31 jul. 2013

ÍCARO SOBREVUELA DESDE EL NORTE A VENEZUELA


 
                                                                    
Un país con un mar que supera un tercio de su superficie terrestre, son dos mundos
Entonces por qué, no somos también Caribe, porque nuestra mente se hizo esquizofrénica
La dimensión del venezolano es telúrica, pocos saben que son caribes por pertenencia
Nuestros Conquistadores, veteranos navegantes  explotaron sólo los bajos y ciriales

 La codicia de la perla, de la orchila , del guano , la verdadera grandeza permanece intocada
Sus horizontes, sus fosas, sus placeres, los frutos del mar, los minerales, su vastedad
Ícaro , volaba al ras de las fragatas ,no podía guardar en la memoria la mutación Caribe

De pronto asombrado se detuvo frente a la Guaira, grandes peces vela, marlines, Dorados
Caminaban como cristo sobre las aguas, es una bendición ¿por qué tanta tristeza y hambre?
Si, los indios Taímas iban en sus precarias canoa hasta los Roques por  tortugas y langostas
Subiendo y bajando una montaña de 2500 metros, sin otear las islas, llevados por el viento

Nuestra gente se amontona en playas - chiqueros cuando a 20Km está la costa esmeralda
Transparentes aguas, tibias como un ocaso , oxigenadas  como los pulmones de un apneísta
 Nuestros Caribes decían: “¡Ana karina rote, aunicon paparoto mantoro itoto manto!”*
                Hoy ya no nos importa, porque  ni siquiera en nuestra memoria existe



Juan David Porras Santana
“¡Solo nosotros somos gente, aquí no hay cobardes ni nadie se rinde y esta tierra es nuestra!”.

TERRA INCÓGNITA





Soy un privilegiado, he visto una anaconda comerse un caimán
He visto descansando un jaguar sobre el capó de mi vehículo
Encontré un diamante sin buscarlo en las márgenes  del Urucún
Descubrí  un mero guasa de 300 kilos, 300años  en una cueva, lo toqué

No soy explorador, soy poeta pero así es mi tierra, otra dimensión
Lo atroz también tiene en esta tierra de Dios, sus abismos sin final
Coexisten el bien y el mal, la lacerante pobreza y la obscena riqueza

Una chica  lleva en su vientre hinchado, cocaína en vez de un bebé
Los niños son necesarios pa´amarrá a un man , y diez más
Esos niños son buenos pa´ trabajá y saben llevá un hierro , pa matá
No me pagues un coño,  no voy a chanbeaa, guevón , ponme donde hay

Un rico puede ser tan maldito de quebrar a su empresa, volarse a Miami
Dejando doscientas familias sin prestaciones,con ella pagó el Lamborghini
Ayer un  pescador me mostró que la vida aquí sigue siendo  bella
Me invitó  a un sitio secreto de altamar, donde la brisa sopla con orgullo,

                Hermano aqui sigue siendo nuestra amada Venezuela

Juan David Porras Santana


30 jul. 2013

LA COSTA VENEZOLANA REINA EN EL CARIBE


Leyenda de los bravos caníbales que desde el gran Orinoco devoraron los caminos
Asombro de ayer como de hoy, tanto que puedes ponerle nombre a sus ajenas playas
La luz de Reverón  cegó a  Colón y sólo  la costa vio frente a sus ojos,
Cuando colisionó con  el  Waraira Repano  una montaña tan alta  como sus sueños

Los navegantes no comprendían por qué el mar era dulce, los engullía el Orinoco
Tierra de Gracia, todo se confundía,  el mar con la montaña se penetraban mutuamente
El horizonte azul  con trazos blancos, eran inmensas playas, sus palmeras invitaban

Todo era tan similar en el viejo continente que aquí se multiplicaban por mil, las aves
Las plantas eran inextricable cópulas de infinitos descendientes, todo era iridiscente
A pesar de tanto, sólo querían oro y especies,  sigue ocurriendo condenándonos siempre
El que lo tiene todo nada tiene, el que nada tiene todo tendrá, no lo hipnotiza el maná

Ayer vi morir a un niño por falta de proteínas mientras en la playa las sardinas se podrían
La Reina del Caribe no detiene la multiplicación de los  peces, le damos la espalda
Seguros de que al sur, en lo profundo, nos espera como otrora un Dorado  a nuestra merced

Juan David Porras Santana

29 jul. 2013

CUBAGUA, LA PERENNE PERLA DE LA MAR



         A Margarita, la isla más excelsa de la tierra

         Siento la proximidad de Cubagua por sus bajos y placeres perleros
         Navego contra las olas incesantes por los constantes Alisios del este 
         La luz traga todo los objetos al punto que se confunde la proa con las crestas
        Diviso  los  panes de azúcar de Macanao  que en claro oscuro, apagan y encienden

         Fondeo con el ocaso que se torna en una orgía de   dragones desesperados 
         Amaina el viento, el mar parece aceite  y la noche se hace presente, inocente
         Sin luna, el cielo es un cuenco boca abajo de luciérnagas y la mar fluorescente

         Me despiertan la algarabía de gaviotas, tijeretas, que estaban en mí, antes de oírlas
         Así se siente en el mar, todo aparece primero por la intuición, luego su consagración
         A veinte brazadas hay una fuente de pargos incandescentes, infinitos rojos gustosos
         La popa es el comedor del horizonte, allí sobre la mesa el limón cuece el pescado

         Estoy  tan solo que extraño la voz de mando de mi yo, es que ahora soy, no estoy
         La ciudad de Nueva Cádiz, está dispersa bajo la obra viva del barco, tantos muertos
         Por la codicia de unas perlas que hoy se cultivan y perdieron la infinitud de la mar

                           Juan David Porras Santana
        
         

 

28 jul. 2013

HENDIR EL ESPEJO DE AGUA DE LA MAR TROPICAL


                          
 Mucho de lo que la mar no dice se escucha en el grito de la gaviota
                         El    Añalejo

Has sentido la irresistible atracción del abismo,
La mar te seduce y te espera con sus cálidos brazos
Solo en el trópico, como sus mulatas de fuego y terciopelo

¡Chico, Juan David quiere capturar langosta en la Mucurera!
Irineo , Matilde  lleven vitualla , hoy comen en La Garza Prisionera
Aquí los espero,  la mar está fresca me traen un corocoro boca colaráaa

Seguro viejo, el agua está clara y el viento sopla nordeste
La Garza Prisionera sale de las aguas de Robledal hacia altamar
Toda la paleta de azules se agotó entre mis pupilas y la luz
Y los otros nunca las volví a ver, la mar cambió y yo también

Diez brazadas, veinte, al fin las múcuras, vaivenes de abanico de venus
Lo fresco abarca todo lo benigno de la circunstancia. Es  prístino
Mis pulmones están sin aire, veo el rojo excitante en el fondo de la oquedad

Asciendo, tomo la bocanada de aire, abajo me esperan los rubíes de la mar
Me quema el coral de fuego, quiero tomar todas por las antenas, codicia
Mi piel tiene una relación tántrica con las esponjas, igual no me siento

Ingravidez, temperatura del abrazo de una amada, provoca no ascender
Alegría en el barco todos los colores y formas sobre cubierta, epilépticamente 
Rojo, plateado, ojos saltones, rayados, misiles, la diversidad en tropel

Ya en la enramada sobre la leña, Nemesio calienta en el viejo caldero
Agua, sal, ají, toma el corocoro boca coloráaa , lo escala y todo se hace esencia
Estamos encubriendo el sabor como hacemos con el amor, todo es cuestión de pureza.

Juan David Porras Santana

NEMESIO, EL MAR HECHO POESÍA




                      

           
                                                                A Nemesio Marcano 
Cruda el alba entre remansos, frente a desvíos deserta
Y el diablo que en huida, raya al sendero, mira al boyero
 Lo increpa: cuece , cuece , cuece salmuera al lucero
 Irineo, Chico, Matilde, apuren hay una ribazón, son bonitos
 Dónde apá , allá , en la lontananza , en el bajo de las lavanderas
 Verdad que están ciegos los muchachos, es esa guarandinga del televisor
En las tardes con la fresca, tantas veces conversé con él
Nemesio nunca miraba el horizonte, sus ojos se tragaban todo el mar
Podía distinguir los trazos en el agua del bagre qüinche, del jurel
Como diferenciaba  la fresca, del temporal, y el pescado  con zigüatera  

 En las tardes con la fresca, tantas veces conversé con él
Elemental, hecho de sal, Nemesio era la poesía humanizada de la mar
Que navegaba en la Garza Prisionera y en los sueños del ocaso 
Cuanto amaba a ese viejo, que me enseño de la mar con  monosílabos
 En las tardes con la fresca, tantas veces conversé con él

 Ya en la enramada extraviando sus pupilas
  Entre una mancha de peces y el súbito disparo del amanecer,
  Sacia 
  Me esperaba, le conté que vi al diablo correr, gritando
  Me miró  y haciendo un gesto de desprecio, ujummm
  Me señaló hacia un punto en la mar que nunca vi
  Ayyy, mira como está entrando la sardina
  Irineo, Chico, Matilde  aligeren el tren.
 
  Juan David Porras Santana          
           
        
           
            


27 jul. 2013

EL BOSQUE IMPENETRABLE DE LOS ACTOS CONSUMADOS




       
            
Ayer quebré una ilusión, una alondra más nunca cantará
Ayer  vi como los pies de cristo volvían a sangrar
Todo porque quise tentar al peligroso mundo de lo vulgar
 

No creo en el pecado capital pero si en los actos contra la humanidad
Siendo un niño entendí la dura frase: la procesión se lleva por dentro

 Ayer quebré la frágil rama del robusto árbol que se llama confianza
 Ayer volví como en mi niñez  a clavarle una aguja al corazón de Jesús
 Todo porque quise dar el  mínimo paso que separa al abismo de  la obscenidad
 

 Soy un bien nacido queriendo jugar a  mal nacido, no tengo el cuero
 Solía de adolescente creer que había visto a Dios en las corvas de las mujeres
 

 Ayer quebré la dureza que como una nuez separaba la pulpa y la piel
 Ayer insistí en volver a sentir la crueldad con que de una pedrada maté un azulejo
  Para no sentirme tan viejo, tan desvencijado, tan torpe, tan ignorado.
 

 Siento que pesa el capirote en mi lento caminar en las procesiones del Nazareno
 Era un joven arrojado,solo cubría inmensas extensiones de  mar, sin ansiar tierra.

 Ayer quebré en mil cristales la credulidad, trato desesperadamente de unir los pedazos
 Como un niño desesperado, sé que es  ímprobo, irreparablemente un acto consumado


        Juan David Porras Santana

26 jul. 2013

UNA MUJER PARA MIRAR DE ADENTRO HACIA MÁS ADENTRO



                               Para Susana Volpe

Vinieron al mundo primero sus ojos
Todavía hoy se discute si son café, moka, almendra
Todos de acuerdo,  en su mirada sencilla,  amable y confiada
Susana es una grande, en el país de las grandes realidades
Puede ser leve como un pétalo  o intensa como una pantera
Descifró desde niña que la vida era alegre, que los tristes estaban solos
Por eso  todos la quieren tanto, porque a todos trata de manera singular
Un colibrí late a su lado y se detiene asombrado para verla caminar
La descubrí en el país donde está todo por  descubrir
Y las mujeres nos asombran por su manera de ser mujer
Por eso seguro estoy que de Brasil, vino a este  mundo
Donde todos queremos vernos reflejados en su sonrisa y ojos color,
Café, moka, almendra, y  donde palpita un corazón color saudade.

                                            Juan David Porras Santana

                                                                        

25 jul. 2013

LOS HUESOS DEL NAUFRAGIO




Somos un hombre y una mujer, que deseando crear una vida que sea más que la suma de sus partes
Insistimos  que tú parte vale más y la mía también, seríamos incapaces de reconocerlo, nos amamos
Es  tal tu egolatría amor mío que no te das cuenta, a todo lo que renunció, por ti, pensaron los dos
En la playa la colosal osamenta blanca de la ballena azul, había quedado varada como tú y yo


Los amantes se dieron la espalda, ambos pensaban con dolor, que se había ido el amor
Dormidos soñaron, ella con otro hombre, el con otra mujer, alba húmeda  con la marca de Caín
Ya no se pertenecían, ella pensaba que pensaría él, el hombre pensaba como sería otra mujer
En la playa la colosal osamenta blanca de la ballena azul, había quedado varada como tú y yo


Agonía, culpa, angustia todo en una letanía que de tantas veces repetida, cayeron en su trampa
Reforzar que el culpable era ella, era él, que alivio el par de mártires podía expiar sus pecados
Asombrosa comprensión  la de los terceros, lo habían vivido he indemnes habían sobrevivido
En la playa la colosal osamenta blanca de la ballena azul, había quedado varada como tú y yo


Repitiéndose en otros brazos, habían descubierto nuevas artes amatorias, la novedad sin fin
Cuánto tiempo perdido, la vejez inclemente jamás lo perdonaría, un costo había que pagar
Me dejaron, ¿te dejaron?  A mí también, estamos condenados a la soledad, amor mío, ¿qué será?
En la playa la colosal osamenta blanca de la ballena azul, había quedado varada, ellos ya no están.


                                         Juan David Porras Santana

SEXTO SENTIDO, LA MUJER






                                  
" ¿Sabe porque la gente tiene miedo de estar sola?, yo sí."

         Envuelta entre sus sábanas veía la imagen del adulterio
         Cada color lo había tomado de cada uno de sus despojos
        Cada mentira ya la conocía era predecible, como la noche y el día
         El mapa de la ignominia estaba representado a escala natural

        Cuando vio sus ojos de recién nacido
        Sabía que había nacido para el mal
       Nunca lo dirá, solamente se resignará

       Todo le había sido dado de un universo extrasensorial
        Se alimentaba del misterio, y con el empalmaba la infinitud
        Era lo opuesto a la precisión con que ellos supieron del Big Bang
        Ella no sabía nada, lo presentía todo, era profeta y profecía en un ser

        Con él, la suerte está echada, para mal o para bien
        Con ella  el desenlace se había escrito antes de nacer
        Por eso hizo con manzano, lo que ella quiso de él.

                                Juan David Porras Santana