19 feb. 2015

LA MUJER FE ADORABLE



Un perro hambriento
sólo tiene fe en la carne.
Antón Chéjov
Confieso que tengo
necesidad de mujer.
Quiero sentir el paroxismo
que me produce su presencia
Ya no la quiero conquistar
sólo emboscarla
para que sea mía.
Saber a ciencia cierta
que soy una fijación
perturbadora en su memoria
Que ella
me diferencia de la jauría
por la avidez
con la que me la de devoraría
Que nunca vea
en mí al fiel amigo
sino al acechante
lobo que la espera
en la espesura de la selva negra
Que haber sido
madre la enaltece
pero en mis oscuros pensamientos
es hembra..
Que me deleitaría
tanto que fornicáramos
en el género próximo ,
no en la especificad
Que corriésemos juntos,
sudando , provocándonos,
sentir en mis fauces
su aorta caliente, latiente
Que se resiste
salvajemente a mis embates
para hacerme sentir
que somos depredadores
Que mi fuerza superior
se hizo para dominarla
y su astucia para desencadenarlo
Mujer deseo no es lo que yo siento,
tengo una insaciable necesidad de ti
Sin ti flotaría
en el río Aqueronte
sin la ayuda del barquero Caronte
La sed el agua calma,
tu ardor lo aviva la vida ,
día tras día
Ante tanto,
cobardemente en mi guarida sueño ,
noche y día con la tierra prometida
Ese espacio que no era otra cosa que tú:
contenido de mi continente perdido .
Juan David Porras Santana