21 feb. 2015

EL AMOR ES UN ACTO DE FE QUE RENIEGO



Por qué se me vendrá
todo el amor de golpe
cuando me siento triste,
y te siento lejano
Pablo Neruda
Acepté a Cristo sin saber de él
Acepté tu amor sin saber de ti
Ambos son la cruz de mí existir
Lastimero me hinco ante él
Lastimero me hinco ante ti
Cuanto se aprende en el devenir
Pensé que veníamos
con nuestro equipaje
Hice el inventario años después
todo había sido trocado por el devenir
Porque la vida no acepta
imposiciones del más allá
Mucho menos genomas
que faciliten tu destino
Te quiere tal como el actor
que desentrañará la maraña
Acepté a Cristo sin saber de él
Acepté tu amor sin saber de ti
Ambos son la cruz de mí existir
Lastimero me hinco ante él
Lastimero me hinco ante tí
Cada decisión tomada o no,
cambia la baraja
Nunca se jugará tu destino
con cartas marcadas
Es el imposible de la causa
y su efecto mariposa
y de la inextricable
red de interacciones
que superan al Universo
y sus leyes naturales
Estamos hechos sí
de polvo de estrellas
Pero nuestra poderosa esencia,
es carne y consciencia
Nos parece ad infinitum
ser universo
Pero al universo le asombra
que hayamos surgido
de inteligencia, emociones
y borbotones de sangre mestiza
Acepté a Cristo sin saber de él
Acepté tu amor sin saber de ti
Ambos son la cruz de mí existir
Lastimero me hinco ante él
Lastimero me hinco ante ti
Cómo no ser un zángano
cuando todo está dado
Esperar jugar al malo
y al bueno, al hábil y al torpe
Conozco una caverna
que mana leche materna
Conozco la gruta del vino y la lujuria
Conozco el convento
dónde las monjas me redimen
Solamente me preocupa,
que cuando me acerco a ella,
te quiero más soledad
y cuando me alejo de ella,
pasó noches de onanismo sin fin
parezco la viva humanización
del Gran Masturbador de Dalí
Acepté a Cristo sin saber de él
Acepté tu amor sin saber de ti
Ambos son la cruz de mí existir
Lastimero me hinco ante él
Lastimero me hinco ante ti
Es hora de hablar
de ti Cristo Redentor
De tus flaquezas
en tu breve paso por la tierra
Es la hora de que me mires
a los ojos, amor
Y seas tú, acción y conclusión
Por qué saben una cosa
Me hinco por un antiguo
y respetado código
Pero hoy quiero
caminar abrazados
con ustedes de igual a igual
Juan David Porras Santana