30 nov. 2014

SI NO DECIMOS ANDRÓMEDA, LA CONSTELACIÓN NO EXISTE




         
Sólo necesitamos hurgar
dentro de nosotros mismos
para encontrar la respuesta


Apenas hace 165.000 años
creamos el universo
cuando los primero
miraron hacia arriba
Un privilegio para
que el cosmos supiera que existe
Lo que es a lo que escudriñamos
es un Lego al revés

Apenas 30,000 años
las mujeres tuvieron un orgasmo
Hoy más de la mitad de ellas
ni idea de su alcance pleno
El hombre sigue fornicando
como sus primos los Bonobos
Y hemos hecho del sexo
la anticivilización  y una atroz pesadilla

Somos los únicos,
ni siquiera existen espíritus en las sombras
Los Aquelarres
y los encuentros del tercer tipo estorban
Al verdadero ser humano
que hace 165.000 años
por primera vez le dio nombre a una estrella

Juan David Porras Santana

29 nov. 2014

INOCULAR EN PEQUEÑAS DOSIS LA MUERTE EN LA VIDA



Mi amiga Alejandra Madrigal rescató este escrito mío del arcón , Aun cuando es largo tiene cierta fascinación porque tal cual está escrito me sucedió . Posee un valor adicional o esencial , un poema de Alicia Climent Navarro.


Son las 2:40 am, veo por segunda vez en la televisión el documental de Michael Radford sobre la vida del genial pianista de Jazz Michel Petrucciani. La primera vez fue apológica, mi visión, esta segunda tibiamente humana. La razón: a toda gesta la impulsa una pasión, en el caso de Petrucciani , lo más “inmoral” de lo Dionisiaco , el quehacer doméstico.

Somos una especie tan aniquiladora que todos lo domesticamos hasta el sublime amor lo encapsulamos, hacemos con él, ampollas para inocularnos a piacere ó represarlo para que hinche el corazón como una vela balón. Así es nuestra poderosa máquina del movimiento perpetúo hacia nuestra última gran jugada, la autodestrucción ó la emancipación.

Michel Petrucciani, sus ampollas las utilizó todas y compró cuántas pudo, era un adicto de la vida y sabía que la suya era de pronóstico reservado. Paradójicamente mientras más muerte se inoculaba más intensamente vivía, aun cuando su tiempo se reducía. Tomó la mejor decisión posible: domesticar a la muerte a punta de vida.
Su punto de partida eliminar los énfasis, no existen paroxismos, solo lo ordinario, lo normal tanto que en ello radica el milagro, por ejemplo tocar 220 conciertos en un año fracturándose los huesos, sin siquiera sufrir o hacer un mito de su esfuerzo titánico. Por el contrario, disfrutando, gozando una bola, como decimos en Venezuela, ese era su leitmotiv.
Si además puedo tener inductores de bienestar, drogas, mujeres, amigos, esclavos, comida mucha comida y trabajo y más trabajo, éxito tras éxito. Estos excesos que precipitan la muerte, lo hicieron el discípulo dilecto del libre albedrio.

Hoy yace al lado de Chopin, dos tumbas iguales para dos treintañeros, Michel la luz de un láser, Frederick la luz de una vela que se apaga desde siempre. El primero se envenenó con oxígeno y vivió para él, el segundo se protegió, le faltó el aire y se consumió como su romántica vela o su famoso la bemol. Ambos, sin saberlo se replicaran para todos los para ti y todos los para mí.
Mi amiga Alicia Climent Navarro contemporáneamente con el documental, escribía un poema con una dedicatoria muy generosa- como todas sus cosas-“PARA TODAS LAS MUJERES QUE DESEEN CASARSE... PARA QUE SE LA DEDIQUEN A SU FUTURO MARIDO....EN EL DÍA DE SU BODA...BESOS...”, un tanto extrañado, me pareció romántico y leí el poema, me embargó por una parte el respeto de los votos litúrgicos y por otra, la revelación que había tenido en la madrugada- husos horarios- al ver el documental sobre el gigante de 0, 95 metros Michel Petrucciani, la domesticación de la sublimidad. Todo esto presentado con una pulcritud sacramental:
VOTOS AL NOVIO.
El amor no es silencio,
ni tampoco palabras.
Es el sentimiento
que en él se labra.
Llega sin pedir permiso
dejando a tras la mente.
El amor es uno mismo
cuando se quiere.
En lo más profundo de mi alma
que mi desventura adula.
Es el calor de una llama
que lo envuelve y lo anuda.
Me siento vibrar en tus brazos
en un refugio de amor,
que anudamos con lazos
los sentimientos con ardor.
Refugio de un laberinto,
que en él me tienes atrapada
como ocaso de un instinto.
De ti estoy enamorada.
Este enlace no es una firma
ni tan solo un papel.
Para mi es el carisma
dulce como la miel.
Y esto te lo entrego
hasta el fin de nuestros días.
Que significa el fuego
que en mi alma encendías.
Te entrego esta alianza
como fruto de mi amor.
Que es la esperanza
para siempre los dos.
Alicia Climent Navarro

De inmediato le comenté: Alicia, así siento que es el amor: artilugio, poesía y gran escenografía que aunque llega al hastío por pertenecer al mundo ideal, nos compulsa como la heroína a querer más y más. Para siempre morir de un amor, jamás lo suficientemente bien correspondido. Felicitaciones Alicia, tu amigo, Juan David.

El amor es un planeador que hace breves aterrizajes, gozosos, perversos y estruendosos que como los huracanes cuando tocan tierra por largo tiempo se desvanecen.

¿Quién de nosotros no quiere volar en ese planeador? Petrucciani y Alicia hoy me permitieron planear entre crestas abruptas, suaves valles e infinitos mares.
Cuando ya en tierra me despedía de mis avezados pilotos, haciendo señas con mi largo brazo derecho extendido, ellos seguirían el derrotero de los iluminados, y yo apenas los perdí de vista, sentí que mi cuerpo ya había generado contrafuertes como las grandes ceibas del amazonas que por falta de raíces profundas, los necesitan para sostenerse.
Michel en la madrugada- como cuando estabas vivo- me susurraste: yo no soy un hombre, soy como se imaginó Henry E. Steinway, EL PIANO, porque ese armatoste luctuoso con dentadura de Louis Armstrong necesita de un espíritu objetivo y ese soy yo.

Alicia en la tarde de hoy me declamó que este silencio vaga por el mundo y tal como ella lo previó, en una campana de cristal lo atrapó para que las novias del mundo siempre tengan un dilema: levantar la campana y dejar que se escapen los votos o a través del cristal poder mirar y escuchar la eternidad de su ideal.

Juan David Porras Santana.

28 nov. 2014

EL AMOR NO PERTENECE A NADIE





No es el amor quien muere,
Somos nosotros mismos.
Luis Cernuda


La quintaesencia dista tanto del inasible amor
La materia, la antimateria, el espíritu
no conforman su entidad
La vida misma no es amor

Amor es distinguir
de los otros días, el día que llegó
Amor es la no aceptación
el día que se desvaneció
Amor no es una semilla
que con cuidados florecerá
Amor es lo que crece
a pesar de ti y de mí y de los demás

Lo queremos enjaular
para preservar su canto ¡oh cardenal!
Lo queremos atesorar
para mostrarlo con orgullo de pavorreal
El amor es tan libre
que la sombra de una nube lo espanta
El amor es gatopardiano:
si las cosa cambian el seguirá igual

Maravillosamente
nuestra creación la consciencia
Fue superada por su antítesis, el amor
Nadie supo de dónde vino
para como Cristo salvar a la humanidad
Nadie sabrá por qué
ante tanta miseria se queda
Echa raíces, y es ala,
confusión y artero servidor

Todo desaparecerá
algún día y como una atmosfera
celestial el amor desde su interregno revelará
Que más allá
del tiempo y el espacio ingrávido permanecerá
esperando otro Universo que surgirá


Juan David Porras Santana






27 nov. 2014

EL ABRAZO ETERNO




                                          

“Avanzo hacia el invierno a fuerza de primaveras”
Príncipe de Ligné

Siempre habrá un número mayor
al más grande que pueda pensar  
pero he conocido el borde del infinito
una playa frente al mar de la nada

Para llegar a ti no necesito mis pies
con una neurona me basta
Me gusta tu palidez de estrella polar
Siempre al norte de mi horizonte

Quisiera desatar todas mis fuerzas
Para que una marejada gigante de mí
invadiera tus más recónditos umbrales
Y ahogara a tu alma en mi sangre púrpura  

Recibir de ti la resaca de tal marejada
Cargada de los ínfimos detalles
Que hacen de ti mi mujer amada
El caldo de cultivo que gestó tu llegada

Sin vacilaciones apresúrate vienen por nosotros
Son las huestes de los enterradores
Que no quieren que florezca
Esa rosa violenta que es la aurora

En la costa pululan sus hogueras
Sólo nos queda la tierra incógnita   
Y el mar de las heladas latitudes
Allí  nuestros calores alumbraran
Como auroras boreales hasta extinguirnos
Abrazados como fósiles ancestrales

Juan David Porras Santana



24 nov. 2014

LA MUJER AGUAS ABAJO



Muslos blancos se desprenden
de las generosas caderas
Se sienta el palpitar
de una pantera negra en celo
Por las grupas me afincó
para poder hacerla gozar

Todo su recato
se evanece en un gemido
Venido de una hoguera
inextinguible  del pasado
Tiemblan las carnes
al son de cada arremetida
Florecen desde su osamenta
las más insinuantes orquídeas

En su pensamiento
corre el agua cristalina
Bajando por la interminable meseta
Hasta desembocar
en el delta que se abre
en insuficientes raudales,
el caudal todo lo arrasa
Es un pantanal dónde
flotan los ibis escarlatas
Las toninas rosadas
juegan  con  sangre, lodo y agua
La selva es una orgía
de verdes bajo las aguas turbulentas

Desde la orilla siento su crecida
La fronda es una algarabía de sonidos
La fronda es  el último refugio de los animales
Mientas con impaciencia espero
Que ella me arrase en su onda más espesa
Trópico irreverente, mujer  telúrica
Como Maria Lionza sobre su danta
Conjuros, liturgia de los perdidos
Arrásanos para renacer
En el hermoso penacho de plumas
Del viejo y sabio Chamán  de la selva

Juan David Porras Santana  





23 nov. 2014

EL INSACIABLE HUECO NEGRO





Entre mi amor y yo han de levantarse
trescientas noches como trescientas paredes
y el mar será una magia entre nosotros……

Jorge Luis Borges


Largo cabos que incandescentes en su secreto
Arden en lo insurrecto de estos vientos
Resuello en el costillar de la distancia
Álgidos rastros  sobre extendida estancia

Las soledades son multiformes y estuosas
Mi vastedad supera a la del Cabo de Hornos
Domino el arte de la melancolía y el mirar perdido
De allí vienen mis palabras ya confitadas en versos
Que son para tu paladar sorbos de esquizofrenia
Y a ratos las sientes manifestaciones de un oráculo

El verde del mar que nos separa es una nata
Infranqueable  para un nadador que como yo
Cruza aguas cristalinas, abiertas e inabarcables
Tú como una cebra pata en tierra cadera expuesta
Prefieres  al macho que pelea a muerte por la hembra

Mi otro yo también te sabe vertiginosa
Que amas a las malangas y fobia hacia los corales
Soy tu gélido amor que se escondió en el septentrión
Consciente  de tu  insaciable hambre de carne
De la extenuación de los genitales y ardientes saturnales
Hembra me lleve de ti solamente la estrategia
Y deje a los otros sementales la táctica y la acción
Para tener la llave que abre y también cierra
el arcón de la vorágine de ese hueco negro insaciable

Juan David Porras Santana 


21 nov. 2014

¿PARA QUIÉN ESCRIBO? PARA TI





No escribo para mí,
sino para los otros, para quienes
desde el crepúsculo se asoman
por la ingente ventana del poema
y sus ojos son noche.
Nicolás del Hierro 


Mi primer verso
será tan bueno o tan malo
como el último
son arcilla del mismo yacimiento

La heurística y mis años
nada de fondo hacen
Sólo te engañan para que sientas
Que soy más profundo
Y toco teclas en ti olvidadas

Estoy en la duermevela del barco
Siento  batiente el foque
Hacia babor y la costa negra
Son las fauces de un lobo gris
Los corales rayan al casco
Y despavoridas  huyen las langostas
Pierdo el barco que estrella a barlovento
Nado con la calma del que todo lo ha perdido
Porque sé que por el contrario vi sus fauces
Y estoy vivo, que navegar
Es el arte que acopla los sentidos con el espíritu

De estas experiencias y sutiles revelaciones
creo incansable para ti ¿ té será útil?
No lo sé pero te acompaña mi ángel de la guarda

Dogmáticos caballeros templarios
No necesitábamos liberar Jerusalén
Ya los versos lo harán por ustedes
Denle tiempo, maduración para su asimilación
Verán las uvas de una vid
que desde el muro de los lamentos
se enredará en todas las almas por venir

Juan David Porras Santana



19 nov. 2014

Y EL SEXO SUPERÓ A LA HEROÍNA


A Carey Mulligan

Adicto y lloré, adicto y no me pude contener
Y ese olor que como la orquídea negra hace de mí
lo que realmente soy, veleta del viento de los placeres
Que en todas direcciones llega hasta perderme
Muchas veces en el tórrido mar de los desaparecidos
Y escucho New York, New York cantado como un Adagio

Sexo substancia oleaginosa que me lubricas el alma
Que haces que el cuerpo supere al espíritu
Que mientras más profundo en la caverna
Insista en perderme en sus estrechas  galerías
En las que nunca alcanzó la oscuridad absoluta
Como con la heroína que le hace la cama a la muerte

No, no aquí llegas a parecer un batracio blanco
Pero no mueres de sexo sólo se muere de amor
Hay un abismo entre el amor y la lujuria
Prefiero la segunda caerás y caerás sin tocar fondo
Tu ego se retroalimenta de tus desmanes, aberrado
Creí dogmáticamente que las putas no sentían, ni besaban
Me faltaba bajar tantos escalones para llegar a comprender
Heme aquí solo como mi gruta, recreándome, revolcándome
Penetrando hasta que salga espuma  porque llegaré

Juan David Porras Santana



18 nov. 2014

NO HAGAS SOÑAR AL POETA





 A  M Del Rocio Godínez

“Debes estar cansada hoy, después de todo
lo que hicimos en mi sueño anoche.”



No me des la más pequeña porción
Con ella te esculpiré hasta lo que siente tu alma
No me des el último estertor
Porque te rescataré del inframundo
No me plantees la menor duda
Porque desataré el nudo Gordiano

Juega conmigo felina a placer
Que detendré tu corazón con un beso
Que alargare tu orgasmo
como si fuera elástico
Que sentirás que soy la sangre
que corre por tus venas
Que desearás para saciar tu apetito
que me convierta en legiones
Que un alazán blanco
al trote te lleva por la playa

Las aves marinas muy lejos de la costa
acompañan a la ballena azul
Mientras que en su inmenso lomo
Tú y yo rodamos por amor
hasta su chorro de agua
La luna del menguante
cuelga de  nuestros pies
Un velero avante hincha
su vela balón con tu suspiro

El mundo es tan ajeno
como el cosmos palpitante
Estamos tú y yo
en el complejo cubo de mi sueño
Que es una caja oscura coronada
con el rojo de nuestros genitales
Que parecen dos plantas carnívoras
que se devoran mutuamente

Juan David Porras Santana







17 nov. 2014

NO ESTOY TOTALMENTE PERDIDO




Seducimos valiéndonos de mentiras 
y pretendemos ser amados
por nosotros mismos.
Paul Geraldy 


Me pierdo en el fondo de lo recóndito
Asunción del nacimiento de nuestro amor
Corolas y pistilos electrizantes
Oscurecen tus pétalos que tanto me atraían

Ya no solo es amor carnal es amor dialéctico
YO anclado en el pasado y TU saltando con garrocha
un futuro que yo deshago con sabias sentencias
Usas tu lógica para demoler mis sentimientos
eres cruel alimentando tus argumentos con mis latidos
pero por dentro sabes que corrompes tu espíritu
y por eso estás perdido grandilocuente amor mío

Es difícil amar a un maniaco depresivo
O el maniaco depresivo
Sabe que por su enfermedad siempre habrá
la más magnánima y digna puerta de escape

¿Sabes lo atractivo que eres diciendo verdades?
Que después resultan advertencias para el yo te lo dije
Nunca mientes es toda una habilidad que no soporta
Un mediano continuum de cotidianidad
Te estás inmolando hoy, para no decir la verdad
Es un imposible  convivir
con el telón de fondo de lo ordinario
Cuán hermoso la seducción y el clímax
Y la trágica fuga de la desesperanza
En tu mente ávida de los  70
Quedó inscrita como en el oráculo de Delfos  
La frase  del agente  007
James Bond, el único agente con licencia para matar

Juan David Porras Santana







16 nov. 2014

15 nov. 2014

MUJER DE ULTRAMAR




A  la amada mujer distante

Emerges del fondo del abismo
que es la distancia que nos separa
y por eso no sientes amor, si mi idolatría
Los cantos rodados en la playa
hacen sentir que las piedras tienen vida
Me invitan a buscarte más allá de la nada
Obsecuente voy con la deriva hacia ti amada mía

Surgen palabras de un idioma que no entiendo
Pero siento su significancia en los tuétanos
Los verdes suben y bajan tratando de ser amarillo
Del que solo sabré  cuando los mares queden atrás
Y tu cercanía incandescente ardentía me abrase
Para incorpóreamente mi alma se asimile a la tuya

Juan David Porras Santana



13 nov. 2014

DIVINO VIAJE E INCIERTO DESTINO



                                        
Me remitió ayer mi amiga Maria Elena una etiqueta con la frase siguiente:



En principio la frase me pareció adecuada a los tiempos que estamos viviendo. Al analizarla más a fondo  me di cuenta que la causa y el supuesto efecto tenía plomo en el ala.
Le contesté más o menos lo siguiente:

Desde que logramos escindir el sexo del amor, nos dimos cuenta de que son entidades que pueden funcionar independientes- inclusive en el caso de las mujeres – y que a lo largo de la historia habíamos creado una cosmogonía  que como Dios, no supera las pruebas de su existencia , lo tienes necesariamente que trasladar al plano metafísico y de la Fe.
El amor en sí mismo es un acto de fe pero con características ontológicas que como el sexo pueden distorsionar su comprensión.
Nuestra candidez estuvo en relacionarlo de manera inequívoca, reciproca, proporcional y directa con el sexo. Nada más alejado de la realidad – las excepciones confirman la regla, por si me hablas de Walter y tú  - Desde Sodoma y Gomorra , la lujuria de los 7 pecados capitales , el Kama Sutra y las perversiones pornográficas del siglo XXI , el sexo se erigió en un placer autónomo  con sus consecuencias dependiendo de su uso o abuso .
 Yo podría decir que una relación amorosa basada en el buen paladar, nos puede convertir en beodos y pecadores por la gula. Al mismo tiempo permitió un acercamiento a la pareja que pudo hasta llegar a prescindir del sexo y sentir que beber y comer formaban parte del amor
He aquí el meollo del asunto: que paso evolutivo tan grande estamos dando al separar el sexo del amor. Cuantas parejas confundidas por la pasión sexual se casan enamorados y al poco tiempo terminan divorciados. El sexo es abundante, el amor de pareja el bien más escaso, y en la medida que avanzas en edad y fijas posiciones propias sin influencia social es  casi como la escases de Harina Pan, hoy día en nuestro país. Un diamante que poco podremos llegar a ALCANZAR

Juan David Porras Santana



12 nov. 2014

EL HORIZONTE ES LA FINALIDAD DE LA VIDA





                                         

La noche morada sueña
sobre el mar;
la voz de los pescadores
mojada en el mar;
sale la luna chorreando
del mar.
El negro mar.
Nicolás Guillen  

Algarabía que repite  Carpe Diem
Mentira en cápsulas y comprimidos
Somos únicos en el planeta azul
Posponemos un deseo por un fin mayor

Nunca habíamos sido tan reactivos
Lo quiero para ayer, no sé si habrá mañana
Una vida así es volver sobre nuestros pasos
Proyectamos más allá de la muerte
Porque la hemos hecho una variable nula
Un día decidimos desterrar el non plus ultra
y aquí estamos en el mundo global
La motivación la olorosa canela, la pimienta
La visión,  la tierra es redonda como una naranja

Tierra firme soleada y al frente la mar negra
que me atrae más
que la transparentes aguas cristalinas
No todos los ríos desembocan en el mar
Y lo que crees final no es sino el principio
Desterremos lo inmediato
Asumamos la larga vida
Si fue corta la viviste con largo aliento

Como nos vendría bien
un largo trago de silencio
soñar y hacer  sostenidamente
sin perder de vista el sueño inicial
como las tozudas abejas construyen su panal
he logrado sustituir la pulsión del primer beso
y hoy me encontraras tejiéndolo lentamente
consciente de que de él no te zafarás
porque está hecho con estambres de tu queda alma

Juan David Porras Santana