23 feb. 2015

LA VIRGEN DEL SUSPIRO


"Lo que eres
me distrae de lo que dices"
Pedro Salinas
Frenética cosmovisión invertida
La de aquellos tus aquilatados días
Hembra que por la redondez
me muestras
que no equivoqué mi camino
Experiencia vana
que exige avanzar sin ella
Ciegos nos conocimos a fondo
Tientos de sangre, huesos de roble
Las carnes están al punto
dónde no hay retorno
Alacranes de crepúsculo venéreo
Dices amor verdadero
y tus ojos me reclaman
Tal necedad es una trampa fenomenal
Para capturar
inmensos tigres de bengala
Que en el alba
se fugan de tus trampas
Reconócelo mujer amurallada
Detrás de ti esta la sombra
que eres tú
Apártate para tocarla y venerarla
Lo quieres tanto
pero no cedes por tus palabras
Mis suspiros
te hacen una virgen descarnada
La mariposa negra de tu pubis
Es tu emboscada, cada pelo
Es la terrible alambrada
De los campos de la muerte
Y de la redención deshuesada
Al fin consigo la entrada
¡Oh virgen de los suspiros!
Mi eterna amada
Convexo me adentro en la enramada
Uñas afiladas me arañan la espalda
Muérdeme canalla allí en el cuello
Déjame estigmatizada con tu marca
Y continúa tu saga
de piel, sudores y espasmos
Dame vuelta y demuestra
que no eres una fiera amaestrada
Sigues siendo el señor de mis pesadillas
que tanto en la noche anhelaba
Juan David Porras Santana