28 sept. 2014

TODOS LOS HOMBRES LAS PREFERIMOS TIGRESAS





Dios creó al gato
para que el que el hombre
pudiese acariciar a un tigre

Proverbio chino

Mujer eres gata o eres tigresa
depende de cómo acaricie  el hombre

Proverbio por mi comprobado 

Inmerso en el mullido sofá
Un gato sueña con sus siete vidas
Sumergida entre la V de sus piernas 
Una mujer vive la pasión inconfesable
Somos homínidos,
la mujer la más sofisticada felina

Ni las gatas, ni las tigresas
conocen de fidelidad
poco les importa
los hombres somos
un amasijo de confusiones
Las mujeres son el arma
más refinada del adulterio
porque como los gatos y las tigresas
saben lo que quieren
Nuestra torpeza comienza
con la eyaculación y termina en el bostezo
después de ese bostezo, la mujer
ya sabe  que cazar
es un hábito irrenunciable

Tonto el hombre
que crea tener el control
Como buena estratega
eso le hará creer su mujer
Como la gata juega
con su víctima con crueldad infinita
Luego da el zarpazo y engulle a placer

Pero nos encantan  las tigresas
Las gaticas las mandamos a dormir
Así de torcida es nuestra alma
Nos corrompe lo morboso del yo
Nos agiganta el machismo
Eso sí siempre  lameremos
del tazón de leche de nuestra gatica
Para que también se nos reconozca
socialmente como hombres de bien

Juan David Porras Santana









24 sept. 2014

EL ARDOR VIENE CON EL ALMA



A Gabrielle Miller

Me beberé tus algas,
los licores de tu más escondida, ardiente flor

Autor: Rafael Alberti (poema "Subes del mar...")

Nunca olvidaré tu esfuerzo,
me llenó de ternura
Pero no eras tú,
sino un melancólico disfraz de pantera
sobre la que los conejos y ardillas jugaban

Tenía tu opuesto en mi mente,
la inefable Mía
Era tan loba, tan fiera, tan lasciva
Apretó fuerte desde siempre, sabía lo que quería
Cada grado que ascendía la poseían sus fantasías

Los chicos en el colegio le temían
Se masturbaban horas pensando en ella
Pero frente a ella palidecían
Sus novias les parecían mojigatas sardinas
Mía salió con uno de ellos por bello
Y antes de poder sacarlo de la bragueta
Parecía una fumigadora espermátide

Mía creció y no conoció un orgasmo
Sólo los que se autoproducía
con sus escabrosas fantasías
Había venido al mundo con un único fin
y éste no se conciliaba  con el sexo yacente

Se decidió por el inframundo
Fue visitada por los íncubos
luego de invocar hasta el cansancio a Asmodeo
¡Ah cuanto placer la lujuria real, sin fantasías!
Carne a la carne que corrompes el alma
Y regeneras al cuerpo esculpiendo mis entrañas
Aquí me quedo hasta que solo rescoldos queden
de mis más aberradas y bajas pasiones

Juan David Porras Santana 










22 sept. 2014

CRIMEN PASIONAL





No desear nada es no vivir.
Paul Géraldy

Siempre he dudado de la inteligencia emocional
La considero una bastarda traslación de la lógica
a un mundo que se rige por sentimientos y valores
Durante mucho tiempo juzgué  a mi padre
por ser un amante compulsivo, voraz e insaciable
Estaba de por medio mi madre a quién él idolatró
a pesar de sus frecuentes lances

Hoy me miro al espejo y no salgo de mi asombro
Me he convertido en un saltimbanqui del amor
-siempre lo fui- pero lo ocultaba mi inconsciente
Debo reconocer que  no sé para dónde voy
Pero algo más grave no sé lo que siento

Ayer como un aguacero de verano
Conocí la diferencia entre la búsqueda y el deseo
¡Dios y ella me sorprendieron!
Olvidado en la sentina, reaparecieron
después de décadas de olvido
los síntomas de la atracción animal
mi corazón pasó de la casi inacción
a una paroxística revolución ,
latía como lo hace el  corazón de un colibrí
y exigía a mi sangre que fluyera
como un tren bala dentro de mi

El deseo había irrumpido sin permiso, sin control
Cuanto bienestar sintió mi cuerpo, mi alma
como un adolescente grité a los cuatro vientos
estoy vivo , mujer que en abstracto me conduces
a un mundo que creí extinto para mi

Ayer supe que desear es volver a respirar, transpirar
temblar y agonizar en el intento de amar
Fue una inspiración solitaria pero verdadera
No hubo eco, porque ella no era para mí
Pero a pesar de eso, ayer cometí un crimen pasional

Juan David Porras Santana







21 sept. 2014

EL RITORNELLO DEL AMOR Y DE LA MUERTE





El futuro vendrá de un largo dolor
y un largo silencio.
Cesare Pavese


Dios forzó a su destino
Cuando las cartas ya estaban echadas
Hizo de pronto que su día fuera noche
e incontables los insomnios de esas noches
Ella tomó un largo trago de silencio
como lo hacen las Carmelitas Descalzas

Al principio se apartó para soportarlo
Pero para ser hay que estar
hasta en esos  aciagos momentos
Allí se hizo de nuevo una superviviente
Dando tumbos quebró sus rodillas
Eran las caídas del cristo de sus remedios

Las luces del Alba le anunciaron
Que su amor la miraba
con los ojos muy abiertos
Supo entonces
que era hora de andar de nuevo
Su rostro expresaba
lo que sentía y lo que pensaba
Le costaría mucho la vida
es el precio por ser sinceros

A pesar de lo sufrido sus ojos miraban
hacia un horizonte ampliado
El único legado que su amor le había dejado
La multiplicación de él en ella
La había convertido en mujer confirmada

Su naturaleza se impuso
Dónde llegaba se arraigaba la alegría
Y aquella sonrisa generosa todo lo podía
Sí, Dios había jugado sus dados
Y ella supo entender  que no todo
es lo que parece, sino lo que determinamos

Juan David Porras Santana





20 sept. 2014

EL TONO SI MENOR LE DIO CONTENIDO AL VACÍO EXISTENCIAL





A Bibiana Montes de Oca
Rara avis  del romanticismo


Tienes con que vivir
y no sabes para qué
El cisne negro refleja
en el espejo de agua
al cisne blanco, al que detesta
y éste apasionadamente
y sin medida lo ama
¿Acaso puede existir una paradoja más romántica?

Las ciencias exactas
nos hacen creer que no hay misterios
Es una mitología al revés,
los poderes de los Dioses
tomaron conciencia y desplazaron
a éstos y a nosotros

El tornado tiene un vórtice que nos devora
El positivismo nos hizo los Dioses del ahora
Pero como los de la mitología griega
Miramos a lo humano románticamente
Queremos tener la falibilidad, las muñecas rotas
El delirio que hacía nocturnal

al espectro de Chopin
Que en la palabra luna
se escondan los amores secretos
Que demorar un orgasmo
para complacer a la amada
Se devolverá con un beso
que muerdes como un panal de miel

Se habla tanto del sentimiento muerto
Y recuerdo a Cristo Crucificado
muriendo y amando
Y siento que daría mi vida
por caminar de tu mano
por los Puentes de Madison

Siento aquella tarde
en una calle cualquiera
dónde se selló nuestro primer beso
y al  poco tiempo la caída 

despiadada de tu rechazo

Y hoy en este vacío existencial
amanecí optimista
lejos pero audible
escuche el Si menor de tu regreso

Juan David Porras Santana 
 


18 sept. 2014

EL ÁNFORA DEL TIEMPO



A mi amigo el pensador y escritor
Fernando Bermudez Cristobal

El tiempo es continente
la vida  el contenido
La infinita formas, números, posibilidades
en su ánfora quedan al libre albedrío

Todo depende de ti, contenido
El orden, las ganas,
la inteligencia y la vigilia
Serán los instrumentos
que aprovechen al todo
La diáspora, negligencia,
omisión y la estupidez
Dejarán al ánfora vacía
que regresará a la nada

La narrativa será sustantiva
si tienes algo que contar
La narrativa estará
plagada de “si yo hubiese”
Simplemente no viviste
y a alguien tienes que culpar

La vida es un asunto
de intensidad y decantación
Si en el fondo ves
mucho sedimento, grave
Si no los hay, eres un  Coloso
no dejaste quieto al cronómetro
eres un perseguidor
un cazador , un libre pensador
Por el contrario serás
el perseguido de la nada
¿Sabes por qué?
el único que  propone es el hombre
El universo y las circunstancias
son interminables consecuencias

Te déjaste arrastrar nunca fuiste causa
sino una molécula más
del torrente de barro inconducente
de las buenas o malas intenciones
que se pierde en el infinito azul

Juan David Porras Santana



17 sept. 2014

MURMULLO EN EL MATORRAL


 
Tibia ascendía por las costillas
El la sentía que ardía y humedecía
como si lastimara y curara a un mismo son

Echados sobre la hierba detuvieron
a la tierra por un breve
pero determinante momento
era necesario para recapitular
y volver a comenzar
Así funcionan nuestros primeros amores
Impávidos parecen caballos pastando
que de repente
como si desde el más allá  les espantaran
echan a correr por la pradera
con ímpetu y alma indómita
quién sabe a dónde , quién sabe para qué

La hierba se acomoda
a cada centímetro de la piel
y la piel de él a la de ella
hacen como el agua a la arcilla
se amalgaman y se prestan para esculpir
La mirada no existe no hay nada que objetivar
Contemplativos prolongan el sin sentido
de lo que los rodea, sólo existen ellos
Puros, inocentes, complacientes
Divagan como los leones del Serengueti

No importa quien vive, quien muere
No existe el mañana, solo el instante cierto
Tan cierto que no podrían morir
Son inmortales enamorados
Rodeados de un universo
Que no puede creer  lo que contempla
Como su infalibilidad se hace añicos
Con una caricia que solo busca complacer

Juan David Porras Santana







16 sept. 2014

CUANDO EL AZUL NOS TRAGA




                        
                                           A Mariana Sutuna

El espejo de agua me invita
Como una celestina a ir más allá
Una atracción que mi sangre fría
No puede rechazar
Lo hiendo y desciendo por su vertical
Ingrávido siento como crece el azul
Es tu densidad, mientras más profunda
Eres más viscosa, más tú

Mi sangre helada ahora bulle
Con mil tentáculos te pertenezco
Me tragas con tal voracidad
Que entro y salgo de tus fauces
Que me engullen  y regurgitan a placer

Rebaso mi cota permitida
Fisiología que sólo tú sabes quebrantar  
El abismo  ahora es azul espectral
Formas abisales nos reciben en tu cubil
Dónde engendras tu única verdad

Depredadora me consumirás
En un éxtasis tan ancestral
Que me recordará que siendo tu victima
Dejaré de ser esa ostra que en el muelle
Se entrega pasivamente  a vegetar

Juan David Porras Santana



15 sept. 2014

TENER MIEDO A DECIR, TE AMO



Mi pesado corazón cada día late más rápido
¿Sabes por qué? Está agonizando y excitado
Jugué con mi tiempo como si fuese el océano
y apenas era una charca
dónde me atasqué tantas veces

Nací soñador y como el albatros volé alto
Ahora que aterrizó 58 años después
Entiendo que ver de cerca es nacer otra vez
Demasiado tarde,
corro, todo lo quiero alcanzar
Me equivoqué,
la vida no está en la estratosfera
Está en el suelo negro, los árboles frondosos
La sonrisa de los niños
y las redondas  nalgas de una mujer

En los avatares de la cotidianidad
en los superlativos de la humanidad
también en lo cruel , lo abyecto , lo atroz
que me hace ser mejor hombre y comprender
que sin el mal no existe el bien ,
sin el pecado no hay virtud

Hoy siento la tibieza del beso inocente
y del beso de una mujer madura, su poder
Soy un perseguidor, un idolatra
¿Cómo no lo voy a hacer?
Si como  Benjamin Buttom ,
mi reloj corre al revés
pero la diferencia es que mis apetitos
no tienen carne ni huesos , articulaciones
sólo anhelos , deseos , apetencias a destiempo
ya no puedo ser un último modelo
sino un catanare de 1956

Mi densidad que quiero vender
como la valiosa experiencia que no es
Me hace torpe, deslucido, fuera de lugar
No me rindo, quiero ser el concertista que no fui
El poeta que le canta a los amores prohibidos
El arrojado galán que toda las mañanas
deja una rosa y un verso sobre tu almohada

El amante que quiere sentir los gemidos
de la mujer que bien cogida pide más
y cuando la monto en cuatro
siento sus nalgas como amortiguan
la embestida de un falo tan erecto
como si fuese a taladrar el Uluru
por eso pene parado no cree en Dios

Pero ahora mi ninfa harás esto posible
Y mis lágrimas parecen  por fin sinceras
No de alegría, tristeza  porque el  te amo
que logras de mi  es un hueco, es vacío
Perdí allá en las alturas la humildad
que tú esperas de este viejo
perseguidor , perseguido
por su miserable vanidad

Juan David Porras Santana




14 sept. 2014

CUANDO EL RELÁMPAGO NOS TATÚA



Esa noche entrará
dislocando la rosa de los vientos
Mi norte será su ceño , el sur
se escurrirá para que lo debele
mi boca que paciente quiere
escuchar el jadeo desde los belfos
y el lejano aullido de los perros

Llueve aguaceros de Aracataca
venidos por la costa
contra los vientos
que rolan sudorosos
entre nuestros cuerpos
Somos un pantanal
de secreciones confusas
a veces ella soy yo
y otras mi yo se esconde
sabe que no es su hora,
son cosas del verdadero imperio
Allí dónde todo es sangre y fuego
las salamandras salen
y todo lo vivo se mimetiza con el miedo
A punta de instinto
y bajas pasiones somos uno
No hay disfraces,
ni posturas todo es la noche cruda

Un relámpago azul
devora la azul esfera del planeta
Nos desnuda y radiografía a los huesos
que fundidos con las entrañas parecen
Una fantasmagórica
función del Paraíso Perdido

Los perro ladran lejos
los gatos maúllan cerca
Se siente el sonido lúbrico e inconfundible
Yesca para los amantes,
combustión e implosión
Que hace agógico
el ritmo acoplado del coito
Peros los números de la naturaleza
son infalibles
Y aquella aparente agonía
vuelve al repiqué de sus tambores:
¡Quitiplás  quitiplás  ah que bueno se está!

Juan David Porras Santana



 
 


9 sept. 2014

DETRÁS DE LA CORTINA DE AGUA




                         
                                                 Austero homenaje a Placeres al 100%

 Bengala cuerno de la abundancia

 Racimo de las mil fragancia
                        
 Pareces lo que eres y eres lo que no pareces
                      
Por eso soy tuyo ámbar, vegetal, mineral
                      
Gran cachalote que desciendes  a los abismos  
                       
Tanto universo contenido en una piedra
                       
Que como tú engañas para dar más
                       
Nunca darás menos porque está en tus entrañas

                       
Se multiplican los saltos cuánticos de la eucaristía
                       
Para hacer de ti sangre de todas las sangres
                       
Cuerpo y alma  real y sustancial
                      
A gritos en silencio lo pedía como Santo Tomás
                      
Ver y palpar  al botón cerrado de tu rosa
                      
Que se abrió como ávidas capas de seda
                      
Dejando al descubierto  el rojo terciopelo
                         
y la dicha de abrevar en él, tu  leve rocío

                            Juan David Porras Santana

                      

YA ESTOY ADENTRO



                                A mi ex Charlize Theron


Dios no la abandones
Me pertenece y los dos a ti
Dios dale fuerzas
Ya no tengo y ella no quiere vivir

Dios me adentro en sus cavernas
Son lo que imaginé
Borbotones de lodo y un gran corazón
¿Puedes ver la sangre espesa y la arcilla gris?

Ella siempre creyó en ti, mira el crucifijo
Entre sus perfectos senos
parece que el que sufre eres tú

Un rastro de miel conduce a su panal
Los zánganos gozan a rabiar
Madrileña quiere tu secreto, ¡dáselo ya!
Vida sencilla tal como son sus pies
Gitana muéstrale como se echan las cartas
Está harta de saber lo que pasa y vendrá

Plúmbeas palomas la ciegan
Un banco de atunes rojos devora su pubis
He llegado tan adentro Charlize
que ya no hay marcha atrás
Rubia inteligente déjame descansar en paz

   Juan David Porras Santana
Tu dulce anfitrión, cálida mujer
 


8 sept. 2014

ENTRO EN TI






                                     

Hondura siempre presente
Minúscula isla  en los mares del sur
Voy hacia ti sin saber si arribaré
No imaginas la angustia, mar azul
mar azul, recontra azul como un zafiro
La esmeralda de tu cercanía no la atisbo

Llegan los primeros pájaros, tus mensajeros
Nuez moscada, canela, clavo, laurel
Marcan la ruta, allí esperas especia
La de mi olor tan personal como tu transpiración
De pronto aguamarina, celeste, índigo
Transmutan a verde botella, esmeralda,  fronda
Arena mestiza salta a blanca, rosada
Tus pies dejan la huella del arco perfecto
Tu cintura se me hace tan angosta
Tus labios son agua de rosas
Tus dientes se entierran en mis mucosas
Tu lengua instalada en mi tráquea goza 
Nada como la distancia para cambiar las cosas
Nada como la ausencia para hacer de tu presencia
Inagotable manantial de dónde  te haces eterna

Juan David Porras Santana







7 sept. 2014

SUSURRO EN EL TÁLAMO



                                       A Sandra Piñate
                                  Condesa de Agüide y su mar

El caribe inquieto pintó de verde sus ojos
Mientras su contemplación se hizo sueño
Las medusas rosadas asombraban a la playa
Y desde el minarete se proyectaban las palomas

Esa estampa era surreal
en aquel pueblo escondido
Mientras fogosa hacía el amor
se dispararon los sentidos
El subconsciente
quiso regalarle su tesoro
El que ella desde niña
como en una alcancía día a día
preservaba de las aves de rapiña
que sabía la acecharían

Allá, arriba se sentía que poseída por el mar
reinaría el resto de esos días que presagiaba
Como si  fuese una pitonisa que descubría
Que entre la realidad y el sueño
media el clavado mortífero del alcatraz
que en zambullida atrapa al pez esquivo
como ella supo cautivar aquel ignoto lugar

        Juan David Porras Santana
  Dulce anfitrión de tus cálida noches  


 


6 sept. 2014

DIAMANTINA





Tenacidad
aun cuando todo lo sabes perdido
Demasiado amor propio
o apropiarte de lo indebido
Creo que al final es lo mismo
El medio justifica al fin
Porque solo respiramos
a conciencia cuando buscamos

Largo letargo de la anaconda
que paladea al deleitoso venado
El trópico amiga mía
nos hizo así, bandoleros y oportunistas
Cuanta ignorancia
la de las culturas del norte
Que desconocen la malaria,
la promiscuidad y el azote del Dios Sol

Diamantina en tu alma
aprendiste a esperar, a acechar, a fulminar
Siempre hay una víctima
que da gracias a Dios por su destino
Ser engullido
por una fuerza y astucia que la supera
Y allá en el norte
sienten por la víctima pena
Comprendamos están hechos
por las nieves y las cuatro estaciones
Nosotros por el cinturón ancho
de la tierra que aun así  nos aprieta

Tus armas las conozco
porque me hicieron el dueño de la noche
Y con ella soy en estas latitudes invencible
Porque taciturno y sagaz
mi barra es mi trinchera
Nada enseña tanto
como contemplar sin perder el asombro

Como la anaconda despierto de mi letargo
Es hora de acechar y fulminar
Para que mi poesía
no se  la trague el incendiario crepúsculo

       Juan David Porras Santana
  Dulce anfitrión de tus cálidas noches





5 sept. 2014

INMEMORIAL FULGOR







Inmemorial fulgor entro
desde el balanceo de tus caderas
allí me esperas ávida laguna negra
tus fluidos desde el estrecho ojo de agua
se descuelgan aguas abajo hasta su delta
Generosa explanación
que da rienda suelta
para que libres cabalguen  los indómitos
alazanes de tus deseos

Mujer te hice no desde mis costillas
Sino dándote el poder
de que seas capricho
Que te sientas tan perra
como yo tu perro
Dentelladas entre madreselvas
Oleadas desde las marismas
Salvajes noches sin luna
Oscuridad entre tu carne y la mía
Cabriolas en la siesta de los faunos
Cacería de brujas
persecución de sus propios temores

No me reconocía en el espejo
Pero sabía que era yo en ti
Consustanciación de habilidades adquiridas
Éramos uno  y muchos  como los ángeles caídos
Harapos de una orgía que nos mordía
La noche se devoraba al resplandeciente día
En un arrebatado fandango rodeamos al fuego
Al cual siempre le perteneceríamos

Juan David Porras Santana





4 sept. 2014

EL IMPERIO DEL CONTUBERNIO




Salen de caza dos perros de raza
Han olido sus vestes, narices de agua
Como esporas feromonas suspenden
al sexo como una niebla en el bosque
Es excitante dicen ellas, la persecución ciega
Palpitan los corazones de las fieras
Ya en la boca, ellas muestran rojas las lenguas

Los genitales son dragones de Komodo
Que se embisten con sus mandíbulas de baba
Los prolegómenos son juegos arcaicos
Agresivos , lascivos , indispensables

Habrá lo que sepamos invocar
Desaparecerán las horas aciagas
Sustituidas por largas  miradas
Que parecen de rabia, por el contrario
Se aman, sus pieles son cueros
Que se pegan en el alma

La sangre todo lo ocupa
Se sienten ahogados
Aun así, el aprieta el cuello de su gata
Ella gime pidiendo con el estertor
más placer, mátame  perro de raza
Demuestra que no es un juego
de pajizos sino el mastín
que con su mirada me arrastrará
al reino de su oscuro y depravado amo

Juan David Porras Santana





3 sept. 2014

MAGARI – TAL VEZ -




Magari , pueda encontrar en ti
Lo que se supone es el animal más  escurridizo
Magari , siempre lo has sido
Y por escapista nunca te he sorprendido

La noche es una red
que atrapa lo que no se ve
El día es la jornada de la fuga
y los espejismos rosados de la salina
que quiebran las carnes más ásperas
El viejo Nemesio  se sienta a ver
señales en la mar
que sólo él puede entender

Para el todo es tan elemental como la sal
Que abre surcos, consume los excesos
Lo pega al hueso y lo convierte en el río azul
Que le permite sin esfuerzo ir mar adentro
Dónde plateado salta del agua el pez vela
Con el que soñó todas las maniobras
Por eso antes de las seis
yace moribundo sobre la popa

Tú no eres así, compleja como  las abejas
Jerarquizas las tentativas del amor
Me haces brillar  como una supernova
Porque simplemente en tu corazón muero
Pero mi cadáver lo embalsamas
Porque en algún momento fatuo,
lo resucitarás
Con fines inconfesables me usarás
Rendido a tus pies una vez más cederé
Porque el primer amor  es la cornamusa
Dónde amarras el velero que en las tardes
Se lo traga el más incandescente  atardecer

Juan David Porras Santana



2 sept. 2014

LA VASTEDAD Y RECONCENTRACIÓN DE LA NADA





Antes del tiempo y el espacio, la nada
Entre la nada y el todo, la continencia
Sin contenido pero con continente
La nada estalló de aburrimiento

Un continente no se soporta
Y su provocación  está en la gravedad
Madre del universo y los multiversos
La mecha larga que encendió la luz
Lo demás es masa, materia oscura
Y  Matrix que creó la primera regla
Trascenderás

Busca en los códigos
no en esa basura de Hollywood
que desvirtúan al gran Da Vinci
Sino en la criptografía del primer ermitaño
En los códigos de Hammurabi
Te ruego, incauto
No lo hagas en la dimensión desconocida
Explora el sexto sentido de tu mujer

La intuición
esa flecha directa al conocimiento
A la verdad tan elemental
como la sempiterna miel
Todo lo que está fuera de ti
es repetitivo e igual
Sólo tú,
centro de la nada y el todo eres diferenciable
Descubriste que tu espíritu, no vaga
Se reconcentra y enrosca en ti, acechante
Claro, si eres tú que agazapado
Estás cazando al yo para inocularle
El veneno verde de tu poderosa conciencia
para el cual no hay antídoto azul

Juan David Porras Santana





LA NADA Y EL AMOR





La nada es el escultor que con  arcilla metafísica esculpió a Dios
Dios en un ataque de ira contra su creador explotó de allí  el todo
Que como la resaca regresa a la nada, mientras tú y yo
En un beso  le damos la dimensión con que Dios soñó: el amor

Juan David Porras Santana


1 sept. 2014

OBCECACIÓN







Si buscas resultados distintos,
no hagas siempre lo mismo.
Albert Einstein

Matemáticas acuden a ti,
los temerosos
Buscando la comprobación
Sea física, mental, sentimental o espiritual
Nos gusta tanto como el papel sellado
Y los infinitos protocolos
que finalizan lacrados
Cuanta tranquilidad
con tales documentos en manos

Siempre habrá un certificador
de nuestras acciones
Sino son meras
especulaciones inconducentes
O las abrimos a Dios
nuestro Padre, que  metafísico está
Y nos resignamos,
porque más allá de allí
Nuestra mente no comprenderá,
son asuntos del Santísimo

Hoy comprendí que como un heroinómano
Repetía el círculo del vicio  con tanta maestría
Que dopado me complacía de lo que escribía
Cuánta incuria cometida contra mis lectores
Como un prestidigitador  de cartón piedra
Me repetí a la enésima, los hipnoticé
Hasta que de la chistera saltó
En vez del conejo blanco una cobra letal
Para acabar con la farsa
Y hacer del truco una deleznable realidad

Yacía mi frío cadáver  y lo observé
Era tan mediocre que sentí lastima de él
No manaba sangre sobre el viejo granito
Me corté y sangré  a borbotones, dolió
Supe que por allí habría que resucitar
Lorca me lo había dicho tantas veces:
Para hacer una gran caverna
Es más bello el instinto de la gota de agua
que la mano del gigante.

Juan David Porras Santana