22 abr. 2014

MENSAJE A MIS APRECIADOS LECTORES



Mis apreciados amigas y amigos  , les escribo con el propósito   de informarles que por un corto espacio de tiempo haré un paréntesis  en mis labores de escritor  con la finalidad de poder tomar perspectivas de estos casi 2 años de oficio ininterrumpido – salvo en oportunidades puntuales.-  La decisión obedece a  en primer término beneficiar al lector que seguramente ya está intoxicado de tanta verborrea  , de igual manera al autor que  necesita como decía anteriormente distanciarse de la obra para volver a la objetividad  necesaria para avanzar.

Asimismo como ustedes saben, el material producido lo escribo y edito al rompe – sin detenerme  en el contenido, la sintaxis  y la ortografía- , por lo tanto es materia prima para producir mi próximo libro “que para variar” estará dedicado a la mujer.  A este fin, previa selección,  y escribiendo  los poemas puente necesarios para mantener el hilo conductor sería muy difícil  lograr esta tarea, sin haber recibido todo el rapport de parte de ustedes, mis  apreciados lectores que con sus comentarios, me orientarán para mejorar sustancialmente lo realizado hasta la fecha.  Eternamente agradecido.

Quise concluir esta etapa con escritos dedicados a los que llamo mis maestros Post Mortem. Sus opiniones de ellos, así como de mi interpretación de su obra, tiene un valor incalculable para esa perspectiva que quiero obtener para seguir escribiendo.

Quiero proveerles  mi e-mail para aquellas personas que me quieran escribir
jd.porras.santana@gmail.com .

Un fuerte abrazo de su amigo Juan David




20 abr. 2014

SIEMPRE LA REALIDAD SUPERA A LA IMAGINACIÓN




A Alejo Carpentier y Federico García Lorca
quienes al alimón, uno desde el Caribe otro desde España
me recordaron que hay que nadar en el mar y  arar en  la tierra

 El milagro es una inesperada alteración de la realidad
                        Alejo Carpentier

 El hecho poético no se puede controlar con nada
 Hay que aceptarlo como se acepta la lluvia de estrellas
                        Federico García Lorca



Ni en el más vívido y exaltado sueño
Vi una mar como aquella de mis once años
Como podían haber más azules
Que en mi caja de 144 crayones Eberhard Faber

De dónde provenía aquel jardín submarino
Donde las flores eran animales
y esos animales pequeñitos inmensas piedras
Por qué los peces no eran grises
como los de la multiplicación
Sino rojos , azules , amarillos con negro
Corrí y le dije: mami ,descubrí  un nuevo planeta
Ella se reía y me decía: así es el trópico todo es color

También a los 11 años fui divinamente violado
por la cocinera de la casa
mujer joven negra como el carbón
sentados en su cama me dijo:
al muchachito se le alebrestó el pajarito
Mi corazón era una locomotora descarrilada
sabía que ocurría algo oscuro pero delicioso
Me mostró su inmensa vagina morada y peluda
corrí despavorido para mi cuarto , no la recordaba así
Más chico jugando con mis amiguitas les metí el pajarito
en su nidito , que era  tierno y rosadito
éramos el doctor inyectando a su paciente
El poder de la realidad se hizo omnipresente
Al día siguiente la palomita se convirtió en un halcón
La negra Dominga gemía y me pedía que siguiera
con lo que en un minuto ya yo le había dado y ella a mí

Tal fue mi apego que  me botaron a mi negra
Pero así como existe lo real maravilloso
Coexiste con lo real atroz, aquí y allá
El primer rechazo, el segundo, la burla
La primera vez preso por llevar un afro
Las duras golpizas en la celda con los malandros
que me gritaban cuchita,  hojillas y chuzos en mano
Se supera pero deja huellas
Que iba a saber un imberbe de Nietzsche‎
y aquello de lo que no me mata me hace más fuerte

Ay por eso te quiero tanto realidad
Es un imposible un poeta
que viva absorto de la realidad
y pensar que es la opinión más difundida
la del quebradizo poeta ajeno al dolor
que inventa su propio sufrimiento de amor

La imaginación más poderosa
No puede inventar lo que no existe o va a existir
lo más es anticiparse , pronosticar
Ser el clarividente de los hechos
que intuye ocurrirán indefectiblemente

Esa es su “magia” es un médium
Entre el mundo real y el ideal
Entre lo inimaginable y la aplastante realidad
Entre el amor más puro y el más abyecto
Entre el agua pútrida y el manantial de aguas cristalinas
Entre la abominable violación y la entrega por amor
     

Pero es acaso un ejercicio distinto al de otro artista
La luz blanca y vertical de Reverón sobre su enramada
Los agrios acordes honestamente dodecafónicos  de Weber
El pincel esquizoide  de Van  Gogh y su mutilada oreja
La escultura multivisional de una misma realidad de Plensa

Poetas aquí estamos sumergidos en la realidad
Flotando en las nubes  de Dioses olvidados
Reptando sobre la refractaria arena blanca
Mostrando la realidad con un lenguaje fabulado
Ese es y será siempre nuestro sacramental oficio


           Juan David Porras Santana


 
                 




19 abr. 2014

¿LOS POETAS MALDITOS EXISTEN?




A Arthur Rimbaud  quien me dio una lección de honor

¡La hemos vuelto a hallar! ¿Qué? La Eternidad....
Es la mar mezclada con el sol.
                    Arthur Rimbaud

Verlaine y su chusma cum laude, invitaron a Rimbaud a profanar tumbas y copular con los cadáveres de mujeres muertas. Ya en el cementerio , abrieron una lápida , dónde yacían los restos de una “sexigenaria “. Apenas levantaron la tapa del ataúd, salieron despavoridos, vomitando y quejándose del hedor, mientras Rimbaud procedía a bajarse la bragueta y sacándose el miembro viril , lo introdujo en la vagina pútrida de la muerta . No sintió, ni placer, ni asco. Se incorporó y decidió ir a la rue Montorgueil,  dónde púberes esperaban ser desfloradas por apasionados  y respetuosos caballeros.  Mientras en su patético laboratorio surrealista, Verlaine y su combo de idiotas, celebraban con champagne la hazaña que quedaría en un bastardo papel.

 Poetas malditos impostores
que grande les quedó Rimbaud
Qué triste  autoetiquetarse de maldad
cuando un conejo los asusta
Ustedes que hablan de verdades absolutas
y lo absoluto los devora mientras aquel genio
pasó de las letras al tráfico de armas
sin vuestra anuencia, consumido por el cáncer
todo el honor para él ,
pequeñas víboras de papel


La emoción me embargó
cuando supe de ustedes
Era un novel lector toda lo asimilaba
La verdad y la mentira
se me patentizaban
Como si tuviese el ojo clínico
de un viejo Docto
A punto de claudicar del fastidio
de sus fórmulas mágicas archirebuscadas
Mis manos acariciaron el texto
que afianzaría mis valores
¿Cuál puede ser? uno nada más;
una Temporada en el Infierno de Rimbaud
Entendí la diferencia entre querer
y consecuentemente hacer


Lo funesto hecho un afluente místico
La muerte acompañándote desde niño
Los ángeles que como cuervos
no mueren de frío
Las flores son entregas de quien ose cortarlas
Eres el extremo necesario
para conocer el término medio
Poeta que desfloras la primavera
y apremias el gélido invierno
Que si hubieses nacido en Sodoma
se escandalizarían y te echarían
Pero igual si hubieses nacido
en un Jardín de infancia
los niños y sus madres te adorarían

Si alguna vez quiso Dios ver alguno
de sus arcángeles hecho carne y acción
eres tú. el eligido, Arthur Rimbaud

Juan David Porras Santana




Pd: El escrito introductorio forma parte
del poema , porque está hecho por mí
con tajos de la realidad, de los sueños
y del conocimiento sobre el poeta.
Aun cuando es una breve narración
todo el poema lo es

18 abr. 2014

PANTEÍSMO AZUL DEL CIELO




A Juan Ramón Jiménez  de quien obtuve
la verdad de la metafísica spinoziana  

  ¡Cuán extraños
   los dos con nuestro instinto!

 …De pronto, somos cuatro.
       Juan Ramón Jiménez

¿Por qué, si miro al todo lo comprendo?
Si analizo parcialidades
me pierdo en su laberinto
Cuando te miro toda
el universo está en tu cabello
Lo arranco y lo quiero ver de cerca
y desapareces con todo y universo

Miel imperecedera tráeme a Cleopatra
Miel imperecedera veo en ti
a Cristo crucificado
Miel imperecedera  por ti
se me abalanzan las candentes arenas del Sahara

Follaje de verde metálico, abundas
Follaje de amarillos crotos,  escaseas
Te seleccionó Dios o la naturaleza
Dios, naturaleza y universo son el todo
Por eso los entiendo, inescindibles en mi fe
Pero cuando mi fe se ciega, mi razón no perdona
Porque se multiplican los panes y los peces
Y sé que somos más legiones
que avanzan sobre el mundo real
con el ímpetu del mundo ideal



Amor por eso cuando me dices
que no me entiendes
Haces jirones mi extenuado corazón
Que te siente, que te piensa, que te posee
Y aun así me preguntas qué si te amo
Sabemos que somos en el instinto
Cuando lo hacemos razón y estanca emoción
Desaparecemos los dos,
Dios, la naturaleza y el universo nos tragan   

Juan David Porras Santana










CÉSAR VALLEJO EN SU COSMOGONÍA RELIGIOSA




               





Dos acontecimientos ocurridos esta semana, trajeron a mi memoria, dos poemas de los Heraldos Negros del gran  y universal poeta  peruano César Vallejo. Me refiero al maravilloso eclipse  de Luna Roja  y la Semana Santa.

Vallejos en su primera gran obra, toca los dos temas en sus poemas Deshojación Sagrada y El Poeta a su Amada. Nadie hasta su llegada había incorporado los temas de la religión cristiana como él lo hizo. A mi manera de ver partiendo del más adorable misticismo.

 He querido compartir estos poemas con mis compañeros de la red, en la seguridad, de los que ya los han leído se estremecerán  una vez más y los que no, jamás los olvidarán.





DESHOJACIÓN SAGRADA

Luna! Corona de una testa inmensa,
que te vas deshojando en sombras gualdas!
Roja corona de un Jesús que piensa
trágicamente dulce de esmeraldas!

Luna! Alocado corazón celeste
¿por qué bogas así, dentro la copa
llena de vino azul, hacia el oeste,
cual derrotada y dolorida popa?

Luna! Y a fuerza de volar en vano,
te holocaustas en ópalos dispersos:
tú eres talvez mi corazón gitano
que vaga en el azul llorando versos!...

César Vallejo


EL POETA A SU AMADA

Amada, en esta noche tú te has crucificado
sobre los dos maderos curvados de mi beso;
y tu pena me ha dicho que Jesús ha llorado,
y que hay un viernes santo más dulce que ese beso.

En esta noche clara que tanto me has mirado,
la Muerte ha estado alegre y ha cantado en su hueso.
En esta noche de setiembre se ha oficiado
mi segunda caída y el más humano beso.

Amada, moriremos los dos juntos, muy juntos;
se irá secando a pausas nuestra excelsa amargura;
y habrán tocado a sombra nuestros labios difuntos.

Y ya no habrá reproches en tus ojos benditos;
ni volveré a ofenderte. Y en una sepultura
los dos nos dormiremos, como dos hermanitos.

César Vallejo



17 abr. 2014

EN EL INSOMNIO ESTÁ LÚCIDO EL ESTRO







A José Antonio Ramos Sucre
con quien compartí post mortem,
el insomnio y la  soledad .
Gigante de la poesía universal
nacido en Cumaná,  Venezuela

“La soledad el único refugio
 acaso de los que parecen de otra época,
desconcertados con el progreso."
José Antonio Ramos Sucre

Fui diurno como el pecho amarillo de un turpial
Luego nocturno como los ojos de una golondrina 
Yo no tome la decisión 
Pienso que sucedió
por la metamorfosis del alma a la piel
la primera y única noche que hice el amor 

El ejercicio de la nocturnidad 
requería del insomnio fiel 
Y así fue, cada noche un ritual
que comenzó con la creación
y terminó con la autodestrucción 
un  suicidio que voy consumando 
tal como soy : lento , vívido  e inconstante 

La sensibilidad sensiblera
tempranamente me abandonó  
dando pasó a la artera consunción 
escribo con mi sangre 
y lloro con mis lágrimas
no pido que me den,
espeto el grito de un  Búho  
que sabe que la noche  proveerá 

El acto magnifico 
de la copulación entre palabras
Que confundidas
orgiásticamente se decantan 
Se aíslan hasta encontrar
su par que es uno nomás 
Cada palabra tiene su fantasma
allí radica la selección 
Es un exorcismo para extraer
de la palabra  su ser en sí 

Estás en soledad pero nunca solo
Te acompaña el mundo de los demás 
Ellos no imaginan cuánto los  amas 
En este ejercicio egoísta de ser sin estar 
Al fin y al cabo ¿no es el amor el estado 
donde sobran las palabras  que lo definen? 

Juan David Porras Santana 





EL TIEMPO VELOCISTA DEL ESPACIO


                                     
 A Jorge Luis Borges quien me obsequió el infinito como un número más

He cometido el peor pecado
que uno puede cometer.
No he sido feliz.
Jorge Luis Borges

La mortalidad está en la consciencia
En ella habita incómodamente quiere ser feliz
Cuando miró a los antílopes saltar
sintió  a su alter ego,  la inmortalidad

Ego sum el horror que crece
a la velocidad de la luz
¿Pero, y si no fuéramos
el efecto de una causa primigenia?
Sino la causa en sí misma

Le robaríamos a Dios la omnisciencia
El horror se potenciaría
por eso  se lo trasladamos a él
nuestro primer acto injusto pero salvador


Mientras él lo sabe todo ,
sufre de la petrificación del presente
Tú y yo recordamos el pasado
 y tentamos al futuro , perdónanos  Dios

Somos los raudos velocistas del espacio
Mientras más lo devoramos siempre hay más
En un universo  que nos permite el punto de origen
Y por qué no,  caminar al borde del abismo
Que no es el infinito pero lo sugiere
Y eso para mí es Carpe Diem

Juan David Porras Santana




16 abr. 2014

MEMORIAL DE MIS TRISTES TARDES




  A César Vallejo  que me demostró que la alegría y la tristeza van de la mano

“Yo nací un día que Dios estuvo enfermo”
                      César Vallejo

Columbré desde que descubrí  el primer ocaso
Que mi vida sería una caída repleta de oportunidades
Mi melancolía crepuscular se tornaba alegría en el alba
Cuántos desafíos, breves hazañas, sueños prodigiosos
Que en la tarde proteicamente eran los cuervos de Poe

Descender por las abruptas paredes
hasta el fondo del Farallón Centinela
y al ascender ya sin aire, sentir la luz del sol
y el viento fijo que reanimaba a mis pulmones
Esa misma noche sentir miedo de lo desconocido
Maldita ansiedad, te permití apoderarte de mí

Más nunca supe  del sosiego del alma
Del reposo del guerrero
Por eso arrastro  estos grilletes
que  desguazan mis quimeras
Y me regresan aquel tímido ser
que nunca supo abordar a una mujer

Cuánto susto bruto se agolpa en mi mirada
Cuantas mujeres desconcertadas
huyen desconsoladas
A cuantas he perdido
por lo que llamo una corazonada
que no es sino el silogismo de la anticipación
del que a propósito  fracasa

Amanece y me invade el otro,
la ballesta de Guillermo Tell
Seguro de sí mismo  va y corona en cada esquina
Dobla con sus poderosas manos
al que se le ocurra pensar mal de él
Caminar con él es montarse
en la montaña rusa anulando la ley de la gravedad
pero pronto se desinfla
y se ahoga con su propia saliva

¿Qué engendro creaste Dios?
Uno que siempre les recordará
que la alegría y la tristeza van de la mano
a veces tan drásticamente
como  Dr. Jekyll and Mr. Hyde

Juan David Porras Santana






15 abr. 2014

AGUAS ABAJO DEL TAMARIT


A Federico García Lorca , el maestro que me mostró el camino que yo desande.

Mira a la derecha y a la izquierda del tiempo
y que tu corazón aprenda a estar tranquilo.
Federico García Lorca

Trato de seguir tu senda
que ímproba tarea 
No sólo talento,
hace falta el alma en libertad
Estos barrotes invisibles
fueron puestos por mí 
Una excusa más
para asegurar mi estancamiento 

Seguí al instinto como lo hacías tú
y me hice razón 
Razón para amar
sin dejar que aflorara la rutilante rosa 
Razón para el diálogo
sin dejar caer las migas del señor
Razón para fraguar un devenir
que se vería reflejado en el retrovisor 

Heme aquí en el primer vado 
las aguas turbulentas no son para mi
Nado en las aguas abiertas del curvo océano
nadie me ve , nadie me juzga, nadie me cree 
que he visto viva  y tierna
a la ballena Moby Dick 

En cambio tú caminaste los duros barriales 
Llevaste tu palabra y alegría 
a la España de osamentas y fuego 
A los negros de Harlem  les arrancaste el Jazz 
Mi admiración juvenil se ha transformado 
En una galaxia todavía no escudriñada 
Por la astrofísica
que sólo un gitano podría explicar 

Dime en cuál de tus versos está el código
que me permitiría descender al delta 
Dónde volver a ser niño 
como siempre lo fuiste tú 

Juan David Porras Santana 



14 abr. 2014

LA CATEDRAL VACÍA


  
Para que nada nos separe que nada nos una.

                    Pablo Neruda


Triunfó el desamor.
El amor para mi es dúctil arcilla
con la que modelo
versos, mundos y cosmogonías
Pero el amor de carne y hueso
Como una olla de agua hirviente
este se evaporó
No soy un hombre confiable,
ella nunca se equivocó
A cuántas he ofrecido lo que no tengo
Lo que al siguiente día barren mis huracanes,
cuando todo parecía ser y estar en su lugar

No valen arrepentimientos,
ni actos de contricción
Para mí el amor
es un ejercicio inconducente de metafísica
Pero como lo siento,
cuando mi pluma verde  lo invoca
Cuando siento que soy poseso
por el encantamiento femenino
Cuando entre sus piernas
penetro tan adentro para que grite:
más, más profundo, anda mi  amor
Recompensar a mi ego
con que la puedo hacer sentir
que yo no siento

Mi corazón quedó impotente
tan tempranamente
que como con la poliomielitis
quedó un defecto de por vida,
cojeo del corazón  y el caminará siempre
con sus botas ortopédicas
que dan al tercero tanto dolor

Perdí por Knock out  en el primer round
¿Valida a un poeta ser un fracaso en el amor?
En la poesía a veces se miente
para que el poeta pueda decir la verdad
Es el único espacio dónde soy tan honesto
como lo que escribo hoy.

Juan David Porras Santana

13 abr. 2014

EL LABERINTO NO ES EL CAMINO PARA LLEGAR A SU CORAZÓN





No pretendas que las cosas ocurran como tú quieres.
Desea, más bien, que se produzcan
tal como se producen, y serás feliz.
Epicteto de Frigia

Una bandada de pájaros encapotó el día 
Huían de aquel hombre decidido 
El laberinto era un robusto zarzal de espinas 
Frente a él, el hombre sólo pensaba en la flor amarilla
Era el corazón de su amada que en el momento 
de mayor desesperación desaparecería ,
porque ella era  un dogma de fe 

Tendría que por fin dejarse caer
para que sus frágiles brazos lo recibieran 
Toda una vida hirsuto , estepario 
y ahora el vértigo de un abismo con final feliz 
Imposible, no había nacido para ello se repetía 
Mientras daba sus primeros pasos
entre aquellos muros vegetales que se parecían a él 

Transcurrieron los días
 y su obsesión crecía junto al zarzal 
Reptaba sin fuerzas pero con espíritu vencedor 
Llegó de nuevo al punto de partida  y lloró, lloró 
Se decía: una frustración anunciada,
es la ceguera del amor  
Se odió, sintió pena por su corazón
mutilado  en cien pedazos 
Como una vajilla Ming despedazada
el horror de adherir pedazos con cicatrices lo venció
Agotado se durmió. Sobre su ensortijada cabellera 
la mano de su amada lo acariciaba y miraba con amor 
al despertar aquel hombre volteo
y el zarzal estaba preñado de flores amarillas 
entendió que el amor llega sin proezas
sin tocar la puerta del corazón 

Juan David Porras Santana 



12 abr. 2014

SANGRA EL RUBÍ



 A la  estación del tren dónde arribó mi corazón

Amor, ¡cuántos caminos hasta llegar a un beso,
Qué soledad errante hasta tu compañía!
Siguen los trenes solos rodando con la lluvia.
En Taltal no amanece aún la primavera……….
Pablo Neruda

Tus gemas
sangran, guardan selvas, escancian miel 
Tus ojos
son un invernadero con extintas orquídeas 
Tu boca junto a tu lengua
paladean como lo hace
una pantera con el cervatillo todavía caliente
Tu corazón es alado
nunca está en tierra como el vencejo real 
Tu alma pesa mucho
de tanto querer abarcar y asimilar 

Pocos o tal vez ninguno
se acerco tanto a tu territorio 
Que como un tigre de Siberia abarca más allá
de lo que mis ojos pueden  otear 
Recelosa siempre me tienes a raya,
¿me dejarás cruzar? 
No piensas en ti,
sino en mis intenciones de dañar 
Tú que cruzas infranqueables distancias,
la nieve traga tus huellas
Mujer de soledades, son tantas tus alertas,
que son una invitación a traspasar 

Da tanto miedo  tu majestad
que parezco un vasallo de vuestra merced 
Dispuesto sin que lo sepas a conspirar
para hacerme de ti, de tu voluntad  

Debe dolerte tanto el corazón 
Que por eso es alado para volar 
Al menor intento real de amar 

Será que dispararé mil perdigones 
Para que caigas, ruego moribunda
Sanarte, cuidarte para que me ames 
Aunque sea para recompensar mi humanidad 

Juan David Porras Santana  

11 abr. 2014

ESTOS INQUIETANTES DÍAS




..Ella se extiende en mi vida
Como un aire impregnado de sal,
Y en mi alma no saciada
Derrama el sabor de lo eterno…
         Charles Baudelaire


Vuelve rutilante la esperada inquietud
El presentimiento suplanta a la razón
El corazón coagula la sangre en su interior
La empuja oxigenada  por las arterias intrincadas
La yugular es tan erótica
porque late y se ensancha como una cobra
Los labios inflamados
son tan rojos como los geranios del amor

Su mar está a sus pies,
el mío tiene que escalar
Los dos son de orígenes distintos
que colisionan con ímpetu
Uno quiere que se entienda
que el amor está en la amplitud
El otro es por el contrario
es la expresión cálida
de un trópico interior
Es tan inquietante
vivir entre dos fuerzas
en su blancass crestas y sus vivos fondos

Dos mundos y desmesurados submundos
han hecho un acto de fe
Explorarse y asimilarse
desde diferencias abismales
Y de aproximaciones tan estrechas
que no pasa un haz de luz
Inquietante pero desafiante,
así es la aparición súbita del amor

Ambos saben
que de sus frustrados designios pasados
Pero ninguno se atreve a detener
a la locomotora desbocada
Que avanza sin patrón
¿Es qué acaso siempre se va a descarrilar?

Cada uno colocará durmientes
a lo largo de camino
para que llegue a su destino
Una estación donde los dos amantes
quieren perpetuar su amor.

Juan David Porras Santana




10 abr. 2014

RENACER

                          
No lo creo todavía,
Estás llegando a mi lado
Y la noche es un puñado
De estrellas y de alegría……..
Mario Benedetti

La gruta tiene una entrada tan amplia
que el cosmos se nos venía encima
Siempre quisimos que en ella nos amáramos
Tan alejada estaba de los caminos
que para llegar a ella éramos lebreles de cacería
Del techo caían pertinazmente
gotas que serían grandes estalactitas
Del suelo surgían catedrales
más complejas que la Sagrada Familia
Cientos de pasadizos conducían a miles más
Esa  fue  morada de los primeros
Y ahora nos cobijaba
con recuerdos de cotidianidades idas:
pinturas rupestres, osamentas, hogueras  extinguidas
Al fin teníamos nuestra propia cosmogonía



Como un antiguo ritual nos desnudábamos al entrar
Nos recostábamos tan juntos
que no necesitábamos palabras
sus inhalaciones seguían a mis exhalaciones
sus latido acompasaban a los míos
Cuando todo parecía un armonioso acorde en re mayor
El disonante amor interrumpía aquella paz de templo shaolin
Brotaba de tan adentro que renacíamos en cada arremetida
Cuanto placer sentir que sus entrañas
copiaban al laberinto sin fin de aquella nuestra guarida
Nuestro compás seguía el patrón de los ritmos primitivos
que alguna vez fueron alabanzas a la luna , al sol, a las estrellas
como dos fieras que agonizan , fuertes convulsiones
recibían al primer sol que por la amplia entrada
le dabamos la bienvenida

Juan David Porras Santana







 

9 abr. 2014

LA VIRGEN DE LA OTRA ORILLA



Arde en tus ojos un misterio, virgen
Esquiva y compañera…….
Antonio Machado

Turbulento el río amenazaba
yo en una orilla, la Virgen en la otra orilla
Mi sangre estaba en ebullición,
percibía la de ella gélida y lenta
Sabía que nuestra relación
Sería más que dos miradas que se encuentran
Era sorda a mis palabras
la turbulencia las callaba, los cuerpos se reclamaban 

Me incitaba desde sus misteriosos ojos
que calibraban nuestra distancia
Sabiendo que  nos  volveríamos el  todo
Desterraríamos a la nada
Jamás desistiría, tenía que ser mujer antes que madre
Estaba allí para ser desflorada,
ya la hastiaba ser inmaculada
Yo he podido ser otro,
aun cuando estás orillas nunca habían sido holladas

pensé ella tiene claro, el deber ser
que de  ella, la había  hecho nada
por eso lograría esa tarde el milagro que le faltaba

Ser mujer antes que un hada idolatrada
Tenía que hacerlo con tracción a sangre helada
Sintió que el agua que cruzaba, la hacía ferviente carne
Cuando alcanzó mi orilla, la penetré sin mediar palabras
Su gemido, le mostró como su hijo
había sentido la lanza en un costado

Trancados de mutuo respeto  y amor
no podíamos dejar de ser y estar
Allí se decidió la suerte de Eva y Adán

Juan David Porras Santana









8 abr. 2014

PERMITEME COMPLACERTE SEÑOR


PERMITEME COMPLACERTE SEÑOR

¡Actúa en vez de suplicar.
Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa!
Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes.
Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino.

Ludwig van Beethoven


El primero que vio el universo
clamó a las estrellas por ti ¡oh Dios!
Nosotros queremos conocer
al artífice del universo

El musulmán cuando ora piensa
en las vírgenes y en el banquete infinito
Nosotros no diferenciamos
a los placeres espirituales de los paganos

El cristiano cuando reza piensa en el cielo
Nosotros creemos
que el cielo está en Córcega 

El ateo, si su hijo está muriendo
le pide a Dios misericordioso que lo salve
Nosotros somos la sombra
que protege a nuestros hijos

El sacerdote cuando tiene un niño
entre sus piernas da gracias por haber
escogido tu camino¡ Oh Dios bendito!
Nosotros soñamos
que nuestros niños sean siempre niños

El monje budista tiene
agobiantes  erecciones por la mañana
Nosotros queremos hacer el amor
en el alba, en la canícula,
en  el ocaso y en la cómplice noche

El elogio a la sodomía fue escrito
para muchos venerables Papas
Nosotros queremos que nuestros
Papas sean los hombres y mujeres
probos del vecindario y que de él no salga

Valores que desplacen  a ideologías
Espíritu, mente y cuerpo en sintonía
Ya basta de mesías, pasó su tiempo
sus guerras absurdas por su egolatría
Los más afortunados nos inspiran
y el límite es que sean destronados
cuando se conviertan en la voz
única y radical  de sus seguidores

Que los astros acompañen
las noches con nuestros amores
Que los milagros sean revelaciones
porque somos incesantes
exploradores de la verdad
Que  mis abusos contra mi mismo
no sean pecados sino enfermedades
y los terceros me ayuden a sanar 

Eyyy  aquí estamos recuerda:
cree en lo que te digo
hasta que no se haga
incuestionable realidad
Si lo permites volverás
a la temible religiosidad



Juan David Porras Santana










7 abr. 2014

RELIGIÓN LA DROGA DE LAS CIVILIZACIONES



“Cuando el hombre cree en algo,
 cuando algo le es incuestionable realidad,
 se hace religioso de ello”
José Ortega y Gasset

Turbado por el monumental basalto
Hammurabi olvido  su propósito
El Judaísmo encontró que el resarcimiento
a lo infringido se medía en dracmas
con lo que a más infracciones  y  delitos
crecía el erario “ público “
El Budismo , simplemente el hombre
que se consigue asimismo  pero renuncia a ello
por lo espantoso  que encuentra
y decide abandonar el cuerpo y ser pura alma
El Cristianismo sigue los pasos oscuros
y terribles del medioevo , las cruzadas , la inquisición
Detente por un minuto frente a una iglesia
y sentirás que una nave espacial pretérita nos visita
El Islamismo la sumisión total e irracional,
robando  sus principios del Judaísmo
Inventó la más poderosa en arma política
El Marxismo  habla de la religión´
como el opio del pueblo y terminó siendo
un viaje de LSD del cual sus adictos
todavía no despiertan
El capitalismo, el mago llamado mercado
que Wall Street lo hizo desaparecer
para repotenciarlo en capitalismo social
Nazismo , Fascismo y cualquier forma de centralismo
los malditos de la historia  Mao Tse-Tung 
Mussolini , Hitler , Franco , Hirohito )
el pueblo como arma , el culto a la personalidad Narcisa

Nada de lo que has estudiado o leído
sobre el poder de los  imperios,
civilizaciones , creencias, mitos, religiones ,
tiene que ver con tu presente y tu futuro
Cuando te digan magia, es una palabra
que usa aquel que no puede explicar nada
Cuando te digan zodíaco, horóscopo,
son otros ignorantes que no saben posicionar
un astro en el jardín de infancia de sus hijos
que por lo menos saben que Plutón no es un planeta
Brujos , brujas , adivinos , las nuevas religiones
olvídalo , cree en ti por encima de todas las cosas
y deja un espacio en tu alma para aquello donde la ciencia
no ha llegado por ejemplo de donde surgió
la partícula que inicio el Big Bang, allí podría estar Dios
recuerda todo  lo que se convierta en una realidad incuestionable
todo  lo que por dogma de fe , toda sobredosis de lo que consumes
llámese cigarrillo , alcohol , ejercicios ,
dietas , televisión, amor , odio que compromete
tu independencia , te estarás enajenado
y habrás vendido tu alma al mejor postor

Juan  David Porras Santana
 


6 abr. 2014

AL AMOR QUE ESTÁ POR VENIR




                                                 

Las primeras señales pasaron desapercibidas, aun para el alma más sensible.

No eran para un hombre de este mundo, ni para el de otro, simplemente eran oníricas tentativas
que se perdieron como palomas mensajeras cuando el norte magnético de la tierra se mueve apenas decimas de grado. Nunca llegaron  a su destino.

Tanto el destinatario como la remitente  estaban perdidos, tratando de definir que es el amor. Triste misión, también perdida por ambiciosa y ociosa.

Para sentir la luna los primeros usaron la contemplación perpleja como lo siguen haciendo los enamorados de hoy.
Cuántos se embarcan en la tarea ímproba de hacer estudios superiores de letras para hacerse escritores y son incapaces después de años de estudio de articular decentemente un dístico.

Un mañana gris una paloma obscura llegó. En sus alas había sal marina, se podía sentir en su plumaje la incidencia del viento y la espuma, esta ave había atravesado un océano para llevar su mensaje a su destinatario.

Era tal la criptografía del mismo que sólo se podía colegir, en el trazo sublime de su caligrafía   que había sido hecho por una apasionada  y sublime mujer.

Transcurrió tanto tiempo desde aquel único mensaje  que el joven destinatario pasó del albor al crepúsculo, había cometido el error de esperar, así que su corazón se envejeció y se hizo plúmbeo, opaco y sin eco.

Se dedicó a escribir todo el proceso amoroso que lo llevó desde la expectativa hasta el ocaso.

Sus versos, aun cuando él quisiera esconderlos  en un lenguaje a veces contradictorio, barroco siempre llegaban al punto de origen, circunnavegaban su existencia de modo tan fiel que nunca los pudo contaminar con el espíritu de derrota que lo acongojaba.

Al otro lado de la espita que extrañamente los unía, la apasionada mujer, también maduraba en su desilusionado corazón pero a diferencia de él, nunca lo espero, por el contrario asumió que su amor crecería con ella y milagrosamente esa decisión la mantuvo indemne física y espiritualmente.

Una tarde fresca, dónde todo parecía que colgaba del viento, sentado en el malecón frente al mar avistó una mancha aparentemente de  peces que a  escasos metros se congregaba de manera súbita e inusitada.
Se zambulló para ver  que realmente era, para su asombro iba creciendo. Miles de hipocampos multicolores lo cercaban con armoniosas posiciones de aceptación.
La segunda señal después de tanto tiempo era inequívoca: tendría que cruzar mares para llegar a ella, quien lo recibiría con la amplitud, la calidez y el amor  con que hoy el mar lo hacía.  Así  un hombre que no supo esperar fue rescatado por  el amor que ella sentía  y con el que convivía.
De manera que esta historia de amor que apenas comienza, no se perdió en el universo por entropía .

Juan David Porras Santana