30 jun. 2015

LATITUD CERO

     
A Dolores Navarrete

La vida de un poeta es el terreno
donde germina su obra.
        Elizabeth Hulverson

Guacamayas sobrevuelan la impenetrable fronda
Debajo de ésta, una inmensa anaconda verde
engulle a un  encolerizado Jabalí llenos de barro
Aquí se estira y retuerce mi verbo que es una rosa

A ustedes que gentilmente les debo tanto
me llamaron  poeta, y yo no lo sabía
y siempre lo fui ,
cuando aquel camino ocre lo vi desde mi ventana
lo transite y mis pies ardían por la rupestre arcilla
mi mente como si soplaran el cristal candente de Murano
en el vientre de mi madre se expandió hacia las estrellas

Latitud cero, mi ecuador, cielo de cóndores
Crecer hacia el norte o hacia el sur es estirar el alma
que percibe auroras boreales o glaciales patagónicos
los he alcanzado sin moverme un ápice
sigo en la mitad de la tierra que es redonda
como una naranja o fructifica en geoide forma
por eso sé que tenían razón, poeta soy

La hembra se llenó de hijos
Le hice recordar que era mujer
Con encomio me recordó su rol de madre
Y me reclamó mi infértil papel de padre
Poeta que solo das sombra a palabras
que también preñan, son manos
que como raíces la atenazan  con tal fuerza
hasta hacerla mi centro de gravedad
Para eso nací poeta y no padre, ni amor
solamente  poeta

Juan David Porras Santana



29 jun. 2015

UNA ROSA ENTRE DOS ABISMOS


“El sexo sin amor solo alivia el abismo
 que existe entre dos seres humanos
 de forma momentánea”. Erich Fromm


Tempestad por qué amainan
tus coléricos vientos
Es que acaso olvidas tu rol
en la faz de la tierra
Tan necesario
como los días de calma y sosiego
Eolo, Dios del viento
oblígalos con tu furia
queremos sentir
la magnificencia del Universo

Reconstruiremos nuestras casas,
sembraremos sin descanso
La tierra y su gente necesitan
la dialéctica pura de los opuestos
Esa melancólica canción
de la eterna primavera es altisonante
Sin los elementos seríamos
tan yermos y fríos como Plutón
en el ingrávido y oscuro firmamento

¡Oh amor suprema quintaesencia!
Llegaste sin aviso
y te vas de la misma forma
El vacío entre ella y yo
se hace insalvable
Busco en el sexo
lo que contigo perdí
Bálsamo que me hace arder
para que confundido
crea que  has regresado
Fiebre de 40 días y 40 noches
Estampida de búfalos
en las praderas americanas
Resuellos de Ballenas Jorobadas
en Cabo San Lucas
Retozar de carnes,
tejidos desgarrados
y oído fino para la lascivia
de nuestros cuerpos
al son de todos los sentidos

Amor como si fueses
un tránsfuga desapareces
Y  permites que en ese vacío
entre su abismo y el mío
una rosa encendida ,
fugaz,  se perpetúe
hasta que un día vueles
hacia nosostros
y si te provoca anides


Juan David Porras Santana|




28 jun. 2015

CUANDO EL AMOR ES UNA PÓCIMA LETAL





A Jacqueline Corazao

“Un sistema no es otra cosa que la subordinación
 de todos los aspectos del universo a uno cualquiera de ellos” 
―Jorge Luis Borges

,
Estaba poseída por el amor
Renunciar era perder lo único
Decidió por la entrega sumisa
Aparentaba luchar contra la bestia
y le daba armas y aliento en secreto
Repetía el conjuro :
es amor de verdad porque duele

Gravitaba en torno a él
subordinada a su poderoso magnetismo
Inconsciente de que el imán era ella
Él, un despojo de materia al que ella
le dio el poder de la constante
y todo lo demás eran  sus variables dependientes

Con una premeditación pasmosa
Entrego al universo todo su ser
Dejando para sí, el yo de él
Triste paradoja vivir sabiéndose
Y morir de amor para reconocerse
en el ego del otro

Cuando lo tienes todo
Necesitas sentirte infeliz
infelicidad tan abundante como el aire
Así que ofrendas al más idiota tu alma
Como prueba de lo que poco te importa
Ser y estar contigo en las infinitas posibilidades

Juan David Porras Santana

27 jun. 2015

SANGRE VIRTUOSA





     
A Alejandra Lisko

El horizonte está en los ojos y no en la realidad.
Ángel Ganivet


Entrar al mundo de una artista
cambia tu manera de ver al mundo
Es el rojo y el blanco modulando
Es la alegoría  de que lo real es virtual
Mientras más intenso lo virtual
me permite apreciar en  HD tu realidad
La que escondes con el hechizo de lo veraz
Y reafirmas
con las máscaras del carnaval veneciano

Nada más real que vendar para amar
No es acaso lo que promete un gran final
Alcanzando el grado de la mismidad
Contigo no necesito los antecedentes
El evento se presenta rutilantemente, él
¡Qué puede ser más real que el hecho en sí mismo!


Sólo necesitas de tu sangre virtuosa
para que emane la realidad a borbotones
Erupciones, terremotos, la dura pared
son ficciones frente a lo que nos muestras
Y tú tan tú que el otro empieza a existir
Es una escultura que dimana de tu magma
Así es tu mundo,
mira que lo he visto con ojos abiertos
Caen los Fariseos, Houdini , Arsenio Lupin
nunca entendieron que el castillo de la realidad
no se construye  adobón por adobón
ni con abracadabra pata de cabra
Es el arte el que con creces
hace de la realidad algo virtual

Juan David Porras Santana



25 jun. 2015

EXTRAVÍO EN TUS BENDITOS OJOS





A Deccy Noemí Landeaeta Daubeterre

Abandoné aquella cómoda estancia
Crisol de palabras y besos de largo aliento
Me perdí como tantas veces en los laberintos
de aquellos inmaculados ojos de panal y miel

Son los ojos de la mujer que ama con ternura
Que desconoce que su prolijo  vientre
también está hecho para el amor húmedo
y caliente, como los huracanes de agosto
que no quieran tocar tierra sino perderse
en la mar más estuosa para no perder brío

Así es ella, mi almíbar de frutos secretos
esos que en la medida del tiempo
se consustancian con la ebriedad del dulce
y se hacen eternos ,
como la noches de Cleopatra

En ello perderse es encontrarse
En ellos por fin mi corazón
es una mesurada primavera de Vivaldi
En ellos mirar es tocar su piel
sin siquiera rozarla
Ámbar que gota a gota me desborda

Juan David Porras Santana



24 jun. 2015

EL TRIÁNGULO DE MÁS ALLÁ DEL BIEN Y EL MAL

 
Yo cometí el delito de inventarte una estrella,
y fue tuyo el pecado de ofrecerme una rosa.
José Ángel Buesa


Ella me demostró
que su cintura plantea el enigma
Tú  que la cintura corrompe
a las más nobles criaturas
Yo consiento a mi débil voluntad
en la sinuosidad de su estrechez

Yo en mi perverso polimorfo
soy el ave libre que te hace soñar
Tú, la confundes haciéndola
pensar que no tienes moral
Ella, te prefiere, ama la intención
de hacer sin prejuicios, el bien o el mal

Tú, manipulas para lograr
que ella desate sus demonios
Ella goza, abre sus puertas
de par en par, sin remordimiento
Yo observo lo provocativo
que es el  mal que puede
desatar una mujer

Tú te asustas con la consecuencia
de jugar con lo proscrito
Ella  solo necesita el disparador
para entrar en el imperio del mal
Yo  me asumo como el tallo de la rosa,
prefigura impecablemente a la maldad


Ella es la luminosidad que seduce
y conduce al callejón oscuro
Tú eres lo informe que se acomoda
según lo dicte la eventualidad
Yo, un iconoclasta sin redención
que hurga en las llagas del arrepentimiento

Todo mal conduce al bien
Es la rosa que renace desde mis espinas

Juan David Porras Santana



23 jun. 2015

LA DIVINA DEPRAVACIÓN



 A Silvia Llanet Peraza Verde


... Pero ahora me sonó a cosa mala y llena de pecado.
    Me dio miedo y, sin embargo,
    ansiaba observar de cerca su trabajo maligno.
    James Joyce



Pigmalión y yo creamos a Galatea
Siempre palpitantes tus caderas de marfil
mis manos  las amalgaman
hasta hacerlas piel que gime
que suda  el placer de la  tenebrosa raíz

Exige un mañana que sea inconmovible
Sin él no alcanzaría la cima para descender
Y comenzar otra vez a  trepar, enredadera
que del mal  inoculas la perfidia de continuar

Traicionamos a Roma para alcanzar el cielo
Construimos nuestra Torre de Babel
con sangre y secreciones, clandestinamente
rebosantes de astucia para acariciar las escamas
que de la serpiente se desprenden
en cada intento de escuchar tu risa adultera

Es tan natural el placer
cuando en mi fornido antebrazo
se entorcha la ambigua serpiente
Que en sus entrañas engulle
al frágil cervatillo del amor
¡Ah placer de los placeres eres la única virtud!

Juan David Porras Santana




22 jun. 2015

ZONA TÓRRIDA



A Rosalinda Diaz 

Teje la tarde su crepúsculo de aves marinas 
Ella los ha visto
mutar desde el verde espesura al violento cardenal
Es mujer de intensos detalles y bravías salidas

La vi en la Gran Isla, navegada le decían
Asombrados veían que sus pies eran de Esparta
Que su porte tenía la envergadura de una fragata
Que su mirada abarcaba el más allá del horizonte

Era ardientemente femenina, los hombre la miraban
La miraban como si nunca hubiesen visto una mujer
Con deseo, lujuria, pasión, amor y una espesa dulzura

Sus labios invitaban al diálogo, al beso, como provocaban
Estaba hecha para levantar pasiones, sin corresponderlas
Esperaba aletargada como lo hacen los grandes pulpos
a su presa dichosa de saberse totalmente invadida
por brazos , mirada y boca que lentamente paladeaba

Juan David Porras Santana

21 jun. 2015

MUJER Y MAR



Sediento, las olas de la mar
eran castillos de sal
Mientras más verde el agua,
eras inalcanzable
De pronto escuché
los gritos de las gaviotas
No te veía, costa
pero llegó desde ti
el olor de la nuez moscada
El verde del agua se hizo azul,
de azul a lapislázuli
De pronto como si emergiera
de lo azul, colosos  verdes
pitones , panes de azúcar , volcanes
Al fin,  veía  tierra,
mi sed tu la apagabas , amada

Forma de mujer exuberante,
caletas, estrechos ,
te hacían a mi clamor
más íntima, más honda
Las cayenas tan rojas,
las cascadas de buganvilias
Eran tu cabellera
engalanada por mi llegada

El mediodía con su luz vertical
te clavaba al centro de la tierra
y de ti surgían inverosímiles fantasías
de amor morisco
De ese que hace del hombre
el centro de su propio abismo

En tu cintura sentí
que me amaraba  para siempre
a la más firme cornamusa,
nada podría desatarme
En la noche espesa,
el viento ululaba y cayó la barométrica ,
Era la mar
que  reclamaba mi presencia
Corté con un hacha
el cabo a la cornamusa
Cuando la mar llama,
atiendo como un súbdito a su reina
Ya mar adentro,
te extraño en la avanzada
La proa hiende
y tú y la costa lejos por la popa
sólo ven una luz tenue que se apaga

Juan David Porras Santana








URDIENDO MI SACRÍLEGA ALMA


                                                 
Siempre en ti alondra, mi palabra se detiene cegadora. Mis pecados están cojos nunca doy el paso completo.

Diferendo entre mi aurora y tu alba. Discernimiento que me extrapola a los confines de las islas más remotas, sólo en ellas vuelvo a necesitar del estrépito de la urbe y la compañía de los ajenos.

Soy un viejo y un poeta novel que aun mismo tiempo, uno utiliza al otro con fines inconfesables.

Me rajo y me envalentono con la facilidad de un bostezo, esmerada magulladura en mi espalda. 

Prendó en mí,  la planta más antigua, tanto que vio las guerras de Atila y sus bárbaros y repta conmigo cuando caminado por la orilla del mar vemos los delfines juguetear con las inmensas olas esmeraldas.

Vengo de un origen incierto posiblemente de los últimos nómadas, puedo describir lugares con la exactitud de un  cartógrafo. Aun sí todo lo añoro y lo atesoro. Con un cincel y mucha paciencia esculpo a la tierra, la hago que parezca más inhóspita, a veces no soporto la calidez con que recibe a mis desplantes y a la más absoluta indiferencia.

Cuantas de mis criaturas he abandonado por la tristeza que me acompaña, andando las he creado y al poco tiempo desechado. Soy el solo. El gran masturbador de la realidad insoportable que agradable hacerlo con mis portentosas imágenes.

¡Oh mi gran soledad que me consume y me obsequia tantas penurias y desmadres! Tantos que he abandonado y legiones que me olvidaron. Soy ese, el guardián de todos los hallazgos. No puedo confiar en nadie, mucho menos en mí, porque soy capaz de cambiar de rumbo como lo hacen los vientos allá en el cabo de Hornos, en el estrecho de Magallanes.

Torcida rama de un abigarrado árbol que busca distinguirse para sí misma. Buscando en la penumbra la luz de un sol que la encandile. Miserias humanas, apológicas rapsodias.

Los Cristos de mi alma. Crucificados en hileras sangrientas, escupidos y blasfemados. Se sientan en la última cena reparten el pan, sirven el vino y los comensales los ignoran. Todos son Judas  para eso los he adulado.

Perdón pues al sagrario, no cumpliré una vez más con tu desmesurada ristra de buenas acciones para eso tengo esclavos que se sirven de mi sangre, sin saber que es verde veneno que esputa mi alma amarga.

  Dios, mis amigos actores, aplaude desde lo alto esta excelsa tragedia  que como las de los Helenos, le da un fin a la hermosa arquitectura de los anfiteatros.

Juan David Porras Santana  
  
  




20 jun. 2015

LA QUIMERA DE LA CULPA




¿De dónde tiene el paraíso toda su luz?
 Lo sé: ¡lo ilumina el infierno con sus llamas!

Lucian Blaga


Recalcitrante fobia de esos los adoradores
Si ni siquiera han sido tentados perfectos idiotas
Y ya tienen el Códice prescrito de la Bestia
Y los maravillosos textos del exorcismo inquisidor

Se enciende tu infierno aquí en la tierra
Ardes en él, con cotidianidad de herrero
Quién pudo ser tan cruel  de hacerte creer
Que no es suficiente lo mal vivido, purulento ser

Vamos a la bodega, tomemos todo el Tokay
Que los higos y el fermentado queso nos libren
Por un momento ¡Ah frescura húmeda de la caverna!
Deleite en el terciopelo de las moléculas que sudan

La barbarie nunca se vence sólo se olvida
Regresa triunfante para despertar los sentidos
Tus ojos son cuencos vacíos lleno de pornografía
Mis oídos escuchan los alaridos de los perdidos

Aturdidos huimos,
imposible hacerlo de nosotros mismos
La pesadilla es un tornado
Por fin en su vórtice, la luz
se hace de despejar la obcecada culpa
Sabes que la volveremos a tentar
Hasta que decapite las tres cabezas
de ti, mi deseada y pervertida quimera

Juan David Porras Santana








LA DIGNIDAD EN EL AMOR




Amamos siempre, estamos enamorados a ratos
Si nos enamorásemos permanentemente
Nuestro destino sería por muerte súbita
No lo queremos aceptar  para ser inmortales

Eterna jugada con la que permanecemos
en la arena del Coliseo derrotando fantasmas
Alegoría con la que trazamos la primera línea
con nuestra propia sangre  ¡Aquí estamos!

Asombrosamente en nuestros hijos transmutamos
El amor carnal por amor inextinguible, imborrable
Somos la casta más elaborada del Universo
Al punto que la sinapsis comunica, seducir

Amada siempre serás deletreada, P A S I Ó N
En carne viva nuestros cuerpos  sangran
La cicatriz de lo que fue no desaparece, está  y es
No cometamos la estupidez de perder
ese sagrado instante por maniqueas apariencias

Juan David Porras Santana


19 jun. 2015

POR QUÉ NOS CONVERTIREMOS EN VIRTUALES 1


                                   
Todos los mamíferos de este planeta desarrollan instintivamente un lógico equilibrio con el hábitat natural que les rodea. Pero los humanos no lo hacen. Se trasladan a una zona y se multiplican, y siguen multiplicándose hasta que todos los recursos naturales se agotan. Así que el único modo de sobrevivir es extendiéndose hasta otra zona. Existe otro organismo en este planeta que sigue el mismo patrón. ¿Sabe cuál es? Un virus. Los humanos son una enfermedad, son el cáncer de este planeta, son una plaga. Y nosotros somos la única cura.” - Agente Smith en Matrix

La capacidad máxima de carga del planeta tierra  para albergar humanos es de 20.000 millones, la más optimista y la más consensuada 10.000 millones,  por lo tanto estamos muy cerca de alcanzar esta última cifra –en este momento superamos los 7.250 millones de habitantes-
Sigue creciendo la población de manera desmesurada en los países más pobres. Lo que agrava más el problema.

Me confieso positivista. Cuando era  estudiante me mostraron apodícticamente dos supuestas verdades: Una, que Malthus tenía razón, la población crece geométricamente y los recursos aritméticamente. La otra el precio del petróleo – estábamos en plena crisis del medio oriente- nunca volvería a alcanzar las cifras record de esos tiempos. Ambas han sido derrotadas fehacientemente.

Hoy, sino fuera por razones de interés político y económico de las grandes transnacionales. Habría alimentos para cada uno de los humanos sobre la tierra. Sólo con lo que botamos y desperdiciamos podríamos dar de comer a  1.000 millones de personas.

Malthus nunca imaginó el poder creativo del ser humano, 100 años después de su muerte. 
La revolución industrial, tecnológica y científica  abren posibilidades casi ilimitadas al mundo para su sobrevivencia.

El factor determinante, la energía y ella sobra, solo que no está en las cantidades  suficientes de manera disponible. Energía potencial como el aire que respiramos. El aire y el agua nos parecían inagotables. No lo son, porque como decía el Sr Smith en la película visionaria  Matrix : Todos los mamíferos de este planeta desarrollan instintivamente un lógico equilibrio con el hábitat natural que les rodea. Pero los humanos no lo hacen. Ese es nuestro talón de Aquiles. Ahora bien frente a la magnitud del problema, se presenta una respuesta que todavía no estamos en capacidad de cuantificar, la revolución de los verdes.  Y como todos los esfuerzos para la supervivencia de la especie más allá de lo aparentemente posible, triunfará.

Me llena de dolor. Pensar que todo esto está ocurriendo en el mundo y mi país , el más rico del planeta por metro cuadrado , cuando explote su Magna reserva de crudos pesados y extrapesados para apalancar un desarrollo  equilibrado , no como hasta ahora monoproductor y rentista , será demasiado tarde , ya que  desde las las fuentes alternas renovables  hasta el lodo de alcantarilla sustituirán su uso , quedando en  el subsuelo una energía potencial de alto costo y fuertemente contaminante  para competir con las económicas ,rentables y no contaminantes fuentes del futuro .

El caso venezolano es tan patético que todo está en potencia. No hay disposición y voluntad para hacerlo realidad.  Este ejemplo lastimero y tétrico expone ante el mundo, la desidia, ignorancia y latrocinio con que actúan  nuestros gobernantes. Tenemos la mayor riqueza pesquera del Caribe. Nuestra mortalidad infantil es alta pero sobre todo las malformaciones en el crecimiento por la falta de proteínas, y saben cuál es la paradoja  que las sardinas- alimento rico en proteínas – se mueren de viejas porque nadie las pesca

Juan David Porras Santana  

17 jun. 2015

EL PODER INUSITADO DEL AMOR LEJANO



 
Por qué se me vendrá todo el amor de golpe
cuando me siento triste, y te siento lejana ...
Pablo Neruda


La providencia me hizo virtual
al punto de confundir
realidad y fantasía
nunca sabía dónde estaba
acaso en el beso con sabor
a tierra húmeda de bosques
que jamás había hollado
o en el abrazo circular
que en lo insondable nos estrecha

Crujen las ramas resecas
tus ojos son dos lágrimas perfectas
que sobre tus pómulos marchitan
No las seco  las quiero quietas
es la imagen de un renacimiento
dónde te ubico , amada de mil raíces
que enmarañadas tejen mi quintaesencia

Entendí porque Goya
siempre fue libre
Mucho antes
de exorcizar a la opresión
También era virtual
Su  realidad y fantasía
son un imposible acto de escisión
En él, también  en Mahler
está  la simiente
sobre la que Nietzsche
liberaría toda su ira contenida
Eso ni más de eso,
está dicho en su
Así habló Zaratustra
Y  nos horroriza pensar
que su superhombre
Es el mortal del siglo XXI
que se aferra a la virtualidad
como el acto más universal
desde su aparición en la Tierra

Juan David Porras Santana



16 jun. 2015

AMOR EN SEPIA





                                    A  Cris Bock

El mensaje había calado en mí
Reptaban perturbadoramente  las hiedras
Y de mi más profunda fosa  emigraban las formas
Todo era abandono, me preparaba para tu llegada

La calma que precede a la tormenta
La inquietud de los animales en la fronda
Cielos de colores violáceos, cataclismo de quetzales
La más tensa calma, cortaba el aire  en jirones

Llegaste como lo hacen las golondrinas
sin dar señales y anidaste en mi cubil
Tenía miedo de asustarte y me cerré
La oscura noche era afuera y adentro de mí

Tus ojos dos  pavesas y una saliva espesa
se comenzaba a consustanciar, abolidos
los miedos, los retoños verdes nos poblaron
Éramos  un solo beso que  se expandía
como cuando la mar crece y devora la costa

Cuantos humores, secreciones  extrañas
surgían  para ser bebidas  y regurgitadas
Con amor y sadismo te estrangulaba
hasta quebrar tu cuello¡ Oh mí  cisne negro!
son tus concesiones, amante ilimitada
para dar placer a un hombre que dibujas
sin saber quién es , sólo que viene por ti

Juan David Porras Santana

15 jun. 2015

MARIPOSAS AMARILLAS MAURICIO BABILONIA




Al maestro que me mostró que la realidad supera la fantasía
Alejo Carpentier

Un milagro es una alteración
inesperada de la realidad
Alejo Carpentier


Nauseabunda París defecaba sus últimos artistas venidos de todas partes del mundo.
Ya no había nada que decir todo era el Moulin  Rouge decadente y los pintores sin luz del Sena
Brillaba el oro en América, pero en Latino américa el dorado siempre allí había estado
Se tenía que tener ojos para no ser devorados por una realidad que no requería imaginación
Sino sapiencia, curtiembre, espíritu de aventura y sobre todo  anticultura.

Qué maravilla descubrir que la corte de la primera revolución de América
La llevó a cabo un negro cortando cabezas para instaurar una réplica  de lo que se abolía
Henri Cristophe tirano sin leyenda  precursor de libertades y Monarca de nuevas cosmogonías
Cómo entonces poder renunciar al Vudú, al Hábeas de nuestros diablos danzantes de Yare

Europa estaba exhausta  milenios de culturas todas contravenidas, mitificadas, sobreexplotada
Necesitamos romper el espejo de agua de nuestra realidad. Lo hice en Sorte y supe la verdad
La Danta lleva a la India, La India es América, un continente hoy puesto de rodilla por la ignorancia
por la ignominia que campea por las tierras que eran y serán asiento de lo sincrético  de lo mestizo
Somos  blancos, somos  negros,  somos  indios,  pero antes que nada  somos mestizos  por convicción.
Es tarde para hablar de la conquista, de la resistencia indígena, del salto atrás que vaina es esa
Somos la raza cósmica de la Universópolis  de la gran era que se abre al universo, que no cierra caminos
Que no repite las crueles y cruentas batallas por el contrario con los brazos abiertos recibe y acepta las disidencias dentro de su mismo territorio porque su sentido de pertenencia es:

Aracataca , mi Magdalena me llevó a Macondo
Faulkner me enseño que solo había una historia
Una historia que era universal por local
Brillaban las mismas estrellas, los mismos sueños

La Grandeza era una cuestión de detalles
Dios y como hay detalles en América
La orquídea más bella nadie la ha visto
Ni necesita verla, bajo una cascada está
La cándida Eréndira la copulan cien garimpeiros
Nunca deja de hacer feliz a su familia
Gracias al diamante que tiene entre las piernas

Maravillosamente los Amondawa de la Amazonia
No viven en el tiempo, el tiempo vive en ellos
Así que son Cronos que lo adaptan a lo que quieren

Yo vivo entre la catatonia y el embrujo
Soy un artífice de situaciones
Porque mi bipolaridad es tratada en broma
No sé cuando entro y salgo del mundo real
Y de verdad , verdad poco me importa

Juan David Porras Santana


14 jun. 2015

¿PARA Y POR QUÉ VIVIR?



                                               
                                                                               A Jacqueline Corazao

El mar desde mi alcoba pasa de un rumor perfectamente acompasado a la percusión de colosos que se proponen estremecer a la tierra para sacarla de su continua orbita.

Es su manera de manifestarme  la pregunta que encierra todos los problemas humanos, sobre todo los que se refieren a la ética: ¿para y por qué vivir?

Me estremeció saber que llegué a una conclusión antes de siquiera plantearme una hipótesis: porque somos los únicos seres vivos con  consciencia de que existe la muerte por lo tanto tenemos la capacidad de decidir vivir o morir en cada instante de la existencia.- Los animales no se suicidan -

Sencillamente no hacemos uso de esa capacidad de elegir por que pesa sobre mí la moral y lo que me hace reflexionar sobre ella, la ética.

Las religiones a pesar de la difundida creencia no son un catálogo de actos divinos, son tremendamente humanos. Los configuramos los humanos para proteger a la especie, así como el pulpo mimetiza para no ser cazado.
   
Por lo tanto vivir o morir no es un pecado, es un dilema tan básico como comer o no comer, sí, así como lo leen. Es tal nuestra libertad que podemos optar por cualquier camino: hacer de la vida un apostolado, hacer de la muerte un culto sagrado, vivir para el prójimo o ser  un tacaño egoísta como Tío Rico Mac Pato . Son decisiones humanas  con consecuencias humanas.

No sé ustedes pero me entra un fresquito, saber que solo le rendiré cuentas a mí mismo.

Sí , sé lo que estás pensando , pero mis actos pueden ser devastadores para mis seres queridos , para los cercanos y los ajenos , ciertamente por eso hay códigos de ética : los diez mandamientos , el Corán , el Talmud , el código de Hammurabi , la ley del Talión para protegerlos a ellos de ti  y todos estos mandatos  quedan resumidos en la frase Hipocrática : lo primero es no dañar . A la que le opongo siempre que no me impida mi libertad de vivir o morir.

Una vez resuelta democráticamente- un mal chiste pero muy cierto- el problema con respecto a lo que podría opinar  Dios sobre nuestra decisión.

Quiero tomar el toro por los cuernos ¿tiene alguna razón el ejercicio pleno de la existencia? Mi respuesta categórica es SIIIIIIIIIIIIII. Elemental, si quiero ejercer mi libertad plenamente tengo que conocer todas las posibilidades transfinitas , en otros términos la que me permite lo finito de mi existencia y de mi circunstancia  y cuando digo, todas, es todas .

Un mujer se enamoró perdidamente  de un hombre de poder pero de alma noble, no podían consumar su relación por razones “Éticas” casado con una esposa moribunda padeciendo una terrible enfermedad. Esta mujer consideraba que había cumplido con sus deberes en esta vida . Decidió delante de su amor pegarse un tiro por la infelicidad que le producía la no “consumación de la felicidad en ciernes  “   Estaba en su pleno derecho. Sólo que la miopía de sentir que la sobrepasaba el problema la llevó al suicidio.

Al día siguiente la esposa del amante murió y él todavía tiene un altar dónde reza por la resurrección de su amor ido.

Acaso la suicida agotó todas las opciones. NO. se precipitó, fue un acto de angustia in extremis por eso y para eso es importante vivir. Simplemente para saber que ante una frustración, depresión, arrechera , siempre habrán tantas opciones como el individuo quiera inclusive la de quitarse la vida pero de todas es la más fácil , la menos retadora , de alto impacto social y de desprecio hacia el individuo , hacia la mismidad.
QUE COMO YA EXPRESAMOS ES LA CATEGORÍA SUPREMA DEL SER

VIVIR  O MORIR NO ES UN DILEMA TIENES QUE VIVIR PARA NO MORIR EN
VIDA,  ESA SI ES UNA TRAGEDIA

NUNCA ME GUSTÓ LA FRASE HAY QUE VIVIR EL PRESENTE, TAL COSA ES IMPOSIBLE. HAY QUE VIVIR ENTRE EL PASADO Y EL FUTURO. EL PRIMERO YA PASÓ O NOS HACE VER QUE QUEREMOS QUE PASE LO QUE NO PASÓ, EL SEGUNDO ES QUE ESTAMOS Y QUEREMOS SEGUIR VIVOS PORQUE MI CIRCUNSTANCIA PUEDE CAMBIAR O YO LA HAGO CAMBIAR A MI FAVOR.

Juan David Porras Santana  

13 jun. 2015

DECLARACIÓN DE AMOR AL MAR


                                                  

¿Regresé  a ti?  Después de dos años de ausencia, siempre guardo duelo y luto cuando un amor se ha ido, distanciándome físicamente de ti, ¡Oh mar de mi amores!  .

De alguna extraña manera mis amores de la tierra emergen  de los versos escritos para ti y se vuelven criaturas oceánicas porque contigo las involucro y alcanzan el clímax cuando aceptan que tu resaca las lleve lejos de la costa, quién sabe a dónde   para que luego tus olas me las devuelvan hechizadas.
Pleamar mi mujer entonces me acompaña, haciendo de mi vida un oasis dónde abunda la pasión y esa reafirmación de lo presente, tan poco frecuente en mi vida.

Como la luna, les muestro mi lado opuesto al oscuro. Es el  luminoso, brillante, no reconocen, aquel ser taciturno convertido en  un hombre cautivador, seguro  dispuesto a todo con tal de complacerlas. Es como cuando las grandes ballenas azules emergen de las profundidades abisales con hambre de aire y en la superficie les vuelve la vida y el chorro de agua que condensada por la inmensa presión es soplada en una columna tan alta como sus ganas de vivir. Resuello e inspiración de mar y cielo.

Te lo he dicho, nunca podré estar ausente de ti.  Son estados diferentes de ti, mi entidad. Cuando no te veo, es tan poderosa tu voz que de mi dimanan el verbo y el sustantivo más contundente. Frente a ti no te puedo invocar, me hago contemplativo, consustancio mi ser con la espuma, la bruma y la sal. Soy una nota más de tu gran acorde que desgranan en un arpegio flamenco que nunca descifra  para siempre dejar abierta la vena de lo anónimo.

Tendré los amores que tu decidas, buscarlos yo, ha sido y será mi mayor acto fallido. En ti están las claves para reconocer a las deidades. Todas las mujeres que he amado, te miran con tórrida pasión   pero distante, nunca ninguna se atreve a romper tu sugestivo espejo de agua para adentrarse como lo hago yo en tus entrañas.  O nadar hasta el punto en el horizonte dónde retornar sería tan frustrante como la mujer que en el punto del apogeo coital siente que su amante la abandona dándole la espalda en señal de abatimiento.

Mar, nunca me recriminas por el contrario nuestros reencuentro parecen siempre a la primera vez que me atreví a mirarte. Largué los cabos que me amarraban al puerto seguro de mi Madre.

Creo que a diferencia de otros recién nacidos que le dan una palmada en la espalda para que despierten a la vida. Me sorprendiste  dándome la bienvenida con una bofetada juguetona  de agua cálida y tan salada que me hizo reír y respirar yodo como hoy delante de ti una y otra vez lo sigues y seguirás haciendo .

Juan David Porras Santana   





11 jun. 2015

CARTA DESESPERADA



                                                       
Confieso cierta inquietud cuando quiero decirte te amo. Nunca antes amé, sus símbolos me eran ajenos y extraños. Me decías que era mi magín que superaba con creces los eventos más elementales y sencillos para hacer que mi laberíntica  existencia fuese inexpugnable.

La alineación de los astros me invitaron a ser valiente, a no temer a tu rechazo, por el contrario tratar de encontrar en tu regazo, el descanso de este mártir que entre tus labios se adueña de tu voluntad por largos y estuosos momentos, en los que llegas a pensar que soy, otro, un amante avezado en la lides del Marqués de Sade que trata de convertirte  en esclava de bajas pasiones.

 Te cuesta reconocer en mi al pervertido que te lleva a dudar de lo moralmente permitido  y que jugando al abismo, esa noche le das acceso para sentir el vértigo de los orgasmos estimulados por apetitos que dentro de ti, yacían dormidos y  que a la voz de mi desenfreno, abandonaron como pérfidos pájaros,  las jaulas de tu cautivo imperio y sobrevolaban nuestros más frenéticos y ocultos deseos.

¿Lo piensas o lo imagino? Será  que trato de reproducirte en cada instante, como si a través de ti respirara y de ti dependiera que mi corazón siguiera latiendo y mis ojos miraran mediante los tuyos un nuevo horizonte y un granate crepúsculo dónde el beso es un ave que se posa en una verde palmera exorbitante.

Nudo Gordiano que cierra mi oportunidad ganada a pulso ¿Cuál es la razón por la qué insistes en aislarme? Una gitana me habló del influjo que sobre mi pesaba de un amor oscuro, olvidado, renegado.  Me reí, hoy que me siento tan dueño de mí, armado del mayor valor, se doblan mis rodillas, una desazón plúmbea invade mi espíritu y me recluyo cabizbajo y meditabundo al inframundo, dónde siempre he morado. Me haces pensar gitana que no te has equivocado.

Allí en las eternas sombras, recuerdo el álgido momento cuando mi acuario hizo agua y la belleza moría junto a mi corazón perturbado. Todo estaba perdido. Dios que liberación caer y no volver a levantarse, dejar ser y pasar. Fluido del universo todo que te adueñas de mí y me recuerdas  que el esfuerzo y las ganas son banales. Que un zángano goza libre y sin culpa. El denodado cree merecer por su esfuerzo el premio dorado. En el reino constelar tales categorías son deleznables.

Bajo de mis ínfulas, comienzo a reptar y descubro que para amarte y ser aceptado, sólo tengo que estrecharte en un abrazo constrictor hasta que desfallecida, pueda engullir tu alma, porque tu cuerpo yace  de placer, como la copa de Baccarat que se hace trizas en la placentera lujuria de la oscuridad.

Juan David Porras Santana






10 jun. 2015

EL GRANITO Y LA MAGNOLIA HECHIZADA





En los ríos, el agua que tocas
es la última que ha pasa
y la primera que viene. Eso mismo sucede
con el tiempo presente
La vida bien aprovechada es larga.
Leonardo Da Vinci


Pensé que soportar
era la clave de la existencia
Por eso llevé mi fardo
con la convicción del reo
de que 20 años pasan
Eran tales mis espasmódicos
momentos de gloria
que precipité mi historia

Heme aquí agotado
Sin haber siquiera
probado de tus labios
me regalaron tantos besos
que como un niño
consentido , abrumado de tanto
los dejé olvidados , arrumados
Se me confunden las odaliscas
de una danza petrificada
Rostros , gestos de inmundas
carnes cosificadas, fantasías
mediocres de galanterías olvidadas

Letargo indemne sacrílego
e imperdonable  mueca
Lo dejo pasar y ni siquiera
me doy cuenta , señales vitales
que ácidamente encienden y apagan
Mientras aquel olvidado santuario
dónde reposan mis restos
es la gloria a lo sempiterno
a la Roma y su acueducto
que mana en las fuentes
el agua más fresca , más sana

Suficiente para mantener
la mente nítidamente clara
¡Ahhh  al fin las campanas!
con el pecho abierto de San Patricio
mis dudas se hacen sanas
Lo malsano fue exorcizado
aquella madrugada en que mi corazón
compasadamente miraba como la belleza
es un asunto de promiscuidad natural
entre el granito y la magnolia hechizada


Juan David Porras Santana



MI ÚNICA SALVACIÓN , DERRAMARME





A tantos que sigilosamente
me han ayudado

Anoche se desbordó
mi  acuario estanco
Mi pequeño templo hacía agua
por todos sus costados
El pez siamés que tanto atesoré
se canibalizó  de tanta belleza
Epilépticamente mi corazón
rojo – azulado lo  compasaba

Gigantes árboles fueron talados
y el gregario ganado en mi  pastaba
Los emplastes de citronela  deshicieron
el flemón difuso en mi anatomía
Mis neuronas
a pesar de su color mortecino
gozaban de buena salud
Había derramado todo lo vivido
en un instante que anidó en invierno

Los robustos percherones
que empujaban en cuadriga
mi pesada carga
Murieron de cansancio
En un último esfuerzo
para sacarme del pantano
Atascado durante medio siglo,
cumplieron con pundonor
su exigente oficio, dándolo todo

Ya no había nada que hacer
me di por vencido
de pronto refrescó
en la madrugada
la sangre coagulada
empezó a fluir vital aguas abajo
Y un sol enérgico
me cegó la mirada
Laissez Faire, Laissez Passer
los buenos propósitos
también matan

Juan David Porras Santana

9 jun. 2015

DIOS, EL GRAN ESPECTADOR




 Si Dios es Dios y el hombre una criatura hecha
 a imagen de la inteligencia divina,
 su función más noble 
 es la búsqueda de la verdad.
 Morris West


A raíz de un diálogo que sostuve con mi amiga y amada Uzáal
le relaté este chiste autocalificado de teológico por mí:
estaba ahogándose en un pozo un hombre ,
desesperado gritaba pidiendo ayuda ,
un samaritano escuchó el llamado y fue a su auxilio ,
le extendió una rama y logró llevarlo a la orilla .
Inmediatamente el moribundo salvado , grito al cielo
gracias a Dios, y el samaritano que lo salvó , le ripostó:
gracias a mi porque las intenciones de Dios eran clarísimas .
Le pregunté a Uzáal  ¿Existe el destino? ¿Dios nos permite decidir?
Su incertidumbre me incitó a escribir este poema 



El tiempo de Dios es perfecto
A Dios gracias no es así
Él es tan espectador como nosotros
del devenir creado por los humanos
Dios se sorprende como nosotros
nunca se lo hubiese esperado,
tal vez hubiese tomado otro sendero

Dios jamás  querrá intervenir
Perdería la existencia su razón de ser
Y él nunca nos habría creado
a su imagen y semejanza
no pasaríamos de ser
dos gacelas libres corriendo en el Kalahari

Cuando imploramos a Dios
Lo estamos haciendo
En el cuarto de espejos de la transfinitud
No es un clamor que se pierde
en el profundo azul de la bóveda celeste
Es un eco que siete veces repica
En la ansiedad de vernos pensar, decir y actuar
Porque al igual que nosotros necesita
saber la verdad, siempre y como tú y yo
detesta relativizar su desnuda carne
su inquebrantable osamenta,  porque
lo que aconteció es la obra de humanos
Y  halló gracia ante sus  benditos ojos
Tan humanos, tan desprotegidos
y deseando como nadie ser amado

Juan David Porras Santana



8 jun. 2015

MI PROPIO YO




Hay otro linaje de escépticos muchos más terribles,
si cabe, que los que creen que todo es materia;
todavía queda el caso de aquel escéptico
para quien todo se reduce a su propio yo.
Gilbert Keith Chesterton


Llegué al fin a mi origen
Decrépito, discrepo del olvido
Tanto recorrer en vano
Me asaltan los remordimientos
Quedo presa del terror arácnido

Me exigiste pragmatismo
no dude en demostrártelo
Largas sesiones de hedonismo
te hicieron desgastar las pasarelas
Éramos yoes  al alimón perfecto

Quimera del despótico
Andar en lo entrañable
Mascarón de proa saludable
Ignorancia la de los espejos

Cruces a las orillas del camino
Derrotero del navío que surca
mares de sombra y hastío
Para que entiendas
que mi propio yo
Eres tú, tejiendo de mis ínfulas
Te quiero , te quiero
entreñablemente, te quiero

Juan David Porras Santana



6 jun. 2015

LA MÚSICA DE DÓNDE DIMANA EL UNIVERSO




Al maese Leopoldo Igarza

Sin música la vida sería un error.
Friedrich Nietzsche

Estás en todos,
pocos beben de tu fuente celeste
Me descartaste o
me abandonaste, no lo sé
Desde ese día te busco
en otros brazos que tienden a ti
Nunca te alcanzaran
como tampoco yo estaré en ti
Solo puedo sentir tu caricia
que en mi turbia mente
No puede retenerte
Cuánto quisiera dialogar contigo
Para unos es tan natural
como el cálido amor de madre

Sospecho que entre la nada
y el todo un La bemol
al ser urdió
Asombrosamente la vista
que tanto nos reveló
amputó el registro
primigenio de la existencia
Escuchar vibrar
en el aire, en el agua , en la tierra
Los acordes seguramente
de séptima que conformaron
al ser , y su circunstancia
y tuvimos que llamar a la existencia
metafísica insoportable
por inasiblemente ajena y no vital

Conjuro de planetas lejanos
música de las esferas
Que oponen
a la columna de Trajano
la posibilidad de que el mundo real
se sostenga ingrávido
como lo hace el escucha
cuando oye que  allí viene la vida
lo dice  la trompeta
que la anuncia en  Si bemol mayor

Juan David Porras Santana



4 jun. 2015

MIS INACABABLES 11 AÑOS DE EDAD


                                           
"Sabemos lo que somos;
pero no lo que podemos ser". 
Willian Shakespeare. Hamlet.

 Un imberbe niño pegado a la falda de su mamá, que odiaba la arena y temía al mar.  Mi madre    
 trataba de despegarme y no había manera, el mundo real era un infierno anticipado para mí.

Al poco tiempo  la sustituí por mi abuela y mis maravillosas tías solteronas.
Eran costureras y llenaron ese inmenso espacio de mi ineptitud para el mundo real con el despertar del mundo imaginario de la fantasía que yo proteicamente convertía en realidad.

 Creyéndome Superman, le pedí a mi abuela que me hiciera una capa para volar, y me lancé desde el  segundo piso de mi casa; por supuesto terminé con el filo de la escalera en mi frente – no se rían-. Si me detallan  verán  que en vez de convertirme en Superman, me parezco a Frankenstein, hasta en la cicatriz en la frente que me quedó de mi ilusa aventura.

En el aquel entonces tendría  5 años de edad, mis tías cocían en la maravillosa maquinas Singer de pedal, y lo hacían descalzas; poco a poco, pasé de observador a tocador- un niño que se cuela por debajo de una mujer descubre el nuevo mundo: la suavidad de sus pies, su olor, me producían sostenidas erecciones que no encontraban camino para su desahogo, sólo repetirse una y otra vez, en un éxtasis que solo a los 11 años volví a sentir, cuando jugando con mi vecino en una pista de carros de carrera, que le había traído el niño Jesús, su hermana de 13 años, bella y de pie griego como su madre, me frotaba   por debajo de mi muslo, con los pies calzados con unas bellísimas sandalias hindúes. Cuando llegué a mi casa descubrí la masturbación, y las pocas semanas el sexo atropellado y gigante de la niñez.- Bueno, que exagerado, comenzaba la adolescencia-

La señora que hacía la limpieza en casa, una mujer de unos 25 años de edad, atractiva se me insinuaba en repetidas ocasiones y yo no sabía cómo actuar- tenía 11 años , mi amiga y editora Jessie me dice que no cuente esas cosas, porque si ella hubiese sido mi mamá , la mata por pederasta- . En fin acudí a los panas – amigos- de la urbanización, unos gandules que como yo no habían pasado más allá de la manuela. Todos entusiasmadísimos me azuzaron para que llevará a termino la consumación del hecho o más bien “lecho”.

Esa noche bajé a su cuarto estaba con una dormilona de lo más sexy, y yo con mi botón de timbre, tres veces su tamaño. Me recline en su cama, y metiendo las manos en mi bragueta sacó el pirulí que estaba más tieso que pata de perro envenenado. Con una vocecita cándida de mosquita muerta, me dijo: ayy si Juandavicito , es ya un hombrecito , mi respiración   entrecortada, el corazón parecía una locomotora descarrilada ,  fue llevando mi mano hacia su pubis, y abriéndose la dormilona quedó al descampado una mariposa de esas negras que hacen gritar a las mamás   . Todo pelo era espantosa y olía rara, con las mismas me asusté y salí corriendo de su cuarto y me fui al mío dónde no pegué un ojo en toda la noche. Era un sentimiento ambiguo por una parte de horror y por otra de irresistible misterio. Pensaba cuando jugábamos más chicos al Doctor , las niñas mostraban con pudicia un pubis rosadito como un flamenco y el culito era como un remolino divino , dónde solía meter las inyecciones , reconozco que  era algo pasado, pues no pinchaba la nalga , sino el huequito y la niña hacía ayyy , seña de que la inyección había hecho efecto . Cómo podía transmutarse la más delicada forma sin olor a nada en aquella mácula espantosa pero  atractiva, de olor a coctel de camarón  pero excitantemente irresistible.  

Lo descubriría al siguiente día. Los panas estaban en el parque intentando aprender a fumar los infumables cigarrillos Camel que le robábamos al Almirante Pérez Luciani. Todos me esperaban , cuando escucharon mi frustrante historia, se cagaron de la risa , me gritaban, maricón , cagaleche , Erich decía déjamela a mí para hacerle quintillizos , vamos a cogérnosla todos guevón a vela. En fin les contesté está noche vuelvo. Así fue.

 Entre a sus cuarto decidido y me metí entre sus sábanas, rápidamente busqué  la zona más despejada – era el culito- y de pronto su vocecita meliflua, me canturrio, por allí no papacito eso es caca,- y no se equivocaba- por aquí y de un manotazo me encontré en una fosa sin fin , con la suavidad del terciopelo de una rosa , húmeda y eléctrica como el Vick Vaporub  que me ponían en la espalda. Sentí que un tornado me devoraba, que placer – eso si no volteaba a ver la horripilante mariposa , ni por el carajo- acabé a los 0000000000,2 nanosegundos , una agüita que ni densidad tenía , mucho menos color y olor , ella tiernamente me acarició la cabeza – recuerden que tengo chicharrones cortantes- y dijo , así suele suceder la primera vez . No había terminado de hablar y ya tenía enhiesto el pirulí, lo volví a meter y me dijo piensa que está en el primer inning comenzando y te faltan ocho, con calma. Así durante semanas no sólo aprendí. Sino que con mis relatos de la noche anterior  hacíamos larga sesiones de onanismo campestre mis zagaletones amigos y yo. Luego todos hacían cola para cogerse a la insaciable Fanny. Ninguno pudo porque mamá sospechó y la echó.

Dirán pensamos que nos ibas a contar como pasaste del terror al mar y de las faldas de tu mamá a ser navegante

Está bien pero sin tumultos ni empujones, No estoy para que ustedes me digan, ni yo para decírselos. Como decía el genial Don Mario Moreno – Cantinflás-

Si el descubrimiento del sexo fue  atropellado con mis mismos  de 11 años de edad. Mis primeras aventuras  marinas fueron tímidas y tiernas: ir a pescar con una caña robada a uno de los esposos de sus amigas en Playa Grande. Para mi  sorpresa el sueño del pescador se confundió con la realidad: pesqué una palometa como de 2 kilos- lo más seguro es que fuese  de uno, pero los ojos de la infancia son un par de lupas- . Rompí la caña de pescar, -solamente perdí la plomada y el anzuelo- pero estuve los meses restantes de aquellas inolvidables vacaciones tan culpable como los asesinos de A Sangre Fría de Truman Capote: en mi caso nunca se descubrió el crimen.

Cada día crecía más mi osadía, las próximas vacaciones escolares- que eran infinitas- decidió el grupo de jóvenes madres, llevarnos a Tucacas. Las playas que colindaban con la casa vacacional eran de aguas turbias, sin atractivo. Las madres nos contaron a la camada de muchachos- unos 8- que al día siguiente nos llevarían  a un lugar hermosísimo, llamado Punta Brava, al cual en la época se accedía en peñero- embarcaciones locales-. ¡Qué emoción! Después de sortear unos inmensos manglares, desembocamos en lo insólito, en lo nunca visto por nuestros ojos inocentes y ávidos: las aguas coralinas y cristalinas de un caribe ignoto.

Tal fue la emoción que eran las 6 de la tarde y no nos queríamos marchar, les rogábamos a nuestras madres que nos dejaran vivir ahí para siempre. De vuelta, los manglares se fijaron en mis retinas, y en la medida que nos acercábamos a la casa vacacional podía desde la carretera ubicar a Punta Brava, gracias a la marcación de los manglares.

 Luego de cenar los acostumbrados macarrones con ketchup y diablitos, me reuní con los otros niños con edades comprendidas entre los 6 y los 10 años para invitarlos a mi próxima aventura: irnos en la madrugada, cuando las viejas estuvieran pasando la pea- las viejas tenían 30 años- para Punta Brava, en un bote inflable que había visto en el garaje, todos se rajaron menos mi hermana Mariela, Marta Roca y su hermanito Ricardo de 6 añitos. Antes de que despuntara el alba estábamos en la mar con rumbo fijo a los manglares nos alumbraba una luna llena del tamaño de la tierra. Remaba, remaba y la corriente nos alejaba hacia la dirección contraria de nuestro destino, ya exhausto, decido a anclar para descansar y regresar, cuando uno el cabo de no más de 5 metros al ancla, el nudo que le había hecho era igual de malo, como con  el que hoy sigo  amarrando mis zapatos, por supuesto se soltó y se fue al fondo, a más de 40 metros de profundidad. Comenzamos el retorno, aun cuando lento, avanzábamos hacia la costa, al poco tiempo divisamos un par de peñeros que las viejas habían enviado a nuestro rescate. Los pescadores luego de subirnos y montar el bote inflable en su embarcación, nos increparon: estas aguas son traicioneras, infectadas de tiburones- siempre sospeché que la exageración de estos marinos  era para sacarles una buena tajada a las viejas-

Allí estaban, en la orilla como un pelotón de fusilamiento, después de los besos y abrazos a los menores, menos a mí- el artífice- se acercó María Cristina, la madre de Marta y Ricardo, y me dio una bofetada como la que daban los Franciscanos en tercer grado. Mi madre Coco, no dijo nada, se me quedo fijamente mirando,  tratando de identificar en aquel muchacho, al niño que le tenía pánico al mar, asco a la arena y tuvo un buen día la honestidad de desprenderlo de su falda.  

Juan David Porras Santana