31 jul. 2014

VIEJO NO , MUY NIÑO



Liturgia de los mil vientos en las arenas del desierto
Mientras en nuestro beso sentimos
desmoronarse un iceberg
Hiperbólicas imágenes que nos empobrecen
cuando allá en el muladar tientas la vida en rosa
Cuanta zanganería la del lobo  desplumando gallinas
La pesadilla constante en los cuentos tenebrosos
de esos cuervos, los hermanos Grimm
No quiero para tus pequeños tanta transfiguración
Quiero que reconozcan dentro de todas las rocas, el gneis
Que en la profundidad del bosque
puedan distinguir  el canto alegre del arrendajo
como lo hice  yo , al punto que amarillo y negro
son en mi mente un acorde de si bemol mayor

Me dicen que no sé ser niño porque no tuve hijos
Pienso que por el contrario
por no tenerlos, este vejete es más  niño
Jamás seré padre, abuelo, un representante
Los veo y no siento distancias, simplemente estados
Como cuando el agua de liquida se hace hielo

Decía de niño que cuando fuese grande
no me iba a casar ni a tener hijos
vi lo que otros no ven ,
la trascendencia está en el hacer
y en saber cuándo procrear puede ser letal
cuándo unir tu vida a otra vida es perder
porque nací  así y lo asumí
Anclado en esa bahía, desde el barco
Miro con el catalejo, allá en la playa
A las hermosas madres y sus rozagantes bebés

Juan David Porras Santana   










30 jul. 2014

TODO O NADA: UN NO AL CORAZÓN PARTIDO


         

Me siento tan disminuido que a veces me toco el corazón para ver si todavía late, en mi caso lata -de aceite Castrol-.
No lo hago por razones sentimentales sino puramente para ratificar  mi condición de superviviente.
Nada que ver con aquello de: “pienso luego existo”, o siento luego soy, simplemente: respiro luego estoy vivo.

Cuando me enviaste el hermoso escrito del corazón partido, pensé- sí, no te asombres-  no estoy de acuerdo con la moraleja, tú eres una muestra palpable de que el corazón que sirve, es el invicto. Permíteme una licencia disquisitiva.

Mucha gente realmente cree que el órgano sentimental es el corazón, y que el cerebro es el intelectivo y no pueden ni suponer que ambas funciones están alojadas -si pudiésemos hablar de localización y de funciones en el plano del espíritu- en el cerebro.
Oh, gran descubrimiento  Juan David eso lo pensará un campesino Guatemalteco, no yo, discernirás inmediatamente..
Si supieras que el sentido de lo que te quiero comentar no es geográfico, no estoy afirmando que el espacio que ubica al corazón es el cerebro, él no tiene espacio; simplemente trato de aproximarme desde lo cognitivo a la metáfora sempiterna d’ il cuore.

En qué momento de nuestra evolución el instinto de procreación se convirtió de un impulso ciego pero certero, en uno más ciego pero falible, simplemente el inequívoco sentido de selección de la hembra animal con respecto a su par macho fue sustituido por el AMOR, como indicador de: ÉSTE ES

Especulando, cuando el instinto dejo paso a la primeras disquisiciones y desvaríos amorosos una mezcla de emociones, sentimientos y porque no, razonamientos, la selección se convirtió en cosas del corazón.
Tratar de conciliar las fuerzas de ese nuevo corazón, con el instinto y con toda la gama de sentimientos que se presentan en el espectro confuso del ser humano del siglo XXI, es lo que tu y yo sufrimos ahora y para siempre.

No es una condena, es simplemente una realidad en la que reconocer que el equilibrio entre lo que pensamos y lo que sentimos es casi imposible, o por lo menos es un ejercicio permanente, una pugna entre Woody Allen y Mia Farrow, el resultado una larga dialécticas sin solución de continuidad: lo inconducente
Por eso nos cuesta tanto; lo que quiero, lo que soy , lo que no estoy dispuesto a repetir, lo que jamás permitiré, lo que deseo, lo que espero....................................................................................................


Juan David Porras Santana 

29 jul. 2014

LAS MANOS DEL ASOMBRO



                                        

                                                         Para Ella la platónica de la adolescencia

   Aquellas tardes inagotables, ya no las hacen así.

 Casi reptando entrabamos a un mundo donde nuestras limitadas realidades, serían ampliadas, amplificadas y reemplazadas por los milagros de aquel pasadizo de la casa de Ella que por el norte la franqueaban. Hablo de milagros en el sentido de lo real maravilloso que definía Carpentier: Una alteración inesperada de la realidad.

 Porque eso era lo que ocurría allí. El universo Ella era un universo paralelo- ahora que está de moda el Multiverso III, y ya para aquel entonces, ellos lo habían descubierto- Con un “Big  Bang” similar al del cosmos, los adolescentes proclives a  los placeres solitarios entre los que me encontraba yo, fuimos testigos de excepción, como le ocurrió al satélite  COBE de  "oír" los vestigios de esta gigantesca explosión primigenia. Su detonador: Ella.

 Su magnetismo llenó a Santa Marta, -esa pequeña pero infinita urbanización- de lo inimaginable: patines, patinetas, tambores, furrucos, cohetones, martillos, tumbaranchos, misas de aguinaldo, convites, motocross. Pero lo real maravilloso estaba  como dije al principio en el interior de aquella casa.
 Impulsados por el poderoso aroma de la jalea de mango que se irradiaba por todo el vecindario. Nos preparábamos a reptar por el pasadizo norte, ya que las reuniones en torno a la cocina eran multitudinarias y evitarían que fuésemos descubiertos.

  Era una invitación tacita  la puerta de madera tan fácil de atravesar, como las batientes de los bares de los pueblos del Oeste. Una vez adentro nos topábamos con las primeras mangas, jamás he vuelto a ver y oler frutos como aquellos. Su accesibilidad era fuente entre nosotros de asombro, a escasos centímetros del piso colgaban como rubíes y esmeraldas aquellos injertos que con delicadeza arrancábamos, y aun así los frutos superiores donde comían los turpiales, capanegras y arrendajos comenzaban a gotear. Cada  árbol mantenía su individualidad y nuestro paladar así los fue distinguiendo hasta hacer un inventario pormenorizado, sustituyendo sus nombres verdaderos por una inagotable nomenclatura de relaciones: Mangifera altissima, Mangifera andamanica, Mangifera applanata, Mangifera austro-yunnanensis, por manga papo de la reina, mango piñata, mango piña, mango aguacate, manga las tetas de abuela de lázaro- en honor a la abuela de 102 años de Pepúo Cerilla, uno de nuestros gandules de origen español –

 Con la sonrisa amarilla de tanto mango comido para la cabañita nos íbamos a echar una siestecita en una espléndida hamaca. La calidez, la armonía el buen gusto de este rincón tampoco lo he vuelto a sentir. Un caballete en el que reposaba una pintura que  nunca se culminó o era tal la producción que siempre estaba a punto de…

 Todos amábamos a Ella  pero era inalcanzable. Sus amistades y pretendiente eran vistos desde nuestra dimensión como “Tierra de Gigantes” Hombres fornidos, con motos, carros de carrera y nosotros enjutos, feos-  creo que yo era el más- y tímidos con 13 años promedio de edad, nos hacía unos nerds de la época, sin ninguna opción. Ah pero la magnificencia de Ella nos hacía sentir hombres tomados en cuenta, así de prodiga era su generosidad, al punto de declararle mi amor a ella y a los cuatro vientos. Siempre esa femenina y comprensiva sonrisa la llevo grabada como si fuese hoy.

 “Ese gordo viejo que va allí es el gebo de tu princesa ojos color turquesa Juan David, me decían mis amigotes”- si me vieras ahora ese gordo es un niño de Biafra-. No hombre lo que pasa es que tiene un enduro 360, y ellos me ripostaban pero ella también. Qué período tan poderoso es  la adolescencia, no entendemos nada pero todo nos pertenece.

 La tournée terminaba en un pequeño cerro detrás de la casa, también sembrado y que algún tiempo después descubrí que desde el mismo podía observar- hoy bucear, ayer cachar- a Ella bañándose como Popea Sabina, interminable, sensual, inmortal y divina. Qué poder. Gracias Ella, inocentemente e inconscientemente y a distancia, me diste lo que pocos adolecentes reciben, el poder descubrir el eterno femenino, la belleza y la sensualidad de la manera más sutil: sin proponértelo.

                                                              Juan David Porras Santana     


  

27 jul. 2014

EL ÁRBOL DEL CONOCIMIENTO DEL BIEN Y DEL MAL





Une las visiones dogmáticas
que usan políticamente al mal
Provocativa fruta roja
que nos hace humanos
Estamos obligados para existir
a morder ambos lados
Libres de culpa, cargados de ansias
agitamos las aguas
No hay nada más puro
que un corazón valiente
No hay nada más puro
que desear incontinentemente
La cobardía y la mesura
son estrategias de supervivientes

Sólo existimos cuando estamos,
no cuando somos, sofisma azul del cielo
Aquí y ahora
es la fruta mordida por los dos
El instante que nos hace
perseguidos pero también amantes
Vi tantas veces
a la Madre Teresa de Calcuta morder el mal
para hacer el bien, al final como todos
ambicionaba la derecha de Dios
En secreto nos da tanta compasión Luzbel
Y pecó solamente por ser él,
es irresistible como tú, amor
Y como tú un incomprendido
venido a menos
por la más necesaria y placentera
de las virtudes, la ambición
No recuerdo ningún momento
dónde no quisiera usurpar
tu tiempo , tu espacio
Para hacernos uno
y hacer denso al instante cierto

Todo lo queremos hacer carne,
mi espíritu anhela hacerse de tu cuerpo 
mi cuerpo siente cuando más allá de la carne
me entregas tu espíritu
fatigando tus carnes
sobrepasando tus límites
para dar y recibir placer
Extenuados, somos el cordero de Dios
que quita los pecados del mundo
las profundas y asidas raíces
del antiguo árbol del conocimiento
que está más allá del bien y del mal

Juan David Porras Santana
 





25 jul. 2014

AMOR CUÁNTICO





“Toda la teoría del universo está dirigida
 a un solo individuo: a ti”
              Walt Whitman

La nada no se soportó se convirtió en ti
Fascinada por tus grupas y articulaciones
Nos obligó a una regresión sin sentido
Saber de qué estamos hechos tú, el cosmos y yo

Asumámoslo de la misma materia
Pero a diferencia de una supernova sabemos de ella
Ella no sabe nada de nosotros
Lo que nos hace tremendamente privilegiados
La nada no sabía que  en lo que se convertía
Tendría lo que ella no poseía, desiderátum

Perseguidores del deseo,
somos adoradores del placer
Reconozcámoslo
nunca habrá suficiente satisfacción
Siempre habrá el mayor
anhelo, ambición y esfuerzo
Mientras a la naturaleza la guía
la ley del mínimo esfuerzo
Para mí no me es suficiente
detenerme en el arco perfecto de tu pie
lo sigo con la mirada
y la bóveda celeste no le da continuidad
recurro entonces a mis instintos ,
a mi amante e irracional corazón
el placer se convierte en deseo
y el deseo en obcecación

Juan David Porras Santana
 



22 jul. 2014

LA OTRA MADRE



A Dora  Pacheco Ospino , mi gran amor

Un viento cargado de arena golpeó en su rostro
Era una niña para la vida, estoica  lo soportó
moldeo con esa arena una escultura para la mar
Abandonos , carencias la hicieron un papagayo
que sobrevolaba las penas  y las llenaba de color

Como en la Vida es Bella a sus hijos los levantó
Luego vinimos los otros hijos, nos acurrucó
Yo todavía no salgo de su ala, se está tan bien
A pesar de sus mimos, me enseño el valor
de la autodeterminación, sin ella no sería
me hubiese devorado el dragón de la depresión

Dorita es como los pájaros
siempre despierta cantando
El orgullo tantas veces la catapultó
Otras tantas la hundió en el dolor
Por eso Dora es como una nación
elemental y altiva, dependerá
de la percepción que del mundo tenga
Si la hostigas y tratas de humillar 
sin pensar
Como una cascabel avisará y atacará
para velar y cuidar su independencia
que es la de los suyos
Porque Dorita es el corral
al que siempre querrás regresar
Juan David Porras Santana

21 jul. 2014

CONVERGENCIA




Oblicuas miradas no se cruzan
Manos tímidas tientan
a ciegas pero certeras
Bailamos al son de insensatez,
sólo con Jobim al piano
Desprendemos el olor
que reina en las tórridas orgías
Hirsuta tu piel manifiesta
el inquieto placer de la incertidumbre
como el tierno y deleitable venado
que ya por un jaguar será devorado

Así debe ser la muerte
en el mundo del instinto
que se conjuga siempre en presente
Dónde no existe el error
porque tal opción está en pasado
Sí, esa que quisiéramos tener
para desbandarnos en el primer beso
Pero aun sin tenerla ocurre el milagro
y en caída libre nos besamos
para sorpresa estábamos muertos y resucitamos
en un juego que reconcilia a la vida con la muerte

No quiero que pierdas de vista
mis labios rojos, sangrantes e hinchados
Seguro de que producirán en ti
un beso en arco que trascenderá lo esperado
No ceses, por favor ahora que el abrazo
es una boa constrictora y el calor su vaho
Los órganos están comunicándose
en un lenguaje que más que corporal es primario
Un mundo cerrado dónde ellos entienden lo  sensorial
por encima de nuestros torpes amagues y disquisiciones

De pronto cesa la música
con un acorde disonante pero mordaz
No, nos podemos separar,
como dos perros enganchados
Encienden las luces y quedamos descubiertos
Caminamos juntos muy pegados
hacia dos Martini muy secos
Mientras la humedad de nuestros cuerpos
evidencia que se aproxima el Diluvio Universal

Juan David Porras Santana





16 jul. 2014

DUDO DE MÍ A CADA INSTANTE





La inteligencia me persigue
pero yo soy más rápido
       Mayo francés


Confieso que les he mentido
Ratifico mi devoción por ti, mujer
Los heliotropos dispersan la intriga
Corro despavorido a agarrarme de su falda
¡Oh madre, me da asco la arena y el mar miedo!

Sólo puedo controlarme
cuando me hago esquivo
Un mar de ansiedad me agobia
La cima que alcanzo
es para correr en descenso
por sus abruptas laderas
perseguido por lo desconocido

Nací del drama Shakesperiano
Me impulsan mi  rebuscada inteligencia
y mi inasible alma, que  por  contrarias
jamás encontraran  la paz en los vivos
Porque mi conflicto, no es de la tierra
Pertenece a mis fantasmagóricos personajes
A mi lenguaje alegóricamente adrede
y a esta carrera absurda que comenzó
Cuando ya yo había matado a mi perseguidor
El inconsciente con mi rayo de luz blanca

Nada es gratis, ni siquiera la misma nada
Cobró el artero asesinato, adjudicándome
El peor asesino en serie, la hiperconsciencia
La inteligencia no pudo volver a alcanzarme
Mi mente es una tormenta eléctrica
Que en la total oscuridad ilumina
fragmentariamente la realidad de una radiografía

Llueve a cántaros en mi alma
Te veo a través de las gotas de agua
Las ráfagas de viento y los intermitentes rayos
Confieso que te mentí
para que no te fueras
Confieso que te mentí
para que desconocieras mi poder
Confieso que te mentí
como lo hice con madre tantas veces
Confieso que mentí
para que vieras en mí la normalidad que no poseo
Confieso que mentí
para sentirme el tenorio que aparento y no soy
Con mentiras logré la tangencia
de nuestras paralelas vidas

No te pido nada, sálvate si puedes
Pienso que es tarde porque también mentiste
Al ser mujer
todo lo que te he contado, ya lo sabías
Inexorablemente iré por ti
Cuando creas que ya todo ha pasado

Juan David Porras Santana


 





15 jul. 2014

LA DELIBERADA OSCURIDAD DE LA EXISTENCIA




Isaac Newton pasó buena parte de su vida
dedicado a estudiar la alquimia y la religión ,
búscando las explicaciones de la existencia
y el universo en las Sagradas Escrituras ,
tiempo perdido y casí la locura
Rescatado por la ciencia y el sentido común

Newton fue el más grande genio que ha existido

Sibilina se escurre entre los pasillos del castillo
Cuanta truculencia barata pero efectiva
carga en su poco profundo cacumen
Es tan atractivo el misterio de lo oculto
Pero mucho más el de lo exigentemente evidente

Nos resistimos a las explicaciones simples
Pensando que si lo hacemos desaparecerá el misterio
Y con ella el atractivo por la existencia
Inventamos religiones
Creamos cultos
Miramos en el firmamento no estrellas sino OVNIS
En las profundas fosas marinas, Godzilas
Sobrevaloramos funciones vitales
Devaluamos sentimientos admirables
Anclamos en el medioevo todas nuestras aspiraciones
Somos despreciablemente oscurantistas
Devotos hijos del ángel caído
Tenemos la felicidad en la punta de la mano
 Y la trocamos por un elixir, por una bruja
De la muerte hemos hecho el culto de la vida
Y de la vida un culto
para esconder el miedo a la muerte

Criptografía de insensatas revelaciones
Hermenéutica para las tramposas pruebas
de la existencia de Dios
Deleitarnos de nuestra propia miasma
Para exaltar nuestro origen divino

En una pequeña habitación lucha 

una mente poderosa que mira hacia la luz
Puede ser un poeta, un científico, un librepensador
Que discurría torcido para parecer complejo
Rescatado 

escribe versos como:
Inclinado en las tardes tiro
mis tristes redes sobre tus ojos oceánicos
o formula
E = M *
C2

O revela
Yo no sufro de locura... la disfruto a cada minuto


Me quiero aferrar a ellos  sin dogmas

Simplemente con mi espíritu codicioso
 

De la luz  prodigiosa que dimana

nuestro polvo de estrellas 



Juan David Porras Santana


14 jul. 2014

LA MAR DENTRO DE LA CARACOLA




Antes del todo reinaba la nada
Sin tiempo, ni espacio
su reino necesitaba expresarse
que hermosa forma encontró
en un acto de iracundia
explotó hasta que desvaneciéndose
quiso de inmediato volver a ser nada
lo estaba logrando hasta que aparecimos
no estábamos en sus planes
y le pidió a Dios una mano
Olvidó que Dios es nuestra gran creación
Al punto que Dios engatuso a la nada
Así que recoger al todo
a pesar de la entropía
ya es un imposible
Antes de nosotros no había arrepentimiento
Hoy gobierna la conciencia al todo y la nada
Albur, mala jugada, la de una inconsciente nada
Todo el poder de los cielos e infiernos
Ante la consciencia
Es una manos de naipes mala

Mi heroína, siempre ella, mujer
Lo supo y no los ocultó
Guardó los mares planetarios e interestelares
En una caracola que sobre los fondos, las playas
el inmenso museo está celosamente al oído
del hombre que quiera escucharla
La mayoría no lo hace, son pavadas
Románticos juguetes de novios alelados
Los que conocimos a Neptuno, nos reímos
Ellos, los dioses y su inconsistente esencia
Aman tanto a nuestras mujeres
Que no logran entender como un ser
Que pudo envolver al ser del no ser
en una concha marina
no represente para nosotros los hombres
lo único realmente inquietante , vibrante
por la que vale la pena  jugarselo  todo

Juan David Porras Santana


13 jul. 2014

EL CANSANCIO DE UN COLIBRÍ


A Nella Basta

…Estoy cansado de estar vivo,
Aunque más cansado sería el estar muerto;
Estoy cansado del estar cansado
Entre plumas ligeras sagazmente,
Plumas del loro aquel tan familiar o triste,
El loro aquel del siempre estar cansado.
                   Luis Cernuda

Mi ventana me separa del espejismo colibrí
Más allá la montaña es la realidad
Mi cansancio es tan antiguo como Jericó
El colibrí extrae la vida de las Lágrimas de Cristo
Y en el instante más breve, me ve y se cansa
Su corazón etéreo de detiene y trata de trasplantármelo
En vano su desprendimiento hace más aletargado mi corazón
Desaparece y aparecen, uno, tres, diez  más incesantes
Queda plasmada la pintura, Hombre, Colibríes y Montaña

Ella entra quiere revivirme para un momento de agonía
Su ropaje como el del colibrí es vibrante y seductor
Sus tiempos son viscosos está dispuesta para el amor
Me besa con ternura pero su mirada no es abyecta
La mía que estaba casi muerta se reincorpora
Mis ojos abren en la estancia crudas escenas
Calígula, Nerón, Mata- Hari, Rasputín
Son pinceladas rojas de Picasso enardecido
Logran que aquél momento se dispare desde lo oscuro

Pero ella quiere ser como los colibríes amor puro
Primavera, romanticismo, nocturnos, rosas rojas
Desiste me sabe una causa perdida, nunca amare
Siempre agradeceré o jugaré en extremis
El amor me abandono una tarde equinoccial
donde mi amada con incisiva crueldad
Y una voz impostadamente meliflua me condenó:
Juan David, no todo es romanticismo
quiero sexo violento
quiero sentir el latigo ardiente
de tu lengua en mi aliento

Juan David Porras Santana



 





12 jul. 2014

LA SINESTESIA EXTREMA DE UNA VAGINA





Amor por qué tu calor es hoy gris
Pareciera que no es para mí
Dónde estará tu mente retorcida
A quién le dedicas tu poder y tu hedónica
A mí no necesitas decírmelo, lo sé
Hoy eres hechicería, brebajes, voluptuosidades
Cuando a ti me uní sabía que de ti no me separaría
Pero como toda gigantesca emoción no tiene timón
Y como una ninfómana tus entrañas nunca se consolarían

No hubo engaños solo una  adhesión más
Inclemente has llevado lo que no entiendes
Así naciste una fragua incesantemente encendida
Púber no podías detener
tus manos y los objetos penetrantes circundantes
Tus idas al campo eran orgasmos que parecían agonía
como los aullidos sempiternos a la luna 

Huiste de tu hogar sino todo lo devorarías
Luego tuviste el tuyo que insuficiente lo ampliarías
Experimentando opciones para escapar de la monotonía
Te dijeron desde enferma hasta la gran puta de Roma

Como una adicta trataron de internarte
No existían reclusorios para insaciables sexuales
Tampoco Ninfómanas Anónimas
Todo el mundo las conocía y de ellas abrevarían
Te recogía con amor y ninguna esperanza
Que fueras lo que fueras asombrosamente
Tu corazón era mío y tus ansias puta mitología.

Juan David Porras Santana 


 

10 jul. 2014

EL CONTEMPLATIVO





Algunos nacimos como estatuas
No para ser contempladas sino para contemplar
Perplejo con la mirada hacia el horizonte
De pronto la bajo y me encuentro
con tus pies subyugantes, que
con toda la intención calzaron las sandalias de Afrodita
Perturbado no sé si besarlos  o simplemente contemplarlos
opto por mi esencia, saciar mis pupilas hasta el éxtasis

Muy distinto a la postración, contemplar es un acto divino
Pasa frente a nuestros ojos la magnificencia y la atrapamos
Es un don, no un castigo, poseer es un relámpago ido
Contemplar es asimilar los instantes ciertos y sus entresijos

Vengo de un mundo donde mirar sacia al espíritu objetivo
Vengo de un mundo donde divagar afina los sentidos
Vengo de un mundo donde te metabolizo incorpóreamente
Vine a este mundo para que sintieras tántricamente
Pero a veces como los dioses del Olimpo no resisto
Y vengo a ti para sentir que mi piel sin la tuya
No tiene ningún sentido

Juan David Porras Santana  


8 jul. 2014

LA NOCHE MÁS ROMÁNTICA Y SILENTE





Soplan vientos que auguran
metamorfosis en la luna
Sin ti astro condenado a seguirnos
no existiríamos
Sin ti cuantos amores
flotarían en el mar  como cadáveres
Luna te ves tan cerca
porque hoy me quedo en el llano
Al descampado, sin hoguera
y con la mente puesta en ella

Ella no imaginó
que la aciaga despedida terminaría en ti
Posiblemente prefiguró
que  una ardiente oquedad me recibiría
Atravesé mi país
que es la cartografía de un Dios tan humano
Montañas , valles , mesetas ,
gente tan buena y allá en el confín, la sabana
Sí, nuestro ilimitado mar de tierra
que ni siquiera se comba
en la redondez indómita del planeta


Por qué no fui a la mar
a lavar mis penas
La marea la borraría de mi memoria
 y eso no lo permitiría
Cuando amas a una mujer es ver tierra
después de atravesar a vela
por los Rugientes Cuarenta
el Cabo de Hornos y sus aullidos
ya sin esperanza de sobrevivir
atisbas los blancos glaciales y la tundra
allí cruzar representa  el acto estoico por la vida
Así te siento mujer
siendo yo un navegante en solitario
el verte es toparme con una isla en la nada
Azar , pericia , intuición náutica, melancolía

Abandoné por ti el mar y la tierra me acogía
La luna esa noche
era el disco de un Atlas de la mitología
Que suspendido en el cosmos
Avanzaba con mi pérdida simulando su partida
El alba fue anunciada
por las aves de la madrugada
Mis ojos eran dos esteros en la llanura
Dónde se ahogaba la noche
más romántica y silenciosa jamás contada

Juan David Porras Santana





7 jul. 2014

UN MECHÓN DE CABELLO MORDÍA EN SU BOCA







Al primer amor carnal de mi vida

Lacio bailaba al son de la gravedad
Cabellera y pómulos salientes
Boca que besaba a la distancia
Cuando hacía contacto
Nos trocábamos los labios
Su lengua espesa
era puras papilas gustativas
que intercambiaban placeres
con las olfativas 
La sangre  era una montaña rusa
entre sus arterias y las mías
Hoy lo llevo a la palabra
40 años atrás
éramos dos cuerpos , dos corazones
sin más sentido que sentir
que uno sin el otro moriría

En mi abanico de percepciones
La música de la vida salta de octava en octava
Pero como con “Melocotón”
y su eterno mechón mordido
jamás volví a sentir
lo que los gitanos llaman bodas de sangre
Dónde el amor siempre vence a la muerte

Los personajes que nos rodearon
en nuestra breve
pero intensa historia de amor:
La abuela ciega que sentía
por la noche los gemidos,
pasaba a centímetros de nosotros
Se murió sabiendo que en esos días
algo ocurría , lo oía , lo olía
pero no lo veía , se llevó a la tumba
la convicción que en la casa habían espectros
cuando lo que allí se retorcía
era sangre hirviente, azahar
y las más punzantes y excitantes mordidas 
El perro que en su instinto se confundía
Venía nos olfateaba y ladraba
como coro de nuestra intima orgía
El resto de su familia
plácidamente dormía

La noche y el alba eran nuestros
Hasta  la agonía era un puñal de plata
Sus ojos dos topacios
enterrados en el alma mía
Y su mechón de cabello que mordía
Será mi eterno recuerdo
Que lo ocupará todo
Cuando  suceda mi agonía
Te he estado esperando amada mía

Juan David Porras Santana

6 jul. 2014

LA HORA DEL DISLATE





Dicen que finjo o miento
Todo lo que escribo. No.
Yo simplemente siento
Con la imaginación.
No uso el corazón……
Fernando Pessoa

Dentro de ti
me quiero equivocar
No tener ningún plan,
errar a conciencia
Para entenderte mejor,
aprender a paladearte
Dios me castigaste
con la hiperconciencia
Ese estado dónde
ya todo se da por descontado

El inmenso colmillo de marfil,
en la gran biblioteca
Que no tiene más sentido
que atrapar un momento ido
cosificar sentires
que fueron truenos  y relámpagos
En mi retina el pasto verde, las acacias
y la embestida provocada
del gran elefante blanco

Quiero penetrarte
sin saber quién eres
Sin tratar de leer tu mente
En la medida que va entrando
te haces celaje
Me llenas de ansias, de aciertos, de yerros
Quiero sentír
que no tengo opciones
Que simplemente
debo seguir avante
Que en cada pliegue
mi carne se retuerce
Mi corazón de detiene
y de pronto despavorido
corre , corre
sin que nada lo persiga ,
sino su propio yo
que cede el paso
a la magnificente bestia
del hombre que primitivamente
pierde la conciencia

Quiero sentir
no imaginar que sienta
Como cuando abandonados,
la mar
Nos lleva sin pasaje de retorno
Boca arriba flotando viendo el arco
Que trazan las nubes
sobre la bóveda celeste

Que mi beso sea la chispa
del   gran incendio
Que nos consuma
sin pedir auxilio
recostados uno sobre otro
le echemos leña
Que no juguemos
porque inexorablemente
llegaran pletóricos  orgasmos
hasta que desconociéndonos
fijos tus  ojos en los míos
entrelacen nuestros abrazos
sobre los rescoldos
que piden brisa
para seguir ardiendo

Juan David Porras Santana







 


3 jul. 2014

EL INAGOTABLE PLACER




Cuando creí agotado el celeste,
Turquesa estaba en mí
Seda, terciopelo, boca de algodón
Migraron las aves hacia el ignoto sur
Era nuestro momento, todo volvía
El cielo trataba de imitar al mar
No lo lograría de allí su tentativa glacial


Por un buen rato
serpenteamos, buscándonos
Imitando a lo animal
pero con tal conciencia que desistimos
¿Tiene qué haber una forma nuestra?
Ya todo lo anticipamos hemos perdido naturalidad
Se ve tan vacío como cuando
en una tribu aborigen te incorporas a danzar
Yacen sobre el piso
las hojas desprendidas del Kama Sutra
Nada cambia parecemos
dos condenados a cadena perpetua 


Cuando creí agotada mi escritura,
llegaste, desesperanza
Traías entre tus brazos
una creatura que no reconocí
La deje unos días olvidada,
¡oh sorpresa,  la aquilate!
Fluían síncopas ,
los sustantivos buscaban sustantivos
Adjetivar se borró de mi mente,
granito al descubierto
Mi rosa náutica giro hacia el  naciente


Apareciste tú,
me sumergí en ti , reanimado
Me enseñaste
que la perversión también conduce
Que no es un camino truncado,
sino prohibido
Sólo necesitaba mudar de piel
Como lo hace inmancablemente
La venerada  sierpe dorada


¡Cuánto placer guardabas!
naufraga de tantos amores fallidos
Fuiste tan lejos
que las voces del recato eran inaudibles
Sola quedaste, ninguno te acompañó
en la caída libre por el barranco
Te atajaron mis ansiosos brazos
y te devoraron mis ojos
Que insaciables te recorrían,
se repetían y jamás se cansaron
Tus corvas en mi falo
producían concentraciones de sangre y fiebre
Tus senos por fin
borraron de mi memoria lo originario
Eran para manipular, besar, morder
sin esperar nada a  cambio
El desahucio era la máscara
con la que mi ser clamaba piel

La perversión  contigo
no era fantasía, era lo punzo penetrante
Lo que está allí  y no lo reprimes
sino como un perro bravo que ataca
Lo azuzas contra tu amante
Las consecuencias son tan impredecibles
que te excitas , jugadora de naipes
Tu perro bravo no me suelta ,
y mientras más colmillos más placer
Un juego sádico que termina
En un éxtasis  masoquista

Juan David Porras Santana  



2 jul. 2014

EL PARAÍSO Y EL INFIERNO ESTÁN EN TI




Una boa esmeralda repta
por las arenas iridiscentes
Su hermosa huella
nos recuerda arcaicos símbolos idos
Una amplia laguna
sirve de espejo a elegantes cisnes
Una pareja desde una barcaza
traza ondas con sus manos en el agua
En una celda oprobiosa
cinco hombres violan al recién llegado
En la noche más pétrea,
una prostituta sube al auto de un desalmado

Hoy como hace 4.500 millones de años
el Sol sale para todo y todos
Un inmenso gorila en la niebla se despereza
y va a dónde están sus crías
Una madre calienta teteros,
acomoda viandas, corre al trabajo
Una divorciada se despierta
hastiada del sinsabor que una vez más
otro hombre deja en la cama
Un monje Tibetano
está en su decimoquinto día en ayuno  
Entierran al magnate
más rico del mundo entre murmullos
Entierran a la buena persona
de Jacinta llorando a moco tendido

300.000.000.000.000.000.000.000 estrellas
contabilizan en la Nasa
En el Amazonas cada tres días se
descubre una nueva especie
y todos los día se extinguen
150 especies animales por culpa del hombre
La esperanza de vida del hombre
aumentó dramáticamente gracias a  la Viagra,
es el más exitoso juguete inventado
para el hombre que no quiere dejar de ser niño

Estoy más cerca de ti gracias a la palabra
Aun cuando relegada
tiene el poder de una catedral
Seguro estoy que esta intensidad y altura
se volverá lodo  y nos empantanaremos
Como nauseabundos lagartos de Komodo
Por eso no me hago ilusiones,
Apuesto fuerte  a perdedor

Las apariencias engañan
no estamos muriendo por cuotas
por el contrario
somos más felices que nunca
somos menos violentos
más sensibles
más inteligentes
más humanos
menos intransigente
No es fácil llevar sobre los hombros
Sin ninguna experiencia previa
Desde el Big Bang hasta estos y los versos
de millones en un mismo instante

POR ESO Y TANTO TE AMO VIDA

Juan David Porras Santana








1 jul. 2014

ORBI




    
Y como no sentirnos Dioses
Si somos únicos en el universo
Y nos replicamos n veces en el multiverso
Somos la creación, el azar, la asombrosa coincidencia
Basta ver
nuestra nave espacial azul y bellamente esculpida
Desde cualquier ángulo del espacio  exterior
Y la magnificencia de la creación en su interior
¿Acaso no es más poético ser únicos?
que pensar en posibles ajenos extraterrestre
una vulgaridad que sólo
se le podría ocurrir a Hollywood

Cristo  ni la palabra de Dios nunca los nombró
Somos su  non plus ultra,
más allá no hay nada
En nuestro oasis intergaláctico
creamos sobre lo creado ad infinitum
Podrá acaso escucharse
más allá de  la música de las esferas
Tanta pleitesía
como la oda a la alegría de la novena de Beethoven
Canis Majoris  puede recoger
los colores de Gauguin o la luz de Reverón
Todo en el Universo salvo la tierra y nosotros, es brutal
La gema de la depuración total y en constante ascenso
Somos tierra tú y yo
Dios como no sentir el privilegio
de vivir y morir en el planeta azul

Juan David Porras Santana