19 jun. 2013

UNA VENTANA HACIA LA ETERNIDAD




                                                                 Para  Liliana M. Urruti

Hoy quise volver a sentir el fresco desde tu ventana
Y lo pude hacer no hay sortilegios, ni invocaciones sólo ganas
Me enseñaste eso Liliana y no puedo parar de hacerlo
Porque me mostraste que la libertad es cuestión de cojones

Hoy quise volver a sentir, a sentir el fresco desde tu ventana
Para desafiar al mundo real y al ideal, suficiente una mirada
Que no necesita átomos sino el dulce recuerdo de un atardecer

Liliana a que sabe lo imperdonable en tu paladar
Liliana cómo amas tanto, da envidia saber amar
Liliana vistes hoy, Buenos Aires, donde tu alma permanecerá

Apenas ayer sentados nuestra amistad se hinchó como un velamen
Estabas tan queda, tan frágil, el vino era elixir de eternidad
De esa que sólo consigues con cojones para la libertad


                                        Juan David Porras Santana