18 feb. 2015

MUSA ESTÁS EN ELLAS



No es mío, no es mío cuanto escribo.
¿A quién lo debo?
Fernando Pessoa
Tomó mi mano y escribió:
Mi sangre es ahora tuya poeta
Haz lo que tengas que hacer con ella
No la dejes en mano del Zodíaco
Las estrellas están
para orientar a los marinos
Los poetas las usan
como telón de fondo
de una historia,
dónde estamos siempre ellas
Con naturalidad
me sentí reconfortado
La musa que siempre
me había turbado
Era ella, aquella, esta,
sus indicios, su certeza
Ellas son el naciente
que aguas abajo se crece
inundando y haciendo fértiles
las estériles sabanas
horadadas por nuestras
temibles legiones
En ti mujer mi inconsciente
se hizo raciocinio
Y éste se sumió a tu voluntad,
ya tenías mi corazón
De allí que tomar mi mano
y escribir, te correspondía
Es tu magia, tu destino,
ser y estar y la mía complacerte
Juan David Porras Santana