18 feb. 2015

ENIGMÁTICA


Déjame confesar que somos dos
Aunque es indivisible el amor nuestro,
Así las manchas que conmigo quedan
He de llevar yo solo sin tu ayuda
William Shakespeare
Extasis y aún así no logras olvidar mis máculas
Sinuoso el río lleva las aguas nuevas a mi alma
Aún así no logras borrar de mi cuerpo mis manchas
He faltado tantas veces y mi rostro no luce creíble
¿ Será qué mi mejor intento es sólo un pretexto?
Para seguir hurgando en tí solo tu cuerpo
¿ Y si en él encontrara qué el sexo es el duende?
Como en el cante jondo lo alcanzas por desgarre
Cuando las tablas el bailaor se ahínca a fondo
Y la guitarra desgrana un acorde indómito
que evoca a las mil y una noches
y sus placeres salvajes
Empeñada en el alma limpia y satinada, aborreces
Mi piel manchada, sudada, dispuesta por tI a jugarse
En una noche su sueño de tenerte puro cuerpo,
más nada
Juan David Porras Santana