23 oct. 2012

QUIMICA Y SENTIMIENTO: INTELIGENTE EMOCIÓN.



                  Cuan extraños los dos con nuestro instinto
                  De pronto somos cuatro.
                                                                 Juan Ramón Jiménez




Conversábamos en el cierre del taller de inteligencia emocional sobre si se había definido este exótico concepto como instrumento de aplicación, como lo es la lógica a la racionalidad.

En un ambiente de consenso donde estábamos de acuerdo sobre la interesante propuesta de Daniel Gil Adi sobre  la necesidad de un estado de conciencia de las emociones, Ana Luisa señaló con mucho sentido: no se a todas estas  que es inteligencia emocional, me encantó los temas como la autoestima, la asertividad pero quede expectante sobre la existencia o no de un órgano que me permita “discernir emocionalmente”
Me disculpas apreciada compagñera si te interprete mal, pero a mi me quedó la misma duda y tal vez simplemente te estoy transfiriendo de manera injusta mi incertidumbre.

Mitzuko nos aclaraba que la inteligencia emocional había que verla en un sentido holístico donde los elementos tales como maestría personal, modelos mentales, inteligencia intrapersonal, inteligencia interpersonal, tenían que verse en un conjunto sistémico difícil de aprehender. No estuve de acuerdo del todo. Pienso que si bien es cierto es un error tratar de asimilar la estructura de la inteligencia “racional” a la llamada inteligencia emocional, no es menos cierto que sí contamos con un órgano que nos permite comprender y dirigir las emociones y que así como tenemos raciocinios también tenemos formas preexistentes como los sentimientos que se sostienen en los valores y por lo tanto podríamos hablar de una lógica valorativa.

Le comentaba al grupo que no estaba de acuerdo con  Gil Adi en cuanto a que sentimiento y emoción eran sinónimos, estoy convencido y creo que Ana Luisa también lo sostuvo, que las emociones son estados del yo: estoy arrecho, es simplemente la manifestación de una sacudida de rabia que afecta el ego y cuyo origen puede ser  racional o sentimental o ambos.
Y que para poder diagnosticar utilizaba la lógica formal o el órgano sentimental valorativo.
En la muy sentida intervención de  Jorge Alsina, donde podría  estar arrecho , triste , ansioso o simplemente con miedo de que el 100% de la gente no lo quiera. La lógica que utiliza en la ingeniería le podría solucionar el problema al ubicar en las probabilidades del 70:30 el rechazo, mientras que lo emocional le dice en su fuero más intimo: que si el es educado, decente, generoso, etc. debería que ser amado por sus congéneres. Pero resulta que desde las endorfinas hasta la más recalcitrante individualidad juegan un papel en el complejo mundo de los sentimientos, sino hay química difícilmente hay acceso a otra instancia de nuestro ser y el tiempo y la paciencia apreciado Jorge atentan en contra del fondo de lo que somos( por supuesto que en nuestro equipaje vienen las hormonas) pero también la esencia de nuestra personalidad que luego es esculpida por lo interpersonal pero lo primero es dominante: determina la individualidad, que maravilla: tu inteligencia, tus sentimientos, tus aptitudes, tus predisposiciones son ese 75%, cifra que impone que nos conozcamos muy bien.

Sobre este sustrato las formas ideales preexistentes: los valores, te servirán de brújula para saber con la certidumbre con la que  calculas las vigas que debe llevar un puente, si una decisión valorativa que te produjo una emoción y que juzgarás buena o mala.

 Si Dafne actúo correctamente cuando te reclamó lo sabrás inequívocamente si utilizas tu inteligencia emocional(órgano perceptivo sentimental) y con esa misma libertad ella y los otros haremos lo propio. Y no por ello va a existir una verdad Alsina ,dafniana o de nosotros los observadores, simplemente porque ella (la verdad) no es sujetiva como nos han hecho creer, es tan objetiva como 2+2=4. Valores y antivalores en pugna: la dignidad y el egoísmo obviamente en el incidente se impuso la dignidad. Las emociones encontradas en la situación: rabia, ansiedad, amor de todos los involucrados , solución asertividad de quién: la del profesor, la de Peter, aprendizaje otro valor: la tolerancia.

 Juan David Porras Santana

19 oct. 2012

FUSTIGACIÓN


Creíste, extraña criatura, que era suficiente tenerme en tu pensamiento, cuando sé que por dentro ardes en deseos de poseerme, como lo hace sin ningún tipo de ambages tu fiel compañero, el hombre lobo en la infinita licantropía que ejerce sobre las púberes de las comarcas ajenas y distantes.

Por eso deambulas dando tumbos, persiguiendo alegorías en un mundo de sombras, donde no puedes objetivar ni siquiera el acto ya consumado. Te recuerdo siempre con la mujer en brazos ya muerta por tu torpeza, sin siquiera haber acariciado su inextricable cabellera.

Pobre, Víctor siempre supo lo que quería para ti: ¡crearé sólo yo, como un Dios! Lo creado nunca será el otro, sino la pesadilla recurrente de ser en sí mismo una y otra vez. Ya estoy harto de hombres capaces de ver en el creador su alter ego, sólo los quiero conscientes de sí mismos sin repliques que justifiquen su existencia con la estupidez de: no estoy solo en el universo, también está el otro. Así que  solo estarás.

Ayúdame mujer de mi entraña soy un muerto en vida  o una vida que quiere precipitar su muerte  ¿Es que habría alguna diferencia por el hecho de saberlo?  Me ripostaste,  a lo que te respondí: como no la hay, me acerco a Dios, lo apremio, y lo que me reclama es poesía, único camino para reptar entre el todo y la nada, la vida y la muerte, el amor y el solipsismo.


Juan David Porras Santana

17 oct. 2012

MUJER

Algunos pensamos  que vivimos una época donde la soledad reina en los corazones,  otros,  por el contrario, supuestamente al estar globalizados estamos unidos por los medios masivos de comunicación: e-mail, telefonía celular, mensajería de textos e imágenes. En fin todo un arsenal que debería facilitar la comunicación- como en efecto lo hace- pero es que el problema no radica en el medio, sino en el contenido. Mucho ruido y pocas nueces.

No has sentido acaso que te rodea la alegría pero realmente tu corazón no está alegre; no has experimentado después de hacer el amor un gran vacío; que quien te acompaña persigue el vellocino de oro, lo que a ti muy poco te importa.

Recuerdo haber leído una entrevista que se le hizo hace mucho tiempo a Sharon Stone, donde esta relataba su experiencia cuando se casó por primera vez con un jugador de fútbol americano y se fueron de luna de miel a Sicilia- Italia. Relataba algo más o menos así: luego de llegar a Roma tomamos el tren hacia el sur, un largo y hermoso viaje, trate en varias ocasiones de compartir con él impresiones sobre el bellísimo paisaje y su respuesta era: que trayecto tan largo y fastidioso. Una vez en Messina tomamos el ferry hacia Palermo llegando en pleno amanecer, estábamos cansados pero me sentía enamorada y llena de entusiasmo, me acerque a la orilla del mar y lo llame: amor ven a ver este pez que se trasluce en las aguas cristalinas, y pensar que  no sabe que estaba amaneciendo para él. Fúrico mi otrora esposo me contestó: si te vas a poner poética me lo dices, porque estoy agotado. Tome el ferry de vuelta inmediatamente, más nunca quise saber nada de él.

El alma femenina es un extraño instrumento de infinitos registros pero todos conducen hacia un   mismo fin: el amor.
Amor es, mirar hacia adentro tan adentro del otro que  logres ver las raíces de lo que te muestra, sino las tiene, estás en presencia de lo vano de lo efímero, con lo cual no podrás construir nada. Y el amor es lo contrario a la nada.

Cuando estás enamorado entiendes a la vida, todo parece tener sentido. Tu mente se abre y todo lo recibes con una gran fuerza, como  realmente es, porque a diferencia de lo que muchas veces creemos, la vida es un torrente de sorpresas inagotables que requieren para apreciarlas, el tono de un corazón enamorado, así sea enamorado  de la vida misma  

La gran mujer no es perfecta, es simplemente y elementalmente  mujer, que nos muestra a los torpes hombres como se siente la vida, tal como lo dijo Pablo Neruda:

             Mujer, nada me has dado y, sin embargo,
             A través de tu ser siento las cosas,
             Estoy alegre de mirar la tierra
             En que tu corazón tiembla y reposa.

16 oct. 2012

VACIAR EL CONTENIDO

Escuchaba una de esas fenomenales entrevistas de James Lipton del Actor’s Estudio, en la cual este excelente entrevistador conversaba con Al Pacino sobre como éste dejaba de ser él cuando actuaba y éste evocó una frase de Miguel Ángel: “Señor, líbrame de mi mismo  para poder complacerte”.

Así como decía Sócrates: Conócete a ti mismo, muchas veces nos provoca librarnos de ese conocido o desconocido ser que yace soterrado o por el contrario aparece en escena en el acto que no le corresponde.

He prefigurado nuestros encuentros, y me veo en ellos  como creo que tú me percibes: un escapista. Me lo confirman tus prolongadas ausencias, tus intermitencias. Así que cuando escuché a Pacino evocando la frase de Miguel Ángel, me dije: Belkys está imitándome, así que Señor líbrame de mí mismo para poder llegar a ella, si no estaré condenado a verme en el espejo, donde los hombres vampiros no reflejan su imagen.

Por ello decidí vaciar mi contenido. Antes lo intenté contigo en aquel largo y afirmativo beso que nos dimos en público. Surtió un efecto transitorio, que luego se reconvirtió en el vacío que te acompaña en la memoria, donde siempre estoy desaparecido.
  
En fin eres mi más codiciado noúmeno, mi cosa en si. Urge aprehenderte, seducirte para que lenta y viscosamente escancies en mí, tu contenido, y esa botella vaciada  y llenada por el mar cada vez que  sobre la playa rueda, la coloques en ese arcón donde guardas las letras con que armé: te amaré por siempre.

Marfil, piel de Gepardo, rubí, miel, tantas elementales cosas que tú me evocas, no es más que la amañada prestidigitación de la poética que me restriega en tus entrañas y me expulsa tan lejos que me desfigura  en tu memoria, hasta convertirme en lo que realmente soy: FRANKENSTEIN. Ese ser gótico que llena tu lado claro con su oscuro cansancio eterno, como el amor que siento por tí, en una persecución  que la amada no puede  descifrar y el amante no quiere abandonar.

Juan David Porras Santana

15 oct. 2012

EL LANGUIDO DOMINGO DE BÁRBARA

Para: Bárbara Arveláez

Pesa sobre nuestra conciencia que la vida es segmentada y está contenida en compartimientos estancos. Escuchamos expresiones como viernes festivo, y si es de Semana Santa viernes de Dolores, o aquella conseja popular: “eres más atravesado que el miércoles”. Deja pues la vida de ser un continuum, donde la injerencia religiosa, laboral, “moral” perturba al libre arbitrio, pero no logra doblegarlo

La primera excusa que esgrime el esclavo del deber- yo lo soy pero del beber-es: nada como el deber cumplido que será premiado con una rumba de viernes festivo. A cada esfuerzo corresponde una recompensa, nada más alienante que esa acción y reacción de perrito amaestrado.

Inmediatamente me argumentara el alter ego: muy fácil para ti, tienes libertad de jornada, si te levantas tarde y enratonado no importa: laissez faire, laissez passer. Y claro que es importante, TODO ES IMPORTANTE, la maravilla es manejarlo con independencia, autonomía, sin esperar nada a cambio, sin autoflagelación, sin mea culpa, ser el auténtico “bruto libre que goza donde quiere, donde puede”, sin perder la cordura, conociendo los límites y sobre todo el reto de que mañana voy a disfrutar otra aventura, sea esta dictar una conferencia, redactar un documento para antes de las 11 a.m. o irme para la playa a expandir mis pulmones.

Nos enseñaron a ver la vida bajo el control de alguien, y jamás bajo el maravilloso don del libre albedrío, el único poder que nos ha sido conferido, y sumisos como estamos ante la explicación de la superioridad divina- la cual no pongo en duda- creemos que nada podemos hacer frente a la fuerza irremediable del destino.

 Piensa por un momento en las grandes crisis de tu vida, cuanto del otro pudiste haber impedido- y no era un ser divino, tú hiciste de él un Dios-y te minimizaste, cuando la posibilidad  de que las cosas fueran distintas estaban en tus manos, las delegaste, ya sea en nombre de la moral, de la pena, de la lástima, del miedo, del desamparo; sin querer estabas retroalimentando la neurosis del otro y creándote una propia. Quedando atrapada en tu propia telaraña y no  andando campante por el mundo ancho, posible e infinito que te fue dado.


Juan David Porras Santana

11 oct. 2012

EL CALENDARIO DE LAS MUJERES

 
Te has preguntado, ¿Por qué  las fechas son tan importantes para las mujeres?
La respuesta tentativa que te voy a dar es multifactorial, pluricuanperfecta, multirracial, polimorfa y punzo penetrante como diría Horangel  en los doce del signo- Juan David, yo no había nacido cuando eso, soy de Shakira para acá-, tranquila no te preciputes-

Sí, ya sé que conoces, la teoría de la marcación menstrual: ¿cómo no voy  a estar signadas por las fechas, si cada 28 días, la naturaleza se encarga de hacérmelo inolvidable, Juan David?  Pero eso  sería una visión simplista, determinista, organicista. Qué va.

La mujeres -y mientras más fémina, más acentuado- son territoriales- temporo espaciales. ¡Guaoooo pero que  antimachista! .Las dos únicas categorías del conocimiento, donde hay un cierto acuerdo: son espacio y tiempo; claro la  Teoría de la Relatividad de Enstein  modificó la visión Newtoniana de un tiempo que corre continuamente sin alteraciones, ni fisuras. Un orgasmo en el ecuador dura más tiempo que en los polos. Científicamente hablando .Tampoco por eso es que nos vamos a quedar viviendo en los trópicos para siempre-. Pero segurito que una esquimal goza más que una Boliviana, sobre todo si la dama en cuestión, es la esposa de Evo Morales.

Continúo. Te decía que Uds. son más territoriales que los hombres, aun cuando nosotros de pendejos,  nos creemos lo contrario. Eureka, esa es la clave, ¿cuándo eres absolutamente  dueña de algo?: cuando le haces creer al otro  que  es al revés. ¡Dios mío Juan David, pero que perogrullada, que teoría tan primitiva y tosca!
Alain de Benoist, insiste en su estudio antropológico sobre la sexualidad masculina y femenina que existen   indicios que hacen pensar que lo "cultural" es, en realidad, una prolongación de lo "biológico", y que acentúan progresivamente las predisposiciones ya inscritas en la historia de la especie- genoma humano-, según unas leyes de la evolución que son, ante todo, leyes de diferenciación creciente. Juan David pero eso es como las encuestas y Capriles. Según éstas, va perdiendo, y yo constato en la calle todo lo contrario - Pero ya viste lo que sucedió-. Diferenciación creciente que va: cada día ellos se parecen más a nosotras y nosotras a ellos. Bueno será eso, un simple cambio de posición pero diferentes, al fin y al cabo.
 ¿Juan David pero estas sacando conclusiones de una memoria genética que ha sido  sustituida por una realidad cultural avasallante donde mucho de los instintos sexuales de respuesta inequívoca, como el celo han desaparecido de nosotras las mujeres para dejar paso a una inútil regla que nos maltrata y más bien los aleja ?
¿Estaremos en presencia de una desaparición del instinto de procreación como respuesta instintiva. Las mujeres tienen celo y los hombres responden al estro  o ha sido olvidado y sustituido por una planificación estratégica del goce y la procreación
Dejemos que nos respondan objetivamente dos mujeres que saben que jode de eso: Laura Caldiz y Diana Resnicoff. Desde ya te digo que se reduce a la teoría del costo, y del mínimo esfuerzo de la naturaleza, aderezada de cultura y sentimientos.
“El estro o celo es un mandato imperativo de reproducción, es una programación biológica e ineludible. Cualquiera que haya convivido con un animal doméstico ha visto qué es un celo. La hembra entra en celo y su olor llama a todos los perros del barrio. Otros animales recorren literalmente kilómetros y kilómetros para encontrarse y acoplarse. A veces es el único momento en que machos y hembras se juntan para algo y puede que todo dure un instante y no se vean nunca más (como es el caso de los hámsteres). El macho fecunda e inmediatamente desaparece. Esto me recuerda el chiste sobre  la clasificación masculina: soltero, casado, divorciado, viudo y mago.¿ Y cual es ese último? el que echa un polvito y se desaparece.  
También puede ser que el papel del macho tenga que ser más comprometido para que las crías puedan sobrevivir, tal es el caso nuestro. Machos que "paternan", que invierten y gastan en la crianza de sus crías.- Lamentablemente especie en vías de extinción (homo paternis): ¿Juan David y alguna vez existió?
Los hombres y las mujeres hicieron hace millones de años lo que Helen Fischer llamó un contrato sexual. Un intercambio de favores y de exclusividades sexuales y un aporte de recursos económicos masculinos, compartir compañía y afecto y colaborar mutuamente en la crianza.- Tu le dirás a estas mujeres ja, ja, ja, donde es eso, en Noruega- 
Sin embargo, las inversiones masculinas y femeninas en la crianza y la gestación son diferentes y por lo tanto cada uno desarrollará estilos de cortejo y seducción también diferentes.
"Una de las razones por las cuales las mujeres ejercen elección entre los machos deriva del hecho más básico de la biología reproductiva: la definición de sexo... Lo que define biológicamente al sexo es simplemente el tamaño de las células sexuales"- no te hagas ilusiones, sinvergüenza- .
Los machos son los que tienen las células sexuales más chicas y más móviles y las hembras las más grandes y cargadas de nutrientes. La otra diferencia es en la cantidad. Los hombres producen millones de esperma que se renuevan constantemente con un promedio de doce millones de espermatozoides por hora mientras que las mujeres producen una cantidad fija y no renovable de cuatrocientos óvulos para toda su vida. Para la naturaleza los óvulos son caros, el esperma es barato. Esto determina que los costos del apareamiento sean diferentes y por lo tanto las estrategias reproductivas también lo son.
Los machos tienen la orden de desparramar. Las hembras tienen la orden de cuidar. Cuanto más hembras un macho impregne, más hijos podrá tener, mayor su éxito reproductivo.- ¡Que pelotudas estas coñas pseudos científicas! En cambio la hembra puede tener un número limitado de hijos con gran inversión de tiempo y comprometiendo su propio cuerpo. Lo llevará adentro, lo gestará y lo alimentará, si es como nosotras mamífera. Por lo tanto para ser exitosa, para poder reproducirse y criar a sus hijos tendrá que elegir muy bien con quien lo hace.
La inversión de tiempo y de energía de las hembras, en la reproducción y crianza de sus hijos, es muchísimo mayor que la de los machos. El individuo que más invierte es el que pone las condiciones.
Las estrategias sexuales son métodos para lograr objetivos, medios para resolver problemas. Cada sexo ha desarrollado habilidades propias para cumplir con el mandato de reproducirse. No se trata de estrategias conscientes. No pensamos en ellas, simplemente actuamos. Así como la súbita conciencia de sus manos puede impedirle a la pianista la performance, la mayoría de las estrategias sexuales humanas se realizan mejor sin conciencia del actor.

¡Yaaaaa quítenmelo! Coño vale, y que tiene que ver todo esto con el calendario femenino. Todo. Te dije al comienzo del escrito que las mujeres son temporo- espaciales; que tienen el poder; que son las que seleccionan; que son exitosas, y para ello tienen que llevar una agenda interior impelable, e implacable, porque todo tiene su tiempo- si ya se, el mío pasó, no importa, me importas tu- por eso me encanta que guardes en tu memoria que en algún momento será genética algo como: “Para mi el conocerte el  x de noviembre o diciembre es y  será un día inolvidable por muchos detalles.” Gracias por ser mujer.


Juan David Porras Santana

9 oct. 2012

MAYEMAGNUM.

Intento- parece ser con no mucho éxito en los últimos tiempos-  sentirme liberado de mi mismo, no preocuparme en demostrar lo que en el fondo no soy: un libérrimo
Soy un hombre de pocos momentos de felicidad y de muchos tormentos, inexplicables y no por etéreos menos ciertos y dolorosos, así es la bipolaridad .
Me resisto a ser amado, solo quiero ser aceptado, eso sí, con bombos y platillos, con manifestaciones expresas de complacencia del alter ego
Mi naturaleza me  insiste: eres animal sentimental, más que racional y yo le respondo: creo que tienes razón pero esa escisión desproporcionada, lo que manifiesta es mi predisposición congénita y la configuración llevada a término por las circunstancias. Ella me pregunta: ¿Podrás lograr un equilibrio a posteriori con esa extraña conformación?.
Los médicos me diagnosticaron desde manía – depresiva(bipolaridad) hasta esquizofrenia. Era obvio, había un desajuste en mi proceso de aprendizaje: todo lo sentía, no lo racionalizaba, en otros términos tenía predominantemente percepciones sentimentales valorativas y no cogniciones intelectivas, que me inducían a errar con frecuencia.
Luego estas equivocadas interpretaciones de la realidad, se convirtieron en actitudes que en muchos casos anularon mis aptitudes: qué penosa infancia, que inconsistente adolescencia y hoy con 56 años, descubro que todo era imaginario pero igual de real y por ende poderosamente perverso.
Muchas veces me he preguntado, si soy tan tímido, si tengo pánico escénico, ¿Por qué soy buen orador?, probablemente, por narcisismo; tengo miedo de ser y de compartir la existencia de tú a tú. Es más fácil y alimenta mi ego voraz, dictar una charla a un auditorio de 300 personas que irme con unos amigos de farra y hablar de mi y de ellos. Así de grande es mi terror: el de un imponente león cobarde. No, no, no, ¿qué digo? pero si soy valiente. He buceado rodeado de tiburones, claro está, los escualos no me juzgan.
Necesitaba urgentemente un continente para mi disperso y disoluto contenido. Lo comencé a buscar en el prozac, litio, lexotanil, terapia cognitiva, psicoterapia., alcohol. Siempre lograba una revolución: giro o vuelta que da una pieza para volver a su posición original. Un circulo vicioso.
La solución siempre la supe, pero por su naturaleza era inaceptable para mí despótico  prepotente y todopoderoso “yo”: simplemente valor. Enfrentar los fantasmas, que de niño no me permitían dormir sin mi fiel compañera, la luz eléctrica.
Un esclavo de mi propia incertidumbre( siempre me parecieron fabulosas la historias de la mitología griega, donde los hombres estaban a merced de los dioses). Qué equivocado; si lo maravilloso es tejer tú mismo tu destino, saber que cada acción tiene una consecuencia y es responsabilidad tuya, con ellas modificas y forjas el mundo real en libertad

 Juan David Porras Santana

MAYA

A los 18 años de edad arponeé  en Cabo Negro, Isla de Margarita,  un mero de 183 kilos.

Me sentí el gran cazador con un  trofeo gigante que exhibir. No me fue difícil, mediaban apenas 10 metros de profundidad entre mi victima y el espejo de agua que había roto para llegar a él.

Cuando lo lleve a la playa, aquélla mole inerte, me lleno de una  tristeza, que los pescadores locales y los bañistas no supieron comprender; todos me felicitaban y aupaban. Le obsequie la presa a los pobladores de Manzanillo, tal vez para exculpar la pena, que se yo.

 Al regresar a Caracas, indagué sobre aquel maravilloso pez. El asombro me invadió y un largo trago de arrepentido silencio sorbí: me enteré de que  crecía, a razón de un kilo por año, y que  los Mayas lo adoraban por ser estos Goliat, los grandes testigos de la mar, y por ello lo llamaban ITAJARA: piedra de la mar. Había matado a un ser de 183 años, le había robado un pedazo a la historia del viento y de la sal.

 A mi primera embarcación la llamé Itajara en su honor. Con ella navegué los bajos y ciriales donde a estos meros guasas, les gusta estar. He visto muchos de ellos desde aquel día; como el de más de 300 kilos, de la cueva de Uquire en la costa de Paria; cuando lo hallé, no encontré en  su mirada rencor pero en la mía permanece ese dolor  que solo se comparte con otro corazón de mirada remota, como la que los maya vieron en esta criatura  de eterno latir.

 Hoy vivo en Cabo Negro, como si el destino que ya estaba y era, me retrotrajera al encuentro de un remoto y abrasador ser.


Juan David Porras Santana    

8 oct. 2012

ALEJANDRO GABRIEL: MAGNO ARCANGEL

La vida fuente de caprichos, jugó su carta más segura en esta criatura
Puso en el vientre de Josmari, lo mejor de Félix y su mujer, su sueño biológico y su eterna quimera
Cuando lo hacían, ellos lo decidieron todo, no consultaron oráculos
Una suerte de impulso sobrehumano configuró a su ser y su devenir
De mente y pensamiento firmes como sus orígenes griegos lo hará: El Protector 
De corazón independiente perseguirá lo profundo y complejo del ser
Por eso se llama Alejandro Gabriel, un magno arcángel que la tierra
necesita como nunca para sobrevivir.
Por eso cada paso en su evolución intrauterina fue la certeza del 
designio de sus padres
Edad gestacional, latido cardíaco, colocación, tamaño, sexo, partes, órganos, osamenta  y alma crecían con ellos y ellos con él
Aquel 9 de enero de 2012, no hubo sorpresas, sólo el instante cierto de Alejandro Gabriel, cuatro kilos y cincuenta y cuatro centímetros
Como esculpido por Miguel Ángel, no se dejó nada al azar.
La criatura  era una sonata de piano para cuatro manos, que esa tarde.
Félix y Josma la ejecutaron con técnica, expresión, y pasión, pues habían compuesto un Himno a la redención.

Dora Pacheco Ospino y Juan David Porras Santana  

5 oct. 2012

AL MANDO DESDE LA SALA DE CONTROL DE LA BARRA


La regresión había tenido éxito. Josette, algo confusa, logró ubicarse en el tiempo y en el espacio, gracias a que reconoció en el registro vocal del castrati  Casso Vulva, el año, 1684 y el lugar, una barra de una taberna cercana a la universidad de Bolonia.
De pronto todo era  en tiempo presente: a su diestra, el carupanero Chegito Malecuore, su levante, mientras  su amiga Vichy la franchute  y ese perseguidor – perseguido David de Judea, se ubicaban  a la “siniestra”.

Ella ya sabía de estos juegos temporales de   la memoria ancestral, no en balde sus experiencias con el peyote Azteca, pero aquello difería, no era sensorial, no pertenecía al reino de lo paranormal, porque en este evento, Josette siempre tuvo el control, y éste emanaba del espacio, no del tiempo. Por primera vez no hubo que convencerla de los acontecimientos;  como Cleopatra, los configuraba, los apremiaba, los retardaba, la diferencia es que lo hacía desde la barra y no  desde los mullidos cojines egipcios.

La barra ubicua fue su hallazgo. Josette por fin,  tenía el instrumento que le brindaba autonomía, libertad, perspectiva y sobre todo invulnerabilidad. Comenzó entonces, como se hace con todo juguete nuevo, a hacer un uso compulsivo de él. Lo primero era el cambio de fecha, se decidió por el 14 de enero de 2011, luego el lugar: la taberna pero la de Félix y el tiempo: adagio ma non troppo, eso si con los mismos personajes, en ellos está la clave. Pensó: si altero las circunstancias témpora-espaciales, pero mantengo constantes a los seres en sí, voila, demostraré que Ortega no tenía razón con aquello de: <yo soy yo y mi circunstancia  y si no la salvo a ella no me salvo yo>, En efecto esa noche, Josette descalabró el pensamiento Orteguiano, logró desestructurar a las circunstancias y salvarse ella.

Para lograrlo, lo primero que hizo fue abarrotar el pequeño local de mucha gente de todo tipo: hampones, honorables magistrados,  chulos, zorras, encopetados, sifrinos, ebrios, estirados, impotentes, frígidas, buenas camas, elegantes, mal vestidos, moros, cristianos, budistas, evangélicos y hasta judíos, en fin el universo todo en el culo de una botella Buchanan 18 años,  y eso si, como en las películas de espanto, la niebla era de muuucho, muuuucho humo.

El castrati, que era parte del decorado, había que adecuarlo, así que el pobre Casso Vulva fue convertido en Yuleisi, un extraño híbrido de pene anchoooooo y de vagina estreeeecha, la consecuencia de tal experimento fue la obtención de un do de pecho salido del  tubo más grave del órgano de la catedral de Notre- Dame luego de introducir por él  a Luciano Pavarotti.

Los personajes nos mantuvimos incólumes. Tal cual ella había decidido.
Obviamente que Vichy la franchute no sabía dónde estaba; había sido catapultada  más de 300 años desde el pasado hasta el 14 de enero de 2011, le éramos familiares,  más no nos reconocía. Su primer impulso fue preguntar si aquello era el último círculo "judesco"  del infierno de Dante, en clara alusión al zafarrancho y a David de Judea; sólo libando fue pasando, pasando  hasta lograr homologar 1684 con 2011.

Con este artilugio Jósette había despachado al primer personaje, conservando el ser en sí de Vichy la franchute para lo cual la puso a prueba.
La franchute se caracterizaba en su vida universitaria en Bolonia por ser el centro de atención de aquella comunidad, su potente mirada verde agua oblicua y su personalidad ego centrista se lo permitía, no hablaba, no lo necesitaba, simplemente ejercía el poder de atracción que tiene  Júpiter sobre sus lunas:  Ío, Europa, Ganímedes y Calisto, ella tenía gravitando a: Josette, Cheguito Malecuore, y David de Judea.  Lo mismo ocurría más de tres siglos después, pero  en este caso, como hemos dicho, sobre  los lunáticos de aquel recinto que contenía un universo con todo, como los perros calientes de la Plaza Venezuela.

Difícil tarea  fue la que le tocó vivir para despachar al carupanero Cheguito Malecuore, como buen oriental de origen ítalo- corso, Cheguito fue directo al asunto. Tan sabrosa que estas Josette y tan ríspera y culito malo, no joda, de inmediato se puso a cantar: yo tenía un curruñatá, yo tenía un curruñatá traído de Chacopata, con tan mala suerte que me lo comió la gata, yo tenía un curruñatá……….y sin más se abalanzó sobre la frágil y en apariencias echadita a perder Josette, ¡carajo!, mayor sería la sorpresa de este choricero carupanero, cuando esta le espernancó un carajasó y salieron rodando las dos planchas, que el carupanero había mandado a ser con el destacado ortodontista  Dr. Eustaquio Pérez Criollo con prótesis de oro y para darle naturalidad salpicadas de caríes . Cómplices de viejas andanzas, Pérez Criollo tuvo  la deferencia de dejarle removibles los incisivos, a fin de que Cheguito fuera considerado en materia de cunnilingus, la suprema autoridad de Real Academia de la Lengua entre las féminas  desde Irapa hasta Macuro.  Josette se abalanzó rápidamente sobre las prótesis y tomándolas, se dijo: estoy salvando el ser en sí del carupanero, ya que estos adminículos representaban la esencia de aquel insigne cogeburras,  que entendía que la vida no tenía más sentido que meter la lengua por cualquier agujero.   Así que desdentado y descubierto no le quedo al carupanero otra opción que desaparecer como lo que era: una circunstancia más, sobrevenida a menos.

Mientras tanto a su “siniestra” con su cara de guevón bien administrado, David de Judea, libaba con Vichy la franchute al son de un bolero.   De cuando en cuando Josette, le hacía algún comentario baladí.

Habiéndose conocido  en la biblioteca de la Universidad de Bolonia, siempre ésta, había desconfiado del origen de este extraño ser. A veces de su rostro emanaba dulzura y otras, era como si súbitamente te voltearas y vieras colgado de un retorcido árbol a Judas Iscariote. Tal desconfiaba estaba hecha presente en la amelcochada tasca danzante de Félix. Su ser felino hizo impostergable el fatal desenlace,  como el cruel gato, cuando llena de esperanzas al aterrado ratoncito, el   judío que decía ser simplemente ciudadano de este mundo, gravito en su terreno, la estrecha pista de baile, donde con la natural torpeza de los hijos de Israel para la danza, a la suerte de un tiovivo lo hizo girar y girar hasta que el jodido, perdón el judío se perdiera para siempre………..

A la mañana siguiente Josette despertó  con una inconfesable satisfacción, sobre su lecho, unas vetustas y gastadas planchas, el YOOOO, amortajado de la franchute  y una larga cuerda que doblaba por debajo de la cama, en su extremo pudo distinguir que yacía Juan David.


Juan David Porras Santana

3 oct. 2012

ESTA TARDE LLUEVE

...Yo soy la que da a luz y la que jamás procreó,
yo soy el consuelo de los dolores del parto,
yo soy la esposa y el esposo,
y fue mi hombre quien me creó,
yo soy la madre de mi padre,
soy la hermana de mi marido,
y él es mi hijo rechazado.
Respetadme siempre,
porque yo soy la escandalosa y la magnífica
                      
                              Tomado del Himno a Isis

Cuando me iniciaba en la música- tardíamente, contaba con 18 años- hubo una mezcla aptitudinal y espiritual plagada de contradicciones. Por una parte tenía el talento innato para la guitarra clásica- manos, expresión, conformación antropométrica y fisiológica para este endemoniado instrumento - pero carecía de la “pasión” suficiente para apuntalar la carrera de concertista.

Si bien es cierto que compensé la demora de mi entrada en ese mundo tan exigente, con estudio y dedicación, esto  no era suficiente  para lograr una estabilidad y el continuo necesario para permanecer y pertenecer a ese maravilloso reino. Rompí entonces, de manera definitiva con la música.

Decisión drástica pero auténtica, cuestionada por muchos, entre ellos  mi entrañable maestro Leopoldo Igarza.
En mi produjo una liberación, una emancipación.

Seguramente has escuchado esto muchas veces en tono de frustración, de resignación o de justificación. Te hablo desde la verdad de mi nosce te ipsum. Como vino se fue.

¿Qué pasó con las suites para laúd de J. S Bach, con las sonatas de Guliani, con la música de los virginalistas ingleses? Las llevo conmigo.
Tal vez en estas palabras haya algo de ella.

Soy un hombre lento, tardío, y hoy, a mis 56 años no disto mucho de aquel joven-en lo inmaduro, por supuesto- que quedó subyugado con la música de Gustav Mahler  y con la poesía de Lorca y de Vallejos.

Quise titular a este escrito: ESTA TARDE LLUEVE. Como una reminiscencia,  que disparo súbitamente  tu aparición en mi vida.

Estudiaba  entonces, en un colegio fascista, el Santiago  León de Caracas- estudié en muchos colegios donde fui infeliz- pero ninguno como este.
Imagínate que el coordinador el señor Fahger, un alemancito acartonado que me daba un fuerte para que me afeitase  los chicharrones. Yo tomaba el dinero, y me iba para el Parque del Este con  un estoraque de las obras completas de Lorca, y una antología de la poesía de Vallejos; leía, leía, y comía perros calientes, cantidades de maní, algodón de azúcar, todo eso con 5 bolívares. Al día siguiente me presentaba en el colegio con la tomusa aplacada por la brillantina Palmolive, pero en el recreo de las 10 a.m. se esfumaba su efecto mágico, y los resortes saltaban como los de un colchón vencido; oía inmediatamente una voz como sacada de la GESTAPO: Porras, niegem, no se cortó suficientemente el cabello, tome estos cinco bolívares, y vaya a la barbería. Descubrí entonces, y para siempre, un secreto de las altas finanzas: el apalancamiento financiero,  y como si fuera poco me convertí en un experto de la poesía instintiva Lorquiana. Gracias mil, mi inolvidable Fahger.

Te cuento que en esas tenidas literarias en solitario, sentí la mayor intensidad y altura de mi existencia; me iniciaba en el piano, la literatura y en el panteísmo. Todo era una revelación poderosa: los sonidos, los colores, el ritmo, la metáfora, el sexo; todo lo que entraba por los sentidos era procesado y asimilado como la luz en la fotosíntesis.

 Pero también recuerdo la poderosa invasión oscura y divina de la estética Vallejiana: “Esta tarde llueve, llueve, llueve como nunca y no tengo ganas de vivir, corazón”. Anunciación de lo que me tocaría vivir posteriormente.

 La intensidad y altura, proteicamente se transformaron en claroscuro, intermitentes borrascas, desdibujamiento del yo en el ser y la nada. Como si al leer los versos hubiese invocado al mismísimo vacío, a la vida en blanco y negro. Estaba enfermo, pero yo no lo sabía, pensé que era la  misma melancolía que había visto en la mirada distante y perdida de mi abuela Inocencia Salcedo- y no me equivoqué-.

¡Cuántas batallas veladas  soto voce!; unas ganadas, otras perdidas.
¡Cuántos años automarginado de lo social!; cuantas oportunidades de amor ignoradas; mujeres especiales, dispuestas, que se asomaron a mi abismo, y con la misma atracción que éste ejerce sobre los alucinados, se entregaron, pero no había  fondo en la caída,  sino  la nada.

Por eso esta tarde llueve, como llovió hace 33 años, pero no voy a ser crucificado. A diferencia de Cristo, estos 33 años vividos, me han servido para entenderme, no para redimir al mundo, sino para salvarme a mí  mismo, porque: Esta tarde llueve, llueve, llueve como nunca y tengo ganas de vivir corazón.


Juan David Porras Santana

2 oct. 2012

UNA CARTA PARA VICTORIA

Victoria,  tienes siete años. La edad en la que a un niño como tú, mis padres le repetían una y otra vez, algo que yo no entendía muy bien: todo lo que hagas de aquí en adelante tiene consecuencias, porque  ya tienes uso de razón.

Tu sobrada inteligencia, me hace presumir  que el significado de esa revelación misteriosa para mí a los siete años, tú lo descubriste hace mucho tiempo. Los niños de mi época éramos algo “torpedos”, ya sabes como Scooby Doo.

 Imagínate, que cuando tenía tu edad, creyéndome superman, le pedí a mi abuela que me hiciera una capa para volar, y me lancé desde el  segundo piso de mi casa; por supuesto terminé con el filo de la escalera en mi frente – no te rías-. Cuando me conozcas verás que en vez de convertirme en superman, me parezco a Frankestein, hasta en la cicatriz que me quedó de mi ilusa aventura- no te rías-.

Volviendo a la revelación inesperada del uso de razón. Te habrás  dado cuenta que a pesar de todo el amor que recibes de mami, de papi, de los abuelos de los tíos, y de la nana, hay un mundo exterior, que también te quiere mucho, y que representas para él, su mayor tesoro. Sin ti, ese mundo no podría seguir existiendo. Por eso mami, papi y todos te cuidamos tanto. Queremos que aprendas tantas cosas, para que  tú ayudes a los demás, sin esperar  nada a cambio, sólo la satisfacción que siente  una princesa que convierte a un sapo en su príncipe simplemente, porque  lo ama. Eres una elegida, por el solo hecho de ser una niña auténtica, y muy valiente. Ese es el uso de razón.

Yo entendí mucho tiempo después de los siete años, el sentido de lo que mis padres me querían enseñar, tú no necesitas tanto tiempo; cada vez los niños son mejores, para eso los cuidamos, y les damos la responsabilidad de continuar con esa gran tarea.

Para cumplir con esa difícil, pero fascinante misión, el primer paso es ir haciéndote todos los días más tú; descubriendo quién eres, para qué viniste a este mundo, y cuales son tus poderes. ¿Es qué  acaso no sabías que a cada niño se le equipó de un poderío  especial y personal? Hay unos que nacen y se hacen  expertos, proyectando y calculando, otros son excelentes con las manos, otros crean e inventan con gran facilidad- tal vez esos son tus poderes-, por ahora secretos, pero eso sólo lo descubrirás tú; los demás sólo te podemos orientar, pero tu misión es descubrir tu  gran fuerza interior.

El segundo paso, es una sorpresa que la vida te tenía reservada: tú puedes decidir qué vas a hacer con esos poderes- solo tú-. Imagínate que es tal la fuerza de esta libertad, que  puedes, hasta decidir no decidir, pero te recuerdas que te dije al principio, que todo tiene consecuencias, pues así es: si no decides, otros lo harán por ti, con lo que estarías perdiendo el don más grande, la libertad y su consecuencia, la independencia.

 Por supuesto, para poder hacerlo tienes que crecer, y eso significa aprender mucho, porque queremos que uds. los niños sean mejores hombres y mujeres en el mañana. Recuerda esto: mientras te formas, la gente que te quiere, como mami, te va a enseñar todo lo que ella sabe para que puedas decidir lo mejor para ti, pero siempre  tomándote en cuenta.
.
Por último, imagínate si mami es lo máximo- inteligente, sabe mucho, es exitosa, es dulce, tierna; su sueño es que tu seas mejor que ella, por eso te llamó Victoria.
 La vida exige valentía, y eso es tu mami, una valiente. Así como ahora es Belkys, lo intentó  hace 500 años, Santa Teresa de Ávila, quien te dejó está oración para que siempre venzas  al miedo, a la aflicción, y a la desesperanza:

                                           ORACIÓN
                                         Nada te turbe;
                                         nada te espante;
                                         Todo se pasa;
                                         Dios no se muda;
                                         la paciencia
                                         todo lo alcanza.
                                         Quien a Dios tiene,
                                         nada le falta.
                                         Sólo Dios basta.

Te quiere mucho tu amigo,
Juan David