21 feb. 2015

AMOR NOS CORROMPES



 

Quiero recibir la señal
de que tu cuerpo me espera
Deslastrarme de tanto
compromiso con el ayer
Sólo el ahora
nos apremia para el placer
Sin atisbar resultados
y románticas resoluciones
Hacer de tu cabellera indómita
un caballo andaluz de paso noble
Que tus párpados gravemente
Me den el sí ante las constelaciones
Que tu respiración
se interrumpa de pronto
como si nos sumergiéramos
en el cenote más hondo
Las mejillas dos duraznos tan rosa
Como las últimas luces del ocaso
que la mar esconde
Que mientras nos besamos
crezca una hiedra
desde los talones
hasta las incendiarias lenguas
Que el vaho de los alientos
sea una nebulosa
Que morder sea hendir
la pulpa del pecado original
Que nuestras manos
no sepan por dónde empezar
Que la sangre esté
en tal grado de ebullición
que el amor se evapore
y empiece a condensar
Y a precipitarse
sobre el pasto que nos recoge
Para entender que la naturaleza
nos hace presas
Que somos uno con ella,
y miles nuestras legiones
Que la manifestación
de los olores sean rancias
como el deseo
que explota nuestros genitales
que no son sino las raíces
del árbol que da sombra
a un amor
que inclemente nos consume
y nos resurrecta
en cada rama que se rompe
Quiero sentir que no sueñas
que eres cruda
como la verdad
que rompe corazones
Que tácitamente
me ruegas que te abandone
Para comenzar de nuevo
la búsqueda y el hallazgo
Te exijo entrégate
como tú lo sabes hacer
Para lo cual invoco
a los sátiros y al atroz Calígula
Sólo allí te das cuenta
lo perdidos que estamos
Y que el perdón de Dios
no nos pertenece
Venimos y estamos en un mundo
Dónde la luz del sol amortaja
la tiniebla
que cubre nuestros corazones
Juan David Porras Santana