14 feb. 2015

LA FERTILIDAD DE LAS PALABRAS



Te sorprendería lo muy adentro
que estás amada mía
Como te sorprende y tal vez te asuste
que te llame amadaPero es que acaso mis actos de amor no poseen tu silencioEse, el más secreto, tan misteriosoque no te a través ni a pensarlo
Amada me enamoré
de lo que no es explicito,
de lo que nadie sabe
Sólo tú intuyes que te acoge
la sombra de un árbol de follaje distante
Pero tan real como el mismísimo
Sol de aguijones del que él te guarece
Te amo porque en tus pensamientos
como impacientes novios nos encontramos
Sé que estás hecha de carne y hueso
pero que tu esencia es un espíritu que vaga
en lo inmaterial haciendo realidad
los más extraños sueños,
como el mío que es tuyo
Nuestro , aun cuando no lo expongas
al mundo porque intimamos en otra dimensión
Que tácitamente nos hace invulnerable
de los otros y de nosotros mismos
Me basta como al ver a las estrellas en el cosmos,
sé distinguirte y nombrarte
Entra las infinitas formas de amar,
la nuestra tomó la senda
de la fertilidad de las palabras
Juan David Porras Santana