20 ago. 2015

TOXOIDE CASI ANODINO







Me siento colgante
como la baba de un lagarto de Cómodo
Infiltrado por poderosas endorfinas
te deseo tuétano
Es la vía natural
para la propagación de la vida ¡Oh bacterias!
Y yo soy el único acero toxoide
que interesara tu vientre

Tétano de aquellas
mis melancólicas arrecheras
Oxido que echa raíces
en la carne viva para que muera
Mientras las violetas
susurran a los ranas, quimeras
Canta la rana , canta su canción ,
canción que se lleva el viento
como yo me llevo tu amor ,
cuara, cua, cua, cuara cua cua

Se incorpora lento y flemático
el gran tigre mariposo .
Cumplirá con su rutina
de  hace millones de años
desgarrando triturando , descuartizando ,
exquisitos tendones
cuartos traseros engullidos
con erotismo de intensas penetraciones

Apiladas las conchas de los ostrales,
de nácar, sol y tantas moscas
Amada no me desconozca
ahora que eliminé al impostor, al fin
Estás conmigo, no deliro, no fantaseo
quiero morder tus apetitosas nalgas
que no sea barata literatura,
si no tus curvas en mis dientes ¡ Criatura!

Juan David Porras Santana

19 ago. 2015

JAURÍA DE LOBOS






El hombre es el lobo del hombre
Plauto

Acequias acarrean
los últimos rastros de mi estirpe
que se confunde con los detritus
de todas las civilizaciones
hasta hacer un amplio delta
Allí se sedimentará y consolidará
el miasma humano

Bogué el Nilo azul
hasta el bosquecillo dónde burbujea
la vida y se despeña
aguas abajo con todo el caudal
que como tributos ordenados
cobra la más densa naturaleza
Que leyenda se tejió en Nubia
y sus  eternos escarabajos
nostalgia ancestrales
que vivieron en el jesuita  Jerónimo Lobo  

Misioneros ávidos, inteligentes
y sagaces para las esencias
Siempre callaron lo que está adelante
de la ciencia y no es Dios
Saben que él llegó tarde,
ya todo estaba en los petroglifos
Con astronómica precisión
y con la nostalgia que le era ajena
Es la gran historia que heredarán
los hijos de nuestros hijos

Lo supimos tarde,
habíamos venido
a devorar  a la tierra
Era un espacio inhóspito
para nuestras almas mutantes
que sobrevivirían ,
era el mundo de los seres vivos
y nosotros la feroz jauría
de lobos que los devoraría

Juan David Porras Santana


18 ago. 2015

LA TIERNA ADOLESCENCIA DE LUCRECIA






Caballos persas, tu cintura abruma
Tanto tiempo un témpano de miedo
Entre mariposas amarillas y Escandinavia
Eres imperturbablemente María Magdalena
Silba el reptil de la deleitación a tu paso
Se arma el escorpión de veneno obsceno
Muerte, escándalo, sándalo y  péndulo
Son las noches que te prometió  la sibila

Tu presente inquieto te configuró para los grandes
Siempre supiste por su calzado, de quién se trataba
Tu crueldad tenía que ser superada por sus vicios
Aquellos viejos infestos, llenos de fungiformes
malformaciones que querían de ti , lunar en la mejilla

Vertedero de faraónicas proporciones, niña indiferente
Provocaste la diáspora de los Snuff y tus legiones se adueñaron
Todo te fastidia eres irreconciliablemente glacial, abúlica gata
Nunca nadie nació con tanta claridad meridiana para la ruina

Juan David Porras Santana

DA CAPO AL TALISMÁN







Discurre mi corazón plácidamente
sobre las hojas gigantes de los lirios del agua
Ebrio de tanto verde
un ibis traza el escarlata en lo oscuro de mi mente
Sueño que los faisanes de las torres lorquianas
me entregan la coleta de la alternativa, alto sueño
desmesurado encuentro entre lo aprendido y olvidado

Soy un poeta que escribe entre apneas
Tomo la bocanada de aire y desciendo en las fosas
que cavernosas disciernen hasta el hambre de aire
Allí eclosiona la más antigua tortuga de occidente
Aquella que derrotó a Aquiles el de los pies ligeros

Me sé búho contemplador de la flagrante noche
Dónde soy un cazador feroz de los pies más alados
Vivo idolátricamente para ellos son tan extraños
como las aves del paraíso en las selvas de Nueva Guinea
Allí comenzó y terminará mi pasión deleitosa por las mujeres

Un extraño misterio encierra la manera en que su piel tensa
en el arco y las innumerables pliegues que el placer aviva
Cuan extraña mi cosmogonía que siempre ve en sus pies
la explicación de mi existencia y la última imagen de mi agonía

Juan David Porras Santana


17 ago. 2015

SIGILOSA MANSEDUMBRE




“Hago mi camino cansado y polvoriento,
y detenida y dudosa queda tras de mí la juventud,
que baja su hermosa cabeza y se niega a acompañarme”.

Hermann Hesse



Carnicería que quiere ser apología
de mi postura indiferente
Los vastos espacios
dónde se agolpa la sangre
y todo reverdece
Quería volver a ti
mi inclemente solar
de arcilla, huesos y acentos
Trepadora la palabra repta
para hacerse delatora de su preñez
Cargada la sierpe
ahonda en los pantanales,
está ávida, emponzoña

Se defiende está vieja
y amenazada de muerte,
nadie la quiere
No recuerdo el camino
para llegar más allá
de dónde nada hay
Se repite enroscada
sobre sí misma,
no quiere huir , está cansada
Los niños la toman
como si fuese una víbora de goma,
¡Cómo duele!

El respeto es el arte de vivir riendo
y que te tomen en serio
Tus ojos celestes me dicen
que quieres que te deje un secreto
tómalo de mí, en carne viva ,
para ello hay señales en el camino
insinuaciones que te encienden
en la noche cuando sola
te das cuenta pese a tu juventud
que hay tanto placer que busca la perfección
más allá de los sentidos,
sí asúmelo ¿ valdrá la pena matarla por la cabeza?
O dejar que decante
en cada tercio amputado, sus secretos

Juan David Porras Santana




16 ago. 2015

RETRATO DE UN JOVEN PROCLIVE A LOS PLACERES SOLITARIOS



 
Madreselva de mis instintos ocúpala toda  
Que no quede su blanca piel al descubierto
Que tu mundo vegetal acalle su azul aorta
Y la constriña para ver sus largos huesos

Sentir que es mía por posesión, así calladita
Como un saltamontes obediente, sumisa
En espera excitante de lo que deviene averno
Parálisis que desata ávidos y escandalosos besos

Me permitió el todo a cambio de libres contracciones
Sabía de mis caminos torcidos para el placer
Estaba obstinada de tanta promesa vana
Se había preparado para el asalto y garra del puma

Entre celajes entra el alba, una hoguera moribunda
Solo  en posición fetal sollozo mi falta de macho cabrío
Nunca dejaré de ser el joven proclive a los placeres
que solitarios deleitan los oídos de las púberes
de las comarcas dónde se habla de licántropos y vampiros

Juan David Porras Santana



15 ago. 2015

ÁNIMA GRACIA DE TROYA



Al eterno femenino

El rumor del vivero anunciaba  el verde heleno
Intacto abrevé desde sus muslos hasta su fuente
Era la esencia del eterno femenino y su gran higo
Sus vellos rubios eran rastros erizados por placeres
en una gama de punzantes y penetrantes entresijos

Mis pupilas eran codicia refleja de lo que no se veía
Se paladeaba en ese extraño fermento del amor clandestino
Sacralización de amores celestinos que impúdicos relinchan
en la noche en que las yeguas desbocadas huyen en estampida

No quiero que mi palabra se haga verbo, la quiero queda
Inmóvil en su mausoleo, tridimensional y de acero
Porque nunca como hoy, me hice cosa, sustantivo
Estoy frente a la gran verdad, la dama cautiva de Troya
Heliotropos perfuman el áspero recinto dónde yacerá
por los siglos de los siglos y yo seré su rapsoda incorruptible

Juan David Porras Santana


14 ago. 2015

AMOR TRANSIDO


 
“El amor es intensidad y por esto
 es una distensión del tiempo:
 estira los minutos y los alarga como siglos.”

Octavio Paz

Con todos mis respetos Don Octavio creo que estaba
equivocado, es una tensión del tiempo que hace
que sea breve pero intenso su paso


Amor ángel exterminador
tu fugacidad me eterniza
Soy aquella luna inmensa
Que en el centro de la ensenada
la multiplica hasta el infinito

Pasó y dejó en mí para siempre
El baño de su luz de plata
Que el tiempo lejos de diluirla
la bruñe al punto de sus orígenes
Quién sabe en qué sagrada gruta

Desde aquella noche opulenta
soy el otro el que quería ser
para que ella se desplomara
presa de una pasión Mariana
No fue así, presa de mi fe
fui víctima de mi nostalgia
que secularmente,
vuelve a sus fuentes  tristes
donde hibernan
las mariposas más oscuras

Saltimbanqui protoplasmático
No te angusties todo tiene explicación
Eres un monstruo de dos caras
Eres un monstruo de dos almas
Que al contradecirse se anulan
por lo tanto no eres nada

Si fuera tan fácil sería leve
pero camino con pies pesados
Y con la mayor indolencia
Lleno de amor
Y luego lo libo como un ligero
vino tinto de verano

Cruzo raudo la sabana
Tanto que mi sombra se desvanece
Mi cólera me hace un centauro
Desmonto y mi pecho abro
para que los vientos cruzados
me hagan el héroe de mil imperios

Señor soy el ángel caído  que no reposa
Hasta saber por qué me abandonaste
Y devolverte con falsedad el amor transido
Te lo pido señor, señor te lo pedimos
por la redención de nuestro extraño hermano

Juan David Porras Santana






13 ago. 2015

LA RULETA RUSA







Al genial director de cine Michael Cimino
quien me enseñó a los 23 años de edad
la importancia de la vida y la desdeñosa muerte

Alimenta tu fe y tus miedos se morirán de hambre.
Autor desconocido.


El cazador tiene en la mira al alce
El alce tiembla presiente la muerte
La belleza lo salva, el instinto un instante cesa

Hiede el Vietcom hay muertos insepultos
La vida sirve como bala de ruleta rusa
Es adrenaloide girar, girar y disparar
No importa si estas vivo o muerto,
Ya no eres humano
simple polvo de estrella,
por cierto lo más común de universo
no nos hemos dado cuenta
que Dios está vivo en una célula
y tú eres millones de dioses
eso sí es ser único

El cazador tiene en la mira al alce
El alce tiembla presiente la muerte
La belleza lo salva, el instinto un instante cesa

Soy ardiente juventud subo la cuesta
Grita la vecina me pide auxilio
Entro por la ventana del baño del servicio
Un charco de sangre sirve de lago de los cisnes
a un feto que se desprendió la humilde de su ser
con un barato gancho de ropa de colgar ropa

El cazador tiene en la mira al alce
El alce tiembla presiente la muerte
La belleza lo salva, el instinto un instante cesa

El hielo azul sangra, es una foca
Un hermoso oso polar la decapitó
Los oseznos retozan de felicidad
Madre mató para ellos con total frialdad

El cazador tiene en la mira al alce
El alce tiembla presiente la muerte
La belleza lo salva, el instinto un instante cesa

El teniente coronel John Henry Patterson
Mató a  los leones asesinos uno a uno
Luego de que éstos diezmaran a 35 de sus obreros
122 años después sigue funcionado la ruta ferroviaria
Kenia- Uganda  y su tren fantasma

Quien dijo que la vida es una línea recta
olvidó que la vida es la mayor extrañeza
del universo, es tan multifactorial y sentimental
que pienso más bien en una ruleta rusa
y en la maravilla de la belleza
que canta en mi cabeza la fe clarividente

El cazador tiene en la mira al alce
El alce tiembla presiente la muerte
La belleza lo salva, el instinto un instante cesa

Juan David Porras Santana






 


12 ago. 2015

EL JODEDOR DE OFICIO


                                                   


Como un mar, alrededor de la soleada isla de la vida,
la muerte canta noche y día su canción sin fin.
Rabindranath Tagore 



Ofrecí para hoy 12 de agosto de 2015, al cumplirse cinco años de la muerte de papá, un escrito que expresara de manera sucinta – si tal cosa es posible- su filosofía antropológica.  No suponía cuando hice el anuncio que en tal día como hoy, yo resucitaría más allá de la muerte que días antes traté de plasmar en mi último poema “EL PEOR HORROR” .

Lo Sobrenatural, el más allá, no pasan en mi consciencia de lo que se inventa el ser humano para  fines genuinos como el arte – Edgar Allan Poe- y otros condenables como las pseudoreligiones que explotan la soledad  y desesperanza humana con fines puramente económicos y abyectos.

El sábado me estaba muriendo de manera agónica y tan “sobrenatural” que sencillamente era la peor pesadilla continuada. La llamaría la muerte sin fin.
Dolores hasta en las pestañas , fiebre delirante y un vacío que no lograba su plenitud – descanso- porque aparecía en el fondo un recuadro blanco que se llenaba de líneas totalmente dislocadas , de colores en abstracto en repeticiones sin fin que me dejaron  sin lograr dormir hasta ayer 11 de los corrientes .

Ayer mi oncólogo, a quien acudí- había estado fuera en un congreso- cuando le relataba lo ocurrido se sonrío y me dijo, eso lo causé yo en cuanto a lo de las alucinaciones por el tipo de corticoide que te indiqué ,  en cuanto a los síntomas fisiológicos no te preocupes que tienes un nuevo linfoma por eso te llamé para comenzar ipso facto el tratamiento .

Nada como tocar pista. Ciertamente me repitió el Cáncer. De la operación realizada hace uno de meses por una molesta fístula anal , “floreció” una lesión bastante extraña hacia fuera del recto para asombro del cirujano cuando hizo la biopsia , el patólogo le comunicó que era un linfoma No Hodgkin , éstos deben llamarlo así porque aparecieron después del Hodgkin, y los No Hodgkin reinan por mayoría casi absoluta 
y no por monarquía, abolengo y estirpe como los Hodgkin , lo que me hace suponer que pertenezco al vulgo profano- al pueblo mesmo como decía nuestro olvidado comandante- .

El cirujano nunca lo había visto en esa zona. Esto me da un poco de distinción y categoría, en una región  algo comprometedora de la buena moral y costumbres pero no olviden que tiene su carga erótica.

Al oncólogo no le pareció  tan extraño- zapatero a tu zapato-  y me indicó una Inmunohistoquimica y un Pet scan, lo más avanzado en la fase diagnóstica del Cáncer. Los resultados se fueron con él, al mencionado congreso pero nos dejó – escribo nos: por mi adorada compañera de luchas María Belén, sus dos frentes de batalla la empresa y sus colaboradores y mis enfermedades, eso sí es desprendimiento –los requerimientos para la quimioterapia.

En definitiva les estoy alargando y complicando el cuento. Se unió el efecto secundario posible de las alucinaciones esteroides- buen título para una nueva especie del género de terror- con la contundente realidad del diagnóstico: además de la lesión anal , tenía otra en el cuello  y dos en la región digestiva de “resto estaba de maravilla ”

Así papá que hoy te robé unas líneas que te correspondían honoríficamente y tú me devolviste a cambio, uno de los días más hermosos de mi vida, dónde sentí volver a ser lo que siempre he sido y tanto me repetías: un jodedor de oficio.

Juan David Porras Santana



10 ago. 2015

EL PEOR HORROR


Hecho de aire
entre pinos y rocas
brota el poema.

Octavio Paz

Haiku


Poemas penden del risco
Son milenarias piedras
Al fondo un ocre bizantino
Arriba la curvatura del cielo

Miríadas de aves dispares
Se devoran los restos del banquete
Nada está en su justo orden
Hoy visité la mente del loco
Pensé que no sufrían, equívoco
Padecen lo indecible e inexplicable

Quiero optar por un método decente
Socráticamente hablando
necesito a mi alter ego
sin él estoy expuesto a la demencia
esa que al imitarla se desvanece
por fofa de carne y mente boba

Capilar sobre occipital, mendrugos
El horror existe está hecho de nosotros
¿Por qué no existes demonio?
Sabía que tanto miedo era auténtico
Es como morir y que la muerte
Sea un cuadro fijo en la consciencia
Estruendosamente hacia muy adentro  

Juan David Porras Santana

7 ago. 2015

¿POR QUÉ ESTOY VIVO?



Mil pequeños peces blancos
Como si hirviera
El color del agua
Konishi Raizan (1657-1706)
Haiku

Qué intenso palparte muerte
Eres mis carnes y mis huesos
que huyen de mi alma inerte
Una estela de sagrados aguafuertes

¡Cómo valoro tu pulso de adagio!
¡Cómo forjo tu espada para mi muerte!
¡Cómo domo tu yegua impenitente!
¡Cómo ofrezco mi costado austral!
¡Cómo florecen las anémonas de mi memoria!

Convencido de uno de tus tantos nombres
Me permito ser irreverente para restarle
al rictus con que la ignorancia te viste de gala
Odaliscas contornean la danza de los idos
Brebaje para el insepulto y para lo que vivo

Nostalgias ancestrales me abstraen de tu sino
Judía berberisca que con furia me descifra
Ojo de Horus en mi perfecto desequilibrio
¿Para qué esperar tanto? Si soy el indolente
No lo decido yo me contestó, son tus ganas
Tus equivocadas conjeturas protoplasmáticas
y algo de mi indiferencia para que me pretendas

Juan David Porras Santana


6 ago. 2015

EL RAPTO SUBLIMINAL




Eres un depredador, mucha risa
Cavilando mi cara mutaba
Esta joven mujer me mostró
el lado oscuro de mi luna

Creí compartir degeneradamente que
la mujer pensaba y sentía igual a mí
¡Cuánta incuria,  indolencia total!
Como Viktor creé para mi insaciable ego
Llevándome por el medio, el principio
sobre el que se basa la moral universal
Lo primero es no hacer daño
Ni siquiera alcanzo la categoría de depredador
León , barracuda , tiburón blanco , escorpión
No pertenezco al orden de la naturaleza
Soy la criatura hecha de retazos sobrenaturales
que quiere ser reconocida por lo que no soy

Acaso esto es un estratégico mea culpa
No, es lo que soy, siempre fui  y seré
Soy un mago que olvidó sus polvos
y acudió a ese interregno del ciberespacio
Orgasmos  a veces más vívidos que los de Salomé
inducen a pensar que detrás de ellos
esplendido se agiganta el corazón
mentira es el gran abismo de la soledad

Lo único cierto en mí, es la poesía
En ella está mi amor hacia la mujer
En entera  permanencia y pertenencia
Sopla el viento, las aves levantan vuelo
Y gracias muchacha adorada
por estar más allá del bien y del mal
¿no imaginas? mataste al Hannibal Lecter
digital y rescataste al peregrino noble
que siempre habitó en él

Juan David Porras Santana





5 ago. 2015

EL AMOR TRANSFINITO




En ocasión del segundo aniversario de la excelente página vital , de la vida misma, Placeres al 100% de mi entrañable amiga Pato .
                                       
                                             A Adelina Arocha Urbina  y a las mujeres de mirada transfinita: todas  

Me han preguntado muchas veces cual es el significado del concepto de transfinitud , no se localiza en el DRAE , inclusive en  los diccionarios de filosofía . Es tal vez uno de los geniales aportes del más grande filosofo de lengua castellana, Juan David  García Bacca – por supuesto inferior a Juan F. Porras Rengel, ninguno como él, su más apreciado discípulo, a los dos les hubiese gustado la broma - 
Ante la insistencia acudió a mí la poesía  en auxilio y me permitió viendo la mirada de esta enigmática dama pergeñar mi interpretación de Transfinitud : al ver tu mirada que atraviesa el horizonte y no se pierde en lo infinito , entiendo y puedo comunicar lo transfinito .
Hasta hace poco me preguntaba: ¿quién hace poesía, la musa o el poeta? Hoy corroboro, una vez más que la verdadera poetiza eres tú, sin tu presencia o ausencia no habría nada que decir.
En un maravilloso ensayo sobre Poesía, imaginación y realidad, García Lorca discurre sobre la idea de que nada puede ser imaginable, si no existe en la realidad. Trae un ejemplo muy esclarecedor. Durante siglos- sobre todo los del dominio mágico religioso- se pensaba que las grandes cavernas de la tierra eran la obra de gigantes, que habían horadado la piedra hasta crear esos monumentos de la naturaleza, en muchos casos de kilómetros de profundidad. La ciencia moderna se encargó de demoler el mito, y de manera rigurosamente científica y hermosamente poética, nos explicaron que su creador era una simple gota de agua pertinaz que sobre la roca caliza esculpió lentamente- millones de años- las entrañas de la tierra. Y nos preguntamos: ¿Qué es más poético la obra de gigantes o la insistente  gota de agua? Obviamente la explicación científica se hace poesía.

Seguramente resistida por tu necesidad de tangibilidad de la realidad-  la vida, y la poesía no es distinta a ella, sólo pueden entrar al espíritu por los sentidos-le das preeminencia a la sangre, al sudor y  a las lágrimas (Churchill y la 2° guerra mundial), pero tu alma no deja lugar a dudas, estás hecha de eso y también de notas, verbo y sueños. Eres quiméricamente pura, y  sientes que tus endorfinas se liberan con el tacto del elegido, por eso también eres como el bruto libre que goza cuando quiere, cuando le provoca, o lo provocan. Creo que allí diferimos: tú crees que eres Eros y  piensas que yo soy Thanatos.  Qué tú vas hacia la vida y yo apresuro a la muerte

Sutilmente me dices: “te invito a que podamos seguir compartiendo, nunca dejar lo virtual sin sustituir tus besos, tus caricias, tu olor por una tecla. “Poesía en el más puro sentido lorquiano. Error, también en el más puro sentido lorquiano. ¿Quién te dijo que es posible tal sustitución? O que me la he planteado. Son inescindibles. Simplemente que nuestras necesidades integralmente vistas son como tus labios y los míos, uno, cuando se besan, pero puntualmente vistas, son asíncronas como tus labios y los míos cuando estamos dormidos.  Los tempos Adelina son diferentes, y en eso mi amor los dos somos distintos tipos de poetas muy tozudos: tú eres SWAT y yo soy de la poesía secreta.

Un abrazo y un beso trancados de amor: tacto, aliento y poesía    

Juan David Porras Santana      

4 ago. 2015

LA MAR Y EL MAR




Dicen que si lo miras es
El Mar
Si estas en su seno
La Mar
Los hombres de mar
nunca salimos de ella
Así estemos en tierra
nos soñamos dentro de ella

Nunca se cantó a una dama
como lo hacen las malagueñas
A esa entidad femenina a la que
se respetan sus caprichos
sus cóleras y sus pasiones

Mis lágrimas auténticas aquel día
en que acompañe con el cuatro
a un pescador que venía de faenar
esta profunda y lorquiana Malagueña

Quiero morir cuando decline el día (bis)

en alta mar y con la cara al cielo

parece un sueño en medio de agonía

y el alma un ave que levanta el vuelo

quiero morir cuando decline el día.


El crepúsculo  se digería al día
Mi amada era la mar calma
que lamía mis pies en la orilla
entendí por qué siempre la amaría
porque su aliento siempre
es ese viento que nos empuja
hinchando al velamen hacia sus estrellas

Juan David  Porras Santana


3 ago. 2015

LA DEIDAD EN EL MUNDO REAL, ES LA MUERTE





Pero que todos sepan que no he muerto;
Que hay un establo de oro en mis labios;
Que soy el pequeño amigo del viento oeste;
Que soy la sombra inmensa de mis lágrimas.
Federico Garcia Lorca


La muerte me seduce, recordándome,
cuando naciste  la ceniza de la penitencia
en tu frente , atestiguó que vendría por ti
Cuando fueras más feliz, momento de partir

Nunca cuando tu duelo era sempiterno
Cuando la inmensa constrictora de la pena
triturase tus huesos y quebrara tu cerviz
Nunca , jamás, para que darte descanso eterno

Si la vida es para sufrir y gozar
Nunca esa línea recta al tansfinito ser
Tus caídas son mis placeres
Tus rutilantes fracasos  la sangre negra
que estimula las gónadas del creador
para seguir intentando el hombre - Dios
Siempre que se sienta culpable
por el pecado original y el orgiástico Edén

Murmullo  en el Convento de los Cartujos
El camino circular para contemplar a Cristo
Inconducente, es polígono de infinitos lados
Que sugieren que Dios no es omnipresente
Es preexistentemente fatal al mundo ideal

Pero Tú, muerte, entidad sibilina
Eres la Diosa del mundo real, he sentido
Tus largos y cálidos brazos y tu promesa,
no habrá más allá que las transgresiones
que haces acá , no hay resurrección
ni siquiera las seniles reencarnaciones
sólo  tu espíritu, tu entelequia que vaga
EN LA NADA DE TUS VERSOS

Juan David Porras Santana





2 ago. 2015

EL CULMEN DE LA OTRA MUERTE






Para ver un mundo en un grano de arena
y un paraíso en una flor silvestre,
sostén el infinito en la palma de la mano
y la eternidad en una hora.
William Blake



Decido por ti meretriz
de labios rojamente obscenos
El tinte negro corre por tu cerviz
y recorre la ancha espalda
En su jaula el canario trina con ardor
Es lo único que te desconecta del inframundo

Hiede a cotidianidad del antiguo oficio
Cuando huía de tu risa burlesca
las escaleras del Volta se hicieron planas
Había visto con horror las carnes de la mía
De pronto el universo se hizo explicito
Y comprendí a Calígula y sus putos senadores
A los saltimbanquis, arlequines y bufones

Mi vida que había sido natural se hizo esquizofrénica
Es como una mancha de sangre  en la sábana blanca
Me movía entre el pudor y las raíces oscuras del vientre
Cruda la existencia, abandonaba el capullo de madre

Hoy que equidista la vida de la muerte, me emociono
de saber que descubrí de manera virulenta la otra muerte
La de los cascos sobre el empedrado de  Cartagena de Indias
No es magia por el contrario son las torturas del Santo Oficio
Oh celestina de aquellas mis memorias, lunar oscuro en la mejilla
Silvana en Roma retozando con los niños, retoñado papo de la reina
Cobija que mi hermano me dispensa, miedo ancestral encojonado

Mi lector todo está en blanco y negro no hay sublimación
Soy el primero que vivió con un corazón prestado
Hoy he vuelto a mi antiguo ventrículo y maté al ventrílocuo
Por eso te canto con alegría de enajenado, todo lo vivido
te lo ofrezco , eso sí  no te apresures al abrir este regalo

Juan David Porras Santana