñado de fantasmas. Lo que fue, y lo que pudo haber sido, éste último un ejercicio de banalidad, inconducente como la franelilla mojada en la frente del  que el tétano se lo está comiendo.

Imperiosas muestras de fortaleza, cuando nuestras legiones salen en búsqueda  del cardenalito que en la espina más punzante de una inmensa guasábara descansa. Somos los últimos contemplativos que el universo admitirá. Cualquier pérdida adicional sería inadmisible sobre todo cuando su justificación es el romanticismo.


Juan  David Porras Santana 

29 nov. 2015

Y DE PRONTO TODO FUE REVELADO




Abrumado por mi caos
cerré los ojos
Quiméricas figuras
se sucedían tenazmente
de pronto todo
fue blanco verde de ciego
estaba en el reino de los indolentes

Los auténticos,
que  sienten y son indiferentes
Son como las estatuas de Buda
del intenso trópico de la India
La sensualidad  mía decae
y se hiperboliza mi gravedad
Eso debió vivir Buda
cuando la iluminación lo cegó

Este hombre quiso mostrar
un sendero a los otros
yo me reconcentro en mí mismo
para apartarme de él
Vibra el suelo,
cascos de caballos de la edad de bronce
comienzo de mi ciclo
que por primitivo es imperecedera miel

Los risco a mi izquierda,
brama la selva inconquistable a la derecha
En el zenit, el  Sol me dice
que mi vertical toca el centro de la tierra
Camino como una equilibrada ecuación ,
vencí al caos de mi corazón
Soy consciente de que asaltará nuevamente,
es una vibora  de un veneno dulzón

Juan David Porras Santana

28 nov. 2015

TE LO PEDIMOS SEÑOR





Sereno que insistes socavando sin parecer
Los letrados muestran un raro códice a los tarados
basados en un nuevo elenco del bestiario universal

Permíteme ahora o nunca demostrar mi intencionalidad
que no es otra que la de lamer  tu vulva estuosa
Sortilegio que María Lionza en Sorte me dejó entrever

Punto de quiebre, avanzo, en las tinieblas de Mont Blanc
De pronto todos los turistas aparecen en hordas chinescas
Dios santo ayúdame es tanto lo que quieres probar de mi

Goya  toma el cincel y comienza una nueva era con el granito
Son la toma de las guaridas helénicas, abandono inmemorial
Redonda la tierra gira en la inclinación perfecta, es su papel

Girolamo Frescobaldi , insensato granuja en lo espurio
de la música decorativa , tubos de un órgano imaginario
¡Ah Bach  redentor de lo imposible  ¿es serval africano

            OBTUSO GATOPARDIANO ?

Juan David Porras Santana


27 nov. 2015

VÉRTIGO EN EL ACANTILADO



Paredes que insisten en confrontar al mar
Últimos latifundios de la Diosa Tellus
Antes de entregarse haciendo resistencia
al Gran Neptuno cabalgando sus blancos caballos

Maravillado contemplé que mitología eras
Que como Tellus te resistías. Moléculas de mar
no estaban en tu esencia; el alma de los ahogados
no penaba en tu corazón , que erguido pedía tierra

Querías como el acantilado una vista fronteriza
dónde mis aguas rompieran con todas sus fuerzas
Y tú, incólume cedieras apenas,  migajas de tu osamenta
Mis cantos rodados  merodeaban  tus playas  y caletas

Vértigo desde el  borde de esa delgada línea
que separa nuestras enfrentadas naturalezas
solos no habría el cortejo lleno de vigor de leones
la existencia sería tan plana como el inasible horizonte

Juan David Porras Santana

26 nov. 2015

PARA ALCANZAR LA ESPIRITUALIDAD







   La cisterna contiene; el manantial rebosa.
                      William Blake

Soy acaso un pronóstico de la ley de Murphy
Un coeficiente que con exactitud, me excluye
Una carga económica para la productividad
Un máximo y un mínimo que da un promedio

Soy la alegoría de un monje Zen  Tibetano
con cara de judío ávido del mayor margen
o de guerrillero Palestino que se inmola
y Dios bendecirá por hombre, con 72 vírgenes

No será que toda la miasma  acumulada
comienza a salir por los albañales de la existencia
y nos comenzamos a dar cuenta de tanta miseria
¡Qué la historia es una sentina en dónde escondernos!

Que la existencia es un manantial que surte
sin detenerse  y su agua siempre es pura
Que las capas que traspasa no son para enlodarse
por el contrario para dejar sedimentos de su pasado

y los homo sapiens abrevemos para el ascenso
pero empecinados nos da miedo ascender
nos encanta regodearnos en lo ya vivido
y no en lo que haremos para alcanzar el espíritu objetivo


Juan David Porras Santana
 

25 nov. 2015

VENEZUELA , ES UNA MUJER

                                                    
Quisiera ver una vez más en tu rostro reflejadas las aguas ferrosas del Guainía. Ser el espectador de la transformación que sufre tu alma cuando la curiara penetra aguas arriba hacia las cabeceras y la selva se hace tan densa , tan inextricable que sólo tu ojo experto puede distinguir los diminutos monos araña y me los señalas con la euforia de saber que estas latitudes siguen impolutas , son inmaculadas .

En la medida que avanzamos te despojas de capas de piel que impiden entrar en contacto con la reina natura, pareces una serpiente que  muda porque crece, así  se agiganta tu sensible espíritu.
Lo inexplicable se hace accesible a nuestras mentes que se han deslastrados de juicios y prejuicios sobre la naturaleza, esencia, origen, destino de este extraño fenómeno dónde las aguas en vez de descender hacia el gran Amazonas, intempestivamente cruzan hacia el norte para junto los ríos llaneros hacer el gran Orinoco. Aguas azabaches hacen el amor con agua de arena .

Dejamos la curiara y comenzamos el ascenso hacia las cabeceras de nuestro gran río que divide a mi patria en dos mitades tan distintas.

 Al sur, las tierras más antiguas del planeta, con sus testigos vivientes los Tepuyes, El Mundo Perdido de Sir Arthur  Conan Doyle , si bien es cierto los dinosaurios ya extintos , no los hallarás , encontrarás una fauna y vegetación que por efectos del endemismo es única en el planeta .

Al norte la otra mitad te llevara desde el mar de tierra , la llanura infinita que en sus morichales te sorprenderá con garceros blancos y rubí  hasta superar los 5.000 metros de altitud de las nieves perennes andinas para luego lanzarte a la costa más extensa en el mar caribe con playas , arrecifes , bahías y caletas casi vírgenes repleta de vida marina , relicto del último espacio vivo de este mar interior .

 Siento nostalgia del asombro de Barba Negra, recalando en el arco de las Antillas menores, asombrado de su exuberancia al punto que el pirata solía decir: todo nuestro botín robado de alhajas, joyas , perlas palidece frente al verde esmeralda más profundo de le Sofriere . Hoy lo he constatado que poco queda de aquello, la única y entera  Tierra de Gracias del Caribe es Venezuela.

 Al entrar por caño Grande del Delta del Orinoco, no sólo, no sabes si estás en el mar o en el río, los verdes se suceden en policromías que muestran las guacamayas tricolores y sus colores primarios, aquel tucán con 7 colores en el pico. La luz blanca que se descompone como en un prisma, en cada espacio. Venezuela Tierra de Gracia, cada metro cuadrado es el secreto mejor guardado para la humanidad.

No puede ser que nuestros hermanos del mundo se pierdan el  gran milagro por temor a venir aquí por que pueden ser víctimas de ser asaltados o asesinados o por desconocimiento – falta de promoción –

Nos conocen por el Miss Universo , si es verdad tenemos mujeres bellas , pero es tan íntimo mi país que tal vez la más bella esté en un pueblito olvidado del llano sentada en una ventana balaustrada con un largo cabello lacio tan negros como sus ojos , a esa mujer una tarde me voltee y la vi,  es  mi mujer .


Juan David Porras Santana
   




24 nov. 2015

ANTICODICIA DE NADA QUIERO




Aparece, date prisa,  perros en el horizonte
Luna de agua, me haces un incierto anfibio
¿Por qué menguan mis fuerzas cuando te tengo ?

Sí ya lo sé, que los objetivos se logran tenazmente
debo entonces hincar los incisivos hasta el hueso
cuando disfruto tanto con la dionisíaca imagen de ti en los cerezos

Crepitaciones en la gran hoguera de las pasiones
Dislate bucólico en Las Azores, ay  anticiclón querido
Despejado el cielo abierto, retozamos en la campiña como castores

Miro por el periscopio la playa embutida
Sumergido me siento tan seguro
Insisto soy débil cuando todo he conseguido sin siquiera buscarlo

Juan David Porras Santana

MEANDROS




Cada minuto digo más y pierdo algo
La víbora le teme  a mi inocuo veneno
Y mis alabanzas son escuchadas
por las  sordas ranas en las charcas

Versos  en los acuíferos de agua pura
Trinitarias descuelgan del balcón de mi amada
Y mis arremetidas someten
a sus generosas, lucias y fenicias carnes

Frutales del alba cuelgo de sus ramas
Apetito cítrico tan extraño en mi alma
Y mis pulsiones confunden a Eros con Thanatos
de allí que estando vivo parezco un muerto

Gitanos deleitan a la luna con cantes de plata
Desvarío en la misma esquina en la barra
Y mis alegrías se radicalizan hasta enmudecerme
Ese soy yo, ese soy yo,  el duende que amarra

Juan David Porras Santana

23 nov. 2015

ATAJOS


   
Me gustas cuando me exiges
se amplían y ejercen mis potencialidades
Sin ti marchitaría parado frente al espejo

Un deseo imperioso que no descifraba
La caracola de tu ser  hizo que mi ser
pudiese penetrar al secreto que guardas del mar

Los alisios al fin  soplaron  Este
Los océanos  con ellos conspiraron
para que recaláramos en este nuestro puerto

Tan joven dormida sobre  la pleamar
de improviso despiertas, las aves del manglar
te anuncian que con insensatez,  yo  te amo

Juan David Porras Santana

LA EXTINCIÓN DE LA PRÓXIMA PÁGINA




Me rebasa la indolencia de no pasar la página
Cualquier tentativa tiene una única consecuencia
la extinción de los dinosaurios de la faz de la tierra

Que placer releerme, cansarme y a la carga
disparando mis atónitas flechas descorazonadas 
para que nunca cacen  al venado,  y se pierdan
como el horizonte en el llano divagando hacia él 

Masturbación inédita tan cerca como ninguna
nunca necesitaste más que blindaje y una imagen
Liberadores escapes aquellos dónde muy macho
para volver a ti daba lo que yo creía mejor de mí

Nunca existió tal tragedia: lo mejor de mí
Siempre habrá la fenomenal excusa
la que está en la próxima página
que se extinguió hace 65 millones de años
junto al Tyrannosaurus Rex 

Juan David Porras Santana



21 nov. 2015

EL BUEN SALVAJE

                                                                      
Izo el foque para maniobrar entre los estrechos pasadizos de coral. En mi velero la movilidad pertenece al reino de Eolo, de él dimana su fuerza  motriz.

Cuanta sensibilidad desarrollada en el oído para sentir al voluble viento, en el tacto para saber los ajustes en las escotas y cazar adecuadamente a las velas. Mar, viento y navegante son uno solo.

El agua esta tan transparente que me permite sortear visualmente y con tiempo los filosos corales, al punto de  poder ver entrar y salir de sus oquedades a los pulpos, las inmensas y tenebrosas morenas y un jardín de antenas moviéndose para percibir el menor peligro, son las famosas langostas de este atolón, que casi prístino les permite crecer por encima de la media de otros grandes arrecifes.

Les confieso mi atracción por estos hermosos y prehistóricos crustáceos  las cuales he pescado desde mi adolescencia a pulmón libre y con las manos, sin usar instrumentos para su captura. Es apasionante primero encontrarlas bien protegidas en cubiles con corales de fuego en la entrada que son sumamente urticantes  y armar posteriormente la estrategia para tomarla por la cola, revisando salidas alternativas que ella ha seleccionado con el fin de tener  para la huida en retaguardia.

Fondeado en el medio de la laguna de coral de arena que parece avena, el barco proyecta su sombra sobre el fondo. Cuanta quietud y paz en el alma.

Cae el sol y ya la fogata chisporrotea  al quemar los leños, sobre estos, en una improvisada  parrillera las langostas se cocinan vivas y de un color pardo pasan a ser rubíes incandescentes,  provocando movimientos involuntarios de la glotis que reflejan el deseo de devorar la carne más exquisita del mar.

Ahíto desde mi hamaca miro sin curiosidad  a Casiopea que con nitidez regenta esa noche la bóveda celeste. Y me pregunto ¿dónde  y cuándo dejé de ser feliz,  si siempre tuve esto que hoy revivo como si fuese la primera vez?

Juan David Porras Santana





                                    

20 nov. 2015

EL ABRAZO OBSCURO



                                       
                             
Corrompido por mi propia mano, sustituyo el amor por el sexo cada vez más desenfrenado que se agota asimismo y busca nuevas y decadentes formas de satisfacción, anunciadas en vallas luminiscentes, en el inframundo de los excluidos y de las siete potencias.
La decadencia es tan permanente como el ascenso humano, un opuesto necesario para avanzar en las tinieblas de la tierra auto prometida  por la ciencia. A cada paso de la virtud y el sorprendente hallazgo corresponde el vértigo de la caída de las individualidades y de los imperios.
Somos el fruto prohibido, no sus idiotas comensales. Pendejo el que cree que otro es pendejo. Nada es gratuito. Ni los favores recibidos de la Madre Teresa de Calcuta hacia sus pobres, en ello además del bien, persigue estar a la diestra de Dios Padre. La Madre Ángela Merkel y los refugiados sirios, ella busca perdón por el Holocausto y su entronización como líder de Occidente .  Es la naturaleza humana y por qué no, justificada en la lucha permanente  entre el bien y el mal. ¿Quién no admira la inteligencia y cortesía de Hanníbal Lecter y por un momento borra de su mente sus atroces crímenes?
El amor con la intensidad y altura que logra el joven que tiene en su corazón, no solo la convicción de su inmortalidad, sino que vino a este mundo que está plagado  de imperfecciones, a cambiarlo y redimirlo.  Sólo será rescatable en la madurez por la acción improbable de Kira, la mujer que se aisló, como relaté en el anterior escrito a disfrutar de su esencia que indefectiblemente  en toda mujer es romántica.
Lilith por el contrario se quiso igualar al hombre – primer antecedente del feminismo-  y convencida de la inexistencia del puro sentimiento, desató todas sus carnes, el frenesí de sus intimidades, la adopción del sexo como medio para … y la disolución como última y única consecuencia .

Juan David Porras Santana 

LA MÁS VERDE MANZANA


                                              
Con hambre de revelaciones tiento una vez más  al camino. El viento sopla noreste y disipa sobre mí la turbidez que agobia mi cansada mente. Ardiente de pasiones espero el asalto que simularé inesperado de la sublevación de las circunstancias que en connivencia con mi propio yo edifican mi torre, mi señorial mundo de exquisiteces. No aptas para el vulgo profano que venera al pan y al circo
No tardo en vislumbrar que del oscuro verde, emerge un verde metálico que hace eléctrico al ambiente que lo circunda. Lo penetro y siento su fuerza limpia que espanta los fantasma que la densa fronda y el tejido inexpugnable de esta selva posicionó a hace miles de años. No hay densidad, solo la levedad de mi existencia que se ha hecho eco de la ingravidez de este singular remanso del mundo vegetal que tanto dice sin necesidad de expresar nada.
Estoy en los dominios de Kira, la mujer que hastiada de sí misma, resolvió cambiar su circunstancia, al punto que modifico la naturaleza de la inextricable selva al reposar sobre ella. Expandió sus dominios a fuerza de aislamiento, hoy es esta peculiar piel que me recibe, dónde me extasío y puedo sentir como vibra su edificante vida, arrebato de pasión que se cuela en mis más olvidados huesos.
Me regresa con sutileza al mundo de las fragancias y al insospechado candor de las caricias que calman el alma. Se despierta en mí aquel joven que creyó en el amor más elevado. No me reconozco, tan fresco, tan puro, tan sobrecogedoramente humano. Lloro y es rocío que Kira besa.  

Juan David Porras Santana

  



19 nov. 2015

CONTURBACIÓN




                                                           
Un ciervo tiembla ansioso porque columbra al depredador. Mi mente está más allá de las galaxias consciente de que todas las luces se encenderán  de pronto. Se conturba. La erosión de las grandes crestas, los hundidos valles, son un mundo más y los puedo adoptar como el sosiego del alma.
Consciencia atroz que sin gradación me muestras tantos universos y te desprendes del tiempo y el espacio. Todo por fin es azul. ¿Qué cómo lo supe antes? Los dioses de la creación fueron mi creación para huir de tanta metafísica fallida. Ellos querían ser hombres antes que dioses ¿la razón? Querían poseer a la mujer, sentirse temblorosos, temerosos puestos  prueba por la gran fuerza centrífuga que ejerce el centro gravitatorio de la hembra sobre el macho.  Aterrados hicieron estallar el Big Bang , que palidecía como fuegos artificiales a la velocidad de la luz, frente a la cruz dónde Cristo se había sacrificado  para salvar a la humanidad .
Sí, es tan complejo un sentimiento, nos demuestra que frente a tantos eventos físicos, paranormales, una lágrima  va tan adentro que no existe plano sideral que la contenga y la explicite.
Vengo de un mundo que no recuerdo, se produjo una amnesia necesaria porque fueron tantas y difíciles las pruebas para llegar aquí. Que de tener conciencia de las mismas nos desintegraríamos de tanto sufrir. Superado el gran filtro. Heme aquí


Juan David Porras Santana 

18 nov. 2015

EL SENDERO QUE NO TIENE PÉRDIDA







No existes destino, te fantaseamos para como siempre tener un chivo expiatorio, como si la culpa fuese en sí misma  nuestra domicilio permanente. Sí, la culpa que no es más que obtener por la vía rápida una razón para ser.
No te confundas con las primeras palabras, mi intención por el contrario es compartir contigo un hallazgo.  Todas las religiones y creencias se basan en tu predisposición a “pecar” así que cuando te bautizan  en la fe cristiana, o por filiación se es musulmán o judío , te endosan una carga, un pecado prístino y original; desde ese momento vivirás en el pecado, tendrás que redimirte a través de acciones  y penitencias . No está  mal como fórmula para establecer un orden que permita la convivencia, ya que nos iguala y la mayoría de las normas establecidas buscan mantener el orden y la disciplina social.
Hubo momentos en la historia del hombre que por falta de estas normas o el incumplimiento de las mismas, pueblos y civilizaciones desaparecieron.
El secreto de los cultos, de las adoraciones, de la sumisión que ejercen toda forma de enajenación está en la manipulación de ese estado de indeterminación que vivimos desde que nacemos y que dependiendo su gradación va desde la inquietud hasta patologías incurables como las neurosis más terribles . Somos ansiosos porque no sabemos a qué vinimos. Algunos se satisfacen al desarrollar sus capacidades  al máximo. Resulta que ese es un atajo que veces requiere de un gran esfuerzo y te satura de tal manera que en apariencia la ansiedad desaparece. El individuo se siente realizado.
He dicho en muchas oportunidades – tal vez demasiadas- que vivo en estado de alerta permanente como se debe sentir un ciudadano en París hoy. La diferencia es que el por los menos el conoce la causa de su angustia. El ansioso no.
En ella se asientan la mayoría de las neurosis. Es el gran mal de la historia que se va acentuando con las formas de vida contemporáneas.
Ni la psicología, ni las filosofías orientales – contemplativas en su mayoría- , la inteligencia emocional han logrado dar con la cura a este mal que aun cuando connatural y necesario para tener una respuesta rápida y adecuada a las exigencias de las circunstancia , se convierte en un boomerang de consecuencias inesperadas .
Lo primero que hay que entender es que no vinimos al mundo para cumplir una tarea predestinada. Que lo más que podemos hacer es desarrollar nuestras capacidades y podemos darnos el lujo de descartarlo o asumirlo,   si lo consideramos o no, atractivo y deseables
No hay jueces, ni dioses que estén por encima de nuestra consciencia y de las decisiones que tomamos. Es nuestro único gran poder.
Somos tan desvalidos que por no ejercerlo- el gran poder-   cualquier individuo o colectivo puede ser cautivado o hipnotizado para doblegar su voluntad y convertir lo que considera atroz en reivindicable. Los Nazis, Isis, Los hijos de Satán………el novio, la novia , el grupo del barrio ………. Bla bla
Que el poder máximo es tener consciencia – única en el universo hasta que me demuestren lo contrario- tendremos que librar muchas batallas para estar a la altura de ella.  La buena noticia es que  estamos en la senda correcta.
Juan David Porras Santana 
 






17 nov. 2015

SULTÁN MACHÉ

                                       
Dibuja calamitosamente sobre mi iniquidad
las calaveras de mis vestigios en la otredad  
Soy el embaucador de las cobras, el gran señor
No el cetrino rastrero que va y viene, porteador

Arriba las grandes cimas, conmigo los sherpas
Como te conozco desde tus pies planos, Sultán 
Todo parece lumínico de pobre elaboración
y pensar que eres la antigua civilización viva

Es que realmente tendemos a ti, engaño
Distraída forma de llevar la cotidianidad
Trasladada sin alambiques a la muerte
Tan risueña tan plana tanta verosimilitud

En los templos las grandes verdades  
tigres , cobras , víboras , son tan consistentes
El Ganges en papel maché discurre estático
Tu cine parece un helecho de plástico
Nunca me había dado cuenta del cuento exótico

Juan David Porras Santana  


  



16 nov. 2015

MÁS ALLÁ DEL UNIVERSO MARAVILLOSAMENTE NO SE ESTÁ ………



Un impala atraviesa la límpida sabana
detrás un arqueado guepardo ya lo paladea
En un zigzag escapa de sus hambrientas fauces
Acertar en la supervivencia es una flecha ancestral

Distinto acertar en la trascendencia, depura
Atraviesa el gran filtro que deja atrás sobrevivir
Somos los nautas de la única nave despierta
que sabe a dónde va, sin saber dónde está

Atmósfera no detengas mi consciencia
te rebasa  como el alazán que creo no da más
moléculas innecesarias  solo son arcilla y músculo
y yo estoy más allá del bien y del mal

¡Cuánto daño me has hecho moral pajiza!
Sé lo que quiero y no lo tomo, desperdicio
Hombre quimérico vagando en línea recta
Polvo cósmico llévatela, voy a dónde nunca llegarás

Juan David Porras Santana


14 nov. 2015

VIVE LA FRANCE






La masa crítica determina el fenómeno humano
El que capta cantidad astutamente la convertirá
El rebaño es tan predecible
La codicia un infante ávido
La ballena azul devora el cardumen de plata
Es tan natural que reconforta el balance del reino animal
Contranatural es aprovechar la ignorancia y la frustrachera*
Venganza de coyotes rencos, resentidos en lo que no tienen
Lo buscarán, perseguirán y alcanzarán con voluntad de hiena
Festín de una noche que invertebrada  se desvanecerá
como las mil y una noche .


La única revolución triunfadora la Francesa, sigue haciendo
Fue radical pero certera, libertad  e igualdad es democracia
Siempre me pareció infeliz  la llamada decadencia de Occidente
con sus desvaríos, es la Estrella Polar que sigue y seguirá Oriente
El hipnótico mensaje de los  visionarios y tergiversadores decadentes
comunistas , yihadistas , absolutistas , nacionalistas será devorado
por la serpiente que se muerde su propia cola,  su Novena Puerta

Juan David Porras Santana

*Frustrachera = frustración con arrechera

POESÍA, MI ESTANCIA



La poesía es una especie de regreso a casa.
Paul Celan 

Lo único que quería muerto
era volver a casa
Vivir para escribir,
es la más cómoda estancia
Alucinaba el horror
y me aferraba a los versos
Reconfortante saberme íntimo
de su inasible  orbe

Dialéctica profana de sí misma
con la que acampo
Afuera está a menos cero
aquí adentro la ardentía
Fulgores, sombras, faros,
costa abrupta, mar adentro
Sexagenario reencuentro
con mi héroe, yo de 11 años

Poesía que me esperaste tanto
y yo naufrago en mi ignorancia
Indolencia que por ser lo que es
nada hay que entender
Ella es real, no el alambicado
mal llamado mundo real
Floto sin ver viendo
la curvatura celestial
del globo terrestre

La marea indescifrable
empuja mi pesado cuerpo
Horizontal el verso más profundo
me desciende para probarme
que el apetito  es el secreto
de la mejor espada samurái
y la templanza el arte
del que  la empuña

Juan David Porras Santana







13 nov. 2015

DE VUELTA A LO HUMANO




Cada verso que hago tuyo
es transfundir tu sangre en mi sangre
Eclosiona un vástago
que siempre será retoño
porque con cada lectura, tributa el amor

Los escualos nos rodean
es la danza que  hace sangre al agua
nos apretamos tan fuerte
también de la mar somos
morir allí para ellos y nosotros es honor

Antagónicos luz y oscuridad
en nosotros se hacen humanamente iguales
A veces taciturnos otras festivos
desciframos los códices de morar
Esperamos con goce sus llegadas sin advertencias

Las resonancias del planeta
Son parte de una existencia que se manifiesta
Desde la selvas más densas
Desde las calles de Calcuta
Con ellas estamos y somos indivisiblemente humanos

Juan David Porras Santana


12 nov. 2015

MÁS ALLÁ DE MIS ISLAS, ESTÁS TÚ



Te paladeo cuando he traspasado tu núcleo
el cual no existe son ejercicios fallidos
que un día  inventé intentando desentrañarte
Primero fuiste mi amante ciega y certera
mutaste en la medida en que el amor te hizo presa
Es inexorable la mujer sólo puede ser amor puro

No lo entendí y me repetí en las boas esmeraldas
Artilugio que hacían realidad mis delirantes fantasías
Porque así eres mujer, principio sin final, el infinito
el que buscaba tozudamente en el cosmos inalcanzable
y dormía conmigo abrazado, entre la carne y lo etéreo

Se ha hecho larga mi extinción y cortas mis épocas
Soy el hombre que con añicos restauró su todo
Esfuerzo ímprobo . Regreso a mi archipiélago
Soy tantas islas que con todo intimo nada se escapa
todo lo metabolizo, te sé imposible y eso es sugerente
por ti soy el poeta con el caminas tomado de la mano
en una tarde dónde Dios extendió su sacro manto.

Juan David Porras Santana



11 nov. 2015

EL DELIRIO DE LA PAYA






Un arpegio se desgrana
de una morisca guitarra a la gitana
Oscuro se abre como la más roja
de las granadas de un patio andaluz
El toque de aquel maestro anónimo
para dar armonía al canto tan jondo
que desgarró las entrañas de la gitana
para que los palos al compás invoquen
al duende que aparecerá si no hay razón

No dejo de pensar en aquellas noches
dónde musulmanes , castellanos, romeros
gitanos y judíos hacían arder a Andalucía
como a Roma por placer lo hizo Nerón

Mi paya sé que estás tocada en el alma
tu sueño será un delirio por el cante jondo
No es una cuestión de sensibles alondras
de musicalidad  , de oído absoluto son:
las  aves profundas que vienen
del  plúmbeo caracol de un cantaor gitano
y de nadie más .

Juan David Porras Santana



10 nov. 2015

LA PERPLEJA VIDA DE UN PENDEJO



No llegaron los monzones,
la tierra es una grieta
hambrunas de las que hincan
el cuerpo al polvo
En sus inmensos ojos
se aferra la vida
que se esconde
de la sagaz  muerte
No se lo llevara
como infalible será con otros
La fotografía de National Geographic
hace del cruel dolor,
arte que nos sacude
y cuando abandono la torre ,
allí en el piso
un niño muere
de inanición y tuberculosis
no lo veo , lo sé,
cumplí con National Geographic

Indolente libo
en el bar del gallego Baldomero
Me aturde el football
y las idiotas risotadas
Un cortocircuito libera
cientos de cucarachas
emigrantes de la mugre
por las migas de Sancho

Don Quijote
transita las grandes avenidas
Nadie se percata
de la estatura de su alma
Ni que significaron las Españas,
somos caribes
El sol nos inundó de luz
y el negro puro ritmo

Cae el sol, alivio en Etiopía
fantasmagóricas figuras
Machacada la falda blanca ,
Eloina corre sudada
Rezó por una vez más
no ser descubierto

Juan David Porras Santana




9 nov. 2015

LA PODEROSA MANDÍBULA QUE SE CIERRA





La gala extendió su alfombra roja
mientras nuestra huella la borró la lluvia
Las lunetas de la cola del pavorreal
fueron inservibles para el amancebamiento

La existencia no transcurre si no la autorizas
Confundimos el fluir con la existencia
Todo en el universo es entropía
incluido nuestro planeta con toda su vida
Los únicos que los sabemos somos nosotros

La rutina de las grandes migraciones
son idénticas lo saben los cocodrilos
del río Mara que las esperan ávidamente
hace millones de años . ¿La predictibilidad?
No, la poderosa mandíbula ciega que se cierra

Juan David Porras Santana

8 nov. 2015

SELVA O MAR



                                      
Bambú, resonancia de oquedad en el reino vegetal
Abrazo una espléndida caoba vibra en mí su mensaje
He entrado en la ancestral memoria de las pacientes raíces

Soy hijo del cinturón ardiente del trópico que transpira
El primer cielo que vi era verde y sin sol, la luz licuada
El oído se abrió como una flor para escuchar a la savia

El follaje incestuoso confunde sus  variopintos orígenes
Simbiosis oscura que en algún momento florecerá
en la orquídea fantasma que despierta las ganas de poseer

De ti vengo y llevo tu esmeralda  que también  es mar
Porque mis selvas caen como cascadas en el Caribe
Y a veces no sé si el verde que me envuelve es selva o mar

Juan David Porras Santana   






7 nov. 2015

LA GRAN VETA





Floto en la latitud de los caballos
Inerme e inmóvil me consume la canícula
Aceite de ballenas parece esta agua lenta
Es que estoy en la justa mitad de la tierra
Perpendicular el sol sobre mi horizontal
no permite sombra, no otorga tregua

Es el desierto del mar, agua  espejo
que devuelve la radiación al gran arco
Todo aquí se calcina en inerte usina
Bochorno, sudo el páncreas que sangra
mientras intento izar una esperanzada vela

La soledad de estas latitudes se ve de pronto
asediada por los relinchos de caballos fantasmas
de aquellos que los antiguos navegantes
por las bordas echaron para aligerar la carga
y pintados permanecían en aquel océano de plasma

Vengo de vez en cuando a estas aguas quedas
Consigo en ellas que mis voces más íntimas emerjan
Imperturbables me conducen a un cardumen de versos
Mis redes repletas me demuestran que la soledad
                   Es  mi gran veta



Juan David Porras Santana


EL ESLABÓN PERDIDO




Conduce tu carro y tu arado 
sobre los huesos de los muertos.
Willliam Blake 

Para el asombro de mi mente,
están mis versos
ella es tan turbia y mórbida
que se pregunta de dónde vienen
Son los ecos del osario de un universo
que retumban inmemorablemente
en la dimensión  ignorada desde siempre

En vano trata de juntar sus arcanos
e inmancablemente circularás el misterio
si lo que dices es lo que piensas
estarás fuera del reino del estros y la poesía
Acércate aquel acorde de séptima que te quiebra
se parece tanto pero está más allá de la poesía

El turquesa de las islas abandonadas
no es poesía hasta que un poeta
en el  te sumerja con los ojos bien abiertos
y busque el eslabón perdido
dónde turquesa y el hueso hallado
son infinita y pura poesía

Juan David Porras Santana







6 nov. 2015

EL AMOR SERÁ NUESTRO INVENTO





Jazz termostato
del deseo ajustado al cerebrito
Pliegues del cuero
en tus entresijos me excitan
La noche nos asecha
con sus panteras indómitas
Siento cuando caminas
como lubricas
hasta hacerte
una amplia y accesible  ensenada

Fondear en ti
luego de superar la marejada
¡Ah placeres que recompensan,
al brío y las ganas!
La playa se dibuja
como un cuarto de luna
La mar la baña
a veces como sin ganas
otras la desgarra
dejándola en carne viva

Se inclinan los cocoteros
es el viento que ulula
La tormenta está tan cerca
que perdemos las amarras
El vórtice está en los besos
que la hacen que brame
Mar y viento son
una antigua casa
habitada por fantasmas

Amanece y toda esta en calma
El apogeo de nuestros cuerpos
se levantan con las aves
El pecho blanco de las gaviotas
es turquesa por la aguas
Pero tus ojos no tienen color
son espejos dónde me reflejo yo

Juan David Porras Santana









LA INDOLENCIA ME CIVILIZÓ




A Pajarita, un año después 
de recuperar Tulum y defenestrar
a Cortés de ese fragmento de la historia.   

Dialéctica, sangriento solipsismo
que inventó el enemigo de sí mismo
Octavio Paz. 
Del poema AUNQUE ES DE NOCHE  

Todos los caminos conducen a la muerte
En  como los recorremos está la diferencia
Mi indolencia me llevó a la hiperconciencia
El más atroz y complejo de estos caminos

Sagaz como el jaguar más hambriento
comenzó mi cacería, desgarraba y trituraba
mis fauces empapadas en sangre nunca cesaban
Indolente en el recodo de algún  río me saciaba

Ahíto pergeñaba la próxima desesperada orgía
Huía de lo íntimo creía que el salvajismo
redimiría mi cuerpo, mi alma, mi miedo
Compartir la culpa fue mi aporte civilizatorio

En un acecho me vi de frente a mí mismo
La repulsión me hizo presa de mi otro yo
Hoy sigo huyendo, siempre lo siento cerca
El instante del encuentro lo postergaré
porque todos los caminos conducen a la muerte

Juan David Porras Santana





5 nov. 2015

REVERÓN ILUMINADO



 Al más grande genio
 de la pintura venezolana: Armando Reverón

 
Albina la luz del Playón  cegó sus ojos
y lo dejó desnudo frente a la delirante realidad
A escasa  media legua de la costa la luz asoló
al gran Ávila y a toda manifestación corpórea

Lo extraño era que la trama de su enramada
persistía en sus geometrías  vertiginosamente aladas
la palmera solitaria de la costanera se contorneaba
todo lo demás fue poseído por un blanco aséptico

La compuerta del tragaluz de su Castillete
era la córnea repleta de un aquelarre de células nerviosas
El crepúsculo que nunca vio, llegó en sepia
para expresar que el poder de la nada no era opuesto al todo

La locura vibrante era inquieta como la del Anacobero
Con excrementos sus últimos trazos, miseria materia
Angelito despabilado,
grandeza en el alba de los iluminados

Juan David Porras Santana  

4 nov. 2015

EL MACHO CABRÍO


                                                        
El gran cachalote blanco traga un calamar gigante a 1.000 metros de profundidad. Nadie lo ha visto, simplemente lo sabemos. Calamares en su tinta genial plato, ambrosía de los mortales

Saltos dialecticos ¿es acaso una forma de alcanzar la euforia? Los que pertenecemos a esa casta despreciada de los maniacos depresivos  por el Dr. Lecter,  por ser la presentación más básica de las  neurosis.  Simplemente encendemos y apagamos el cerebro por falta de serotonina. Somos una película en blanco y negro y a veces en 4 D .

Angustia, vi morir una venado matacán de ansiedad en 15 minutos.  La bala que él sabía lo iba a matar nunca se disparó, presagiarla fue suficiente para matarlo.

Descender a pulmón libre 133 metros y transformarse en azul zafiro para no regresar. El exquisito sabor hondo de las langosta de profundidad del chef  Jean Luc  en playa el Yaque – Margarita .  Regurgitaron durante horas como los emperadores romanos, una pareja de franceses al probar el manjar de Jean Luc, para seguir y seguir comiendo los adictivos crustáceos. Jean Luc en la mañana mientras cortaba las olas en su tabla de windsurf, reía mientras  los recordaba.

Ulises el primo de Fernando se cogió una burra en los cerros de San Juan. La burra no sentía la diferencia con el burro,  porque Ulises tenía una verga del tamaño de una linterna Eveready de 8 pilas.  El sexo de la adolescencia rural, llega de manera brutal.


Moby Dick  odiaba el sabor de la carne humana

Por eso como nosotros comía calamares en su tinta

Mi cerebro sin serotonina nunca se apaga

Pienso que cobró vida propia y es independiente

no como yo que soy un zángano creador de teorías

Por eso mi cerebro vive angustiado pero no me muero

porque mi cuerpo permanece en animación suspendida

El azul profundo y las rojas langostas

son una razón para vivir y si tienes

que regurgitar es que no llegaste al culmen

No esperemos que muera la animalidad

Domemos al Macho cabrío con  brujas

del nuevo Halloween , están bien buenas  


Juan David Porras Santana


CUANDO EL AMOR DESEMBOCA EN EL MÁS AMPLIO DELTA






Con el placer con que el perro desentierra su hueso
entro en tus raíces más oscuras
escondidas en tus blancas carnes
Allí se hace tierra mi ideal de ti, mujer incendiaria

Los acantilados dejan caer en picadas las grandes aves
que se abalanzan sobre los cardúmenes
los engullen con placer de abundancia
Allí tu sopa en la medida  que la sorbo se hace más espesa

Para llegar a tu indómito corazón soy el esforzado salmón
que aguas arriba supero las barreras
para cumplir con la muerte y la procreación
Allí extenuada te entregas a la más barroca de las danzas

Lamento en el naciente, nos repetiremos hasta la muerte
Chapotean las colas estertóreas
Silban los vientos gélidos del norte
Amada llegar aquí desde la más vibrante vida es
desembocar en el más amplio delta

Juan David Porras Santana





3 nov. 2015

LA SANGRE QUE LATE EN TI


                                              

Un viaje intergaláctico nunca alcanzará el milagro de caminar la senda que separa la montaña y el mar para llegar a ti

La vida contenida en una bacteria es sobrenatural, El Big Bang y los 13,7 ± 0,2 miles de millones de años de existencia del universo, simple física.

Lograr ocupar todas tus neuronas fijas en mí, un instante, lo hace eterno. La Enciclopedia Británica, un buen intento de resumir la  pretenciosa historia de la humanidad

Este cuarteto
Quiero dormir el sueño de las manzanas,
alejarme del tumulto de los cementerios.
Quiero dormir el sueño de aquel niño
que quería cortarse el corazón en alta mar.  De la Gacela de la Muerte Oscura de Garcia Lorca es un presentimiento.  La computadora
 Tianhe-2  china, la más poderosa del mundo, es una herramienta.

Tú mi amada, el misterio que maravillosamente nunca develaré

Juan David Porras Santana


2 nov. 2015

LA GARGANTA LUPINA



Obscuro creía ser, no veía la luz desde mis adentros
Entramados huesos, maraña de entrañas, vanos ciegos
La vida desde afuera es tan naturalmente continua
El horror de caminar a tientas, discurrir a cantaros
en esta inextricable caverna de la vida introyecta

La gran humanidad, cuelga  como un helecho
la sostiene la ciencia más exacta y el espectáculo fútil
bajé del escenario ¡ Dios que avanzada la del espíritu!
Góngora lo gritaba con algoritmos  de verso y canto

Versos que encadenaban lo colosal de lo humano
Sí de ese que se devoraba sus entrañas para hacer poética
y con ella construir humanidad, no la transitoria civilización
es esta espesura en las alturas de dónde dimana el alma
tan pura , que sola no la puedes digerir
te intoxicas por sus prístina esencia  elemental

Los sentidos engañan, están diseñados para el mundo exterior
Escucho un si bemol menor, que viene de la floresta  
Coloso , si bemol menor es ideal para el constructo  de mi vida
en esa tonalidad discurro, me lo cuenta un nocturno de Chopin

Juan David Porras Santana