31 oct. 2015

HAMBRIENTO PECADO




                                     
                                         
Niebla en verde fronda del fragante pinar
Apretados nos dislocamos las almas con besos
Testigo mudo, el abovedado Dios y su firmamento
Que creyente somos en las papilas de frambuesa
rojo cardenal en las mucosas que se apremian

Me gusta que sufras el ardor y su bálsamo complaciente
Te gusta saber que lo que ves es tu obra más intima
Las transformaciones, alteraciones de desesperadas huidas  
hacia el epicentro dónde el vértigo hace de danza obscura
placer denso , Vía Láctea , tubérculos de raíces profundas
¡Cómo se siente lo que se presiente cuando es verdadero!

La niebla se hace tiniebla,  tu piel ventosa de placer
Secreciones de grandes saurios
como si nos fuésemos a extinguir
Diluvio ancestral del que jamás guareceremos
para ello te invocamos una y otra vez, letanía sacramental
la carne viva , sobre la grava blanca y jadeos estertóreos
historia sin final de continuidad

Juan David Porras Santana  





30 oct. 2015

El AGUA QUE BAUTIZA Y REDIME





Zambullida rotunda, es el túnel del tiempo
Estoy en las entrañas de la gran Madre: La Mar
Me recibe sin aspavientos, es toda amparo
Somos sus crías que en ella nunca crecerán
En tierra nos evangeliza la codicia y el qué dirán
Nos hacemos gigantes caníbales de las ballenas

Caminos sin sendero nos llevan en su seno
Todo muta lo observado y el observador
son  uno y muchos, divisiones y  múltiplos
de allí nuestra total comprensión de esta entidad

El que todo lo cura decía el gran Platón
Todo termina y renace en la mar
Avenan los grandes ríos y se inspiran las grandes pasiones
Mis ojos lánguidos entre las sedas del agua ondean
Los viejos del mar son la sapiencia del saber vivir

Siempre me acompañas de hecho soy moléculas de agua
al punto que cuando escribo me destilo
de allí la palabra sublimada, llorada, exudada
Todo hombre de mar es un inocente niño
pura poesía, agua que bautiza y redime

Juan David Porras Santana

29 oct. 2015

EL NIÑO QUE LO QUIERE TODO






Fragante envuelves los detalles infinitesimales 
Oler el acto más global de la dimensión humana 
y de nuestra animalidad una herencia casi extinta 
que obscuramente carnal  al ambiente devora 

Gracias  nariz de Judea y mi espíritu perseguidor 
En aquel concierto de acordes plenos, la sangre 
me mostró como a los primeros dónde estabas amor 
sin cartas de presentación ,  brotó desde tu vientre 

Cartílagos sobre mi mesa y peces abisales fosforescentes  
indago una morfología extinta que justifique mi presencia 
El efecto que precede a la causa, fui hombre ahora niño 
El todo se me viene como una tormenta, la comprendo 
El detalle no lo entiendo es parte de una red de redes 

Insistiré, descubrí que es el sinónimo de vivir plenamente
gota a gota se ensancha la gran caverna, la campana 
Acciono sobre tu carne blanda y eso ojazos deslumbran 
acojonadamente  asustan al niño que lo quiere todo 

Juan David Porras Santana 



EL PESEBRE




Estoy resucitando lo sé por ti inquietante mujer
Antes de ti todo era tinieblas y un sordo lamento
Regresaba a dónde los muertos vuelven a la nada
De pronto atascado entre la amapola y el sueño
definiste mi porvenir, de gris a  sangre de alcoba

Allí donde la aurora fractura lo humano y lo divino
Me concebiste tal como lo hizo la primera
Jardín de infancia, fragancias de flora alpina  
Lo crudo se olvida y el presente  eres tú, ensoñadora

La luz infiltra mis pupilas para hacer del tiempo vida
Comienzan los engranajes del tiempo su pesada tarea
Soy el nuevo tripulante de la nave cosmogónica
La que alcanzará más allá de las estrellas, la niñez
y con ella la cola de mi cometa devolverá tanta inocencia

Fructifica el manzano ardiente y la estrella polar al norte
Camino de reyes tan cándidos como mis anhelos secretos
En el pesebre el  bienaventurado es Dios que no sabe
Cuando todo sepa, sólo tu mujer lo regresarás al pesebre

Juan David Porras Santana  







27 oct. 2015

EL REINO DONDE REINO






Mis huesos son cristal, mis neuronas acero
en esta mañana que pareciera la primera
alquimia entre moléculas y quimeras
forjan la concepción del hombre que es niño

Formidables apelativos revolotean mi cabeza
Hago del universo un microcosmos con sangre
mágica pintura que borra hasta dónde y cuándo
Fenomenal escultura a la libertad más pura

Solícita la costurera, trapos que serán capas
Salvo las distancias, remotos reinos se pueblan
Son mis imágenes las hordas que colonizan
los bosques donde la bruma del mar llega

Mi mente se abre, mi cuerpo es una gacela
Como me gusta sentir que hay un mañana
Que lo conseguido hoy abre otra dimensión
continuará la historia soy el ombligo del Universo

Juan David Porras Santana

26 oct. 2015

EL TERCERO *





En él y su circunstancia
todo creció tan vertiginosamente
mientras en Tercero su corazón latía sin apremio
El tiempo era el mismo, su compás diferente
Mientras él y su circunstancia- Raudo - se precipitaban
Tercero era capaz de esperar  el aleteo de un colibrí

Tercero crecía haciendo dilatados meandros
Raudo jamás se detuvo a contemplar un ocaso
Coexistir en un mismo cuerpo los hacía tan ajenos
Mutuamente se admiraban contemplándose a distancia
Allí está el nudo gordiano de la existencia, conciliar fuerzas

No es el clásico problema del principio de contradicción
Simplemente no estamos viviendo como tercero, el niño
Asimilando la realidad, sino devorándonos el tiempo
Porque el tiempo es dinero y el dinero la felicidad
Estamos enfermos, voraces nos perderemos
del gran espectáculo de la vida  que no se repetirá

Juan David Porras Santana

•Perdonen lo infantil del texto , a veces nos toca

25 oct. 2015

DE VUELTA , ¿SI NUNCA ME HE IDO?





Volver a entrar en tu reino, exige de una liturgia
Regreso del gélido abandono  al amparo de tu abrazo
Poesía, miento, una vez en ti te juré un  apostolado

Libero con asombro las aves más oscuras de la noche
y tiño el cielo con escandalosas  y exóticas aves del paraíso
con un solo fin, capturar tu atención para siempre amada mía

Siempre tu paso adelante, te alcanzo para volver a mis sombras
De tinieblas es mi alma y tú el faro que alejas la amenazante costa
Amanece con gradualidad de espeso licor cartujo para los poetas

Hoy 25 de octubre de 2015 me doy cuenta  que somos uno
Y como el mar habitamos los espacios más amplios y los recónditos
Sé quien soy y eso aun cuando sea a los  sesenta años de vida,
hincha con  un viento persistente todas las velas de mi destino

Juan David Porras Santana

23 oct. 2015

LA COMUNIÓN EN MÍ DE MAR Y MUJER




                                      
Mi esencia está en  que mar y mujer son inescindibles en mí ser y este poema que por supuesto estará en ARTERIA VITAL, recoge esta comunión

NECESIDAD Y DESEO

Amada, miro tu deriva
te alejas sin saberlo
Como el velero que pierde
el rumbo por abatimiento
La mar desconocida para ti,
es el agua bautismal de mi memoria
Permíteme tomar el timón
para llevarte a mi costa
Me necesitas y yo que en cambio
te deseo amante de los Cienfuegos

El apremio de mis maniobras te asombra
Cuando  aseguro la costa
tu necesidad se hace deseo
Ardemos en una pira
que espanta los malos espíritus
Y solo tú y yo nos consumismo
hasta hacernos rescoldos
Tanta plenitud  nos confunde
con el arco de la bóveda celeste
que en leve beso con el horizonte
nos hace uno
Nos liberamos de los aciertos que abruman
que rechazamos con las geometrías terrestres

La arena de mis playas
son rosa y la mar celeste
Inmensas iguanas las caminan
mientras retozamos  y convulsionamos
en un acto tan pretérito  como sus cabezas
Se confunden nuestras humedales
La mar crece, se cuela
y moja nuestros desnudos huesos
La sal cura nuestras heridas almas
y la carne viva se retuerce
Somos los últimos amantes
antes del gran estallido
del sol que en huida desangra el horizonte
y estampa en aguafuerte
las incontables bandadas
de aves marinas que  con él se alejan

Juan David Porras Santana



22 oct. 2015

COMPRENDO PERO NO ENTIENDO


Por fin se hizo presente el tercer Juan David que como el otro tigre de Borges le imponía la aventura indefinida, insensata y antigua, de perseverar en buscar el que no estaba en el verso.

 Hasta ahora con el Juan David que CREO QUE  SOY y el que el YO quiere que sea, me defendí. Ya aburrido de estar siempre en guardia, quise buscar al Juan David inocente, al que todo lo sorprendía con la mejor buena fe y que recordaba haber sido alguna vez de niño.

Lo creí muerto y enterrado. Cual sería mi sorpresa  cuando descubrí que había estado presente a lo largo de mis 60 años e inclusive en los momentos más difíciles, cuando me ahogaba, era él, avezado nadador, mi salvador que me llevaba hasta la orilla, me resucitaba y se desaparecía para mantener su anonimato y evitar que lo idolatrara, porque dejaría de ser niño, perdería su esencia y yo dejaría de ser Juan David.

Maravillosamente este Juan David-niño- no busca entender sino comprender,  aun cuando la noción de comprender es humanamente más compleja, de niño era la manera de descubrir y asimilar el mundo real. Fui creciendo y se interpuso la interpretación ¡Oh Magister! Cuanto perdí pero para funcionar en el sistema necesitas “usar tu cabeza"y pierdes la inocencia porque lo que crees tu cabeza no son sino repeticiones de repeticiones de muchas cabezas ajenas, cargadas y “cagadas “de intereses particulares mezquinos, pretensiones, obsesiones, distorsiones de esa realidad que tanto deseas desentrañar.

 En este momento que comparto con Juan David, el que creía muerto, me dictó este texto para ustedes apreciados lectores de manera de que les sirva de brújula intuitiva sobre todo cuando navegando en el torrente del existir,  en tiempo de  borrasca y estas  les hagan perder el rumbo – como tantas veces me ha sucedido- sino comprenden su situación, si no simplemente entienden el peligro implícito, dejen el timón del barco en manos de la intuición que como decía García Lorca del presentimiento es la sonda del alma en el misterio , la que los llevará a puerto seguro  .


De este niño a tu niño, con inocente amor  

21 oct. 2015

INDICIOS DE MEJORÍA


                                

Hoy en mi 4° ciclo de quimioterapia, de pronto empecé a ver de nuevo con una alta carga erótica el pie femenino, - prueba inequívoca de mi franca mejoría- Lo que hizo de mi larga estancia en ese recinto una mezcla de poética femenina y medicina – nada erótica por cierto- que me llevo a  poder memorizar este poema- espero muy erótico- e inclusive a  modificar algún verso - Este es el poema definitivo- nunca se sabe con total certeza-  Dios mediante irá publicado en ARTERIA VITAL , acompañando mi total recuperación.
Fuerte abrazo de su amigo Juan David  De la Cachiporra ¿es como más contundente, verdad?, POR LO MENOS PEGA MÁS DURO Ahora va en serio y con mucho aprecio


CALZARTE ES UN PLACER                              

Me afinco desde la rabadilla 
y siento como se desliza  la vida 
Placer tras placer, hondo, hondo 
Empuje y contramarea, reflujos 
No hay intentos sino certeros dardos 

Te hicieron desde el arco relajado de tus pies 
Los pliegues se tornan concéntricos 
Y como los jardines colgantes
se desparraman tus dedos 
¿Por qué me produce una contracción en la ingle?
verlos desnudos como los médanos blancos 
¿Por qué cuando te calzo siento que entro en ti?
¿Estaré enfermo  o simplemente mi deseo es helénico?
Grecia prefiguró la belleza femenina en el arco de tus pies 
Atávico hallazgo en mis genes
Mi bálano está rojo 
al constatar que las venas azules se quiebran
en el rosado porcelana de la planta de tus pies 

Penetro y tus dedos se abren como un Abanico de Venus 
Verlos me enciende el rostro y mi quilla hiende 
en el mediterráneo mundo de las mucosas   
Tus pies son el cuero que remata en la madera
de un tambor africano repicando desde la espesura

Te calzo y descalzo una y otra vez 
Cuero y piel producen el sonido de un sórdido quejido 
Comenzamos otra vez  como si fuese la primera vez 
Despunta el alba te visto y  te calzo y todo lo conquista 
el olor a naranjos en flor de tus pies 

Juan David Porras Santana 


16 oct. 2015

INCESANTE MUJER

Finalizada la selección para el poemario ARTERIA VITAL , escogí este poema para tratar de transmitirles la esencia de la obra, que expresa  a mi manera de entender que la mujer es una dimensión de una inagotable búsqueda por parte de nosotros , los hombres, y un universo de si mima que se transfigura en la medida en que enriquece su espíritu para sí y para nosostros .







               

                Paso lento, firme y seguro
                Sé lo que busco y lo que quiero
                No tengo un rumbo sólo advertencias
                En un camino lleno de fragantes hormonas

                Me distraen las exóticas orquídeas
                pero no dejo de mirar la flor del cactus
                Todo es un Edén como el de los primeros
                Me detengo y sé que no puede ser
                La mujer es belleza pero mucho más

                Es de noche y las estrellas me susurran
                busca en las rojas arcillas del planeta
                los azules que confunden al mar con el cielo
                Caminé y la terracota si hizo sangre
                El horizonte era una pugna de zafiros
                La mujer es confusión sólo para el hombre

                En un oasis se reflejó en el espejo de agua
                tu rostro, ¡Oh mujer emancipada!
                Supe entonces
                que mi búsqueda apenas comenzaba
                La mujer que buscaba era libérrima
                No podía estar en cubos, ni en esferas
                Pertenecía a un mundo sin geometrías

                Olvidé la cartografía, me convertí
                en un perseguidor de instintos
                Usé el instrumental de la mujer
                presentimiento, pasión y entrega
                Ya no dejaba huellas en el camino
                porque su trayectoria
                ya no era del reino de este mundo

                Me sumergí en la constelación de Andrómeda
                Para terminar dándome cuenta
                que caminé siempre entorno a ella
                No la veía porque como un esquizofrénico
                La separé en pedazos que solos, no eran ella
                La mujer es un todo, entero, indivisible
                Niña , adolescente, amante , madre
                No son estados, ni funciones
                Es simplemente un universo opuesto
                que por lo mismo nos atrae sin explicaciones

                Juan David Porras Santana



14 oct. 2015

AGRADECIMIENTO





Quiero agradecer infinitamente, las salutaciones y felicitaciones recibidas con motivo de mi cumpleaños, 12 de octubre de los corrientes, dónde arribé algo maltrecho pero con ganas  a los 60 años .

A cada felicitación respondí con un mismo mensaje pero que lamentablemente quedo trunco por lo cual perdió su sentido humorístico. Al texto -que repito a continuación -, le omití involuntariamente esta parte que está en negritas y cursivas : Hoy hace 60 años nacía, el primero de tres hermanos de La Coco y Jimmy- así les dicen a mis padres- 
.
 Los Palenqueros , lloran con cada nacimiento porque saben en carne propia lo que se viene a sufrir – eran esclavos- aun hoy siglos después, libres , quedo encriptado en sus genes y a pesar de incorporados a una sociedad alegre como la cartagenera , lo siguen haciendo .  Mis padres también lloraron cuando me vieron, era una nariz unida a un bebé. Mi padre para consolar a mi mamá , le dijo , Coco, vele el lado bueno , tiene nariz de judío lo que nos asegura el bienestar económico para el porvenir.

La vida maravillosamente está llena de sorpresas agradables y desagradables. Hoy día de mi cumpleaños sobrevivo y al parecer me tendrán por un tiempo lo suficientemente necesario para disfrutar y acompañarme como lo han hecho en los momentos de adversidad .Me siento honrado por tu amistad.

PARTE MÉDICO: a escasos días de la cuarta quimioterapia , evoluciono satisfactoriamente , la semana entrante me harán una tomografía y les podré ofrecer más detalles . El espíritu en alto y con fuego.

ARTERIA VITAL- Próxima publicación - la selección de los poemas ha sido una de las experiencias más enriquecedoras de mi vida. Me he ido despojando de pretensiones. Hay poesía pero la gran mayoría de los textos, es material para ensayos posteriores . Duele pero enseña. Me di cuenta que aprendí a escribir junto a ustedes, día con día pero ahora que detengo la máquina y veo el camino recorrido, me doy cuenta de desviaciones, desaciertos, aciertos, en fin,el mejor material poético es el último, dónde empecé a levantar cabeza y obligarme al difícil arte de la poética.

No quiero despedirme sin dejarles un sinigual obsequio,  el poema más bello y sugestivo que se haya escrito en lengua castellana titulado: PRECIOSA Y EL AIRE del gigante más humano que parió la tierra, Federico Garcia Lorca

  PRECIOSA Y EL AIRE     
       
A Dámaso Alonso

Su luna de pergamino
Preciosa tocando viene
por un anfibio sendero
de cristales y laureles. 

El silencio sin estrellas,
huyendo del sonsonete,
cae donde el mar bate y canta
su noche llena de peces. 

En los picos de la sierra
los carabineros duermen
guardando las blancas torres
donde viven los ingleses.

Y los gitanos del agua
levantan por distraerse,
glorietas de caracolas
y ramas de pino verde.
          *
Su luna de pergamino
Preciosa tocando viene.
Al verla se ha levantado
el viento que nunca duerme.

San Cristobalón desnudo,
lleno de lenguas celestes,
mira la niña tocando
una dulce gaita ausente.


Niña, deja que levante
tu vestido para verte.
Abre en mis dedos antiguos
la rosa azul de tu vientre.
          *
Preciosa tira el pandero
y corre sin detenerse.
El viento-hombrón la persigue
con una espada caliente.

Frunce su rumor el mar.
Los olivos palidecen. 
Cantan las flautas de umbría
y el liso gong de la nieve.


¡Preciosa, corre, Preciosa,
que te coge el viento verde! 

¡Preciosa, corre, Preciosa!
¡Míralo por dónde viene!
Sátiro de estrellas bajas
con sus lenguas relucientes.
          *
Preciosa, llena de miedo,
entra en la casa que tiene,
más arriba de los pinos,
el cónsul de los ingleses.

Asustados por los gritos 
tres carabineros vienen,
sus negras capas ceñidas
y los gorros en las sienes.

El inglés da a la gitana
un vaso de tibia leche,
y una copa de ginebra
que Preciosa no se bebe.

Y mientras cuenta, llorando,
su aventura a aquella gente,
en las tejas de pizarra
el viento, furioso, muerde.

Federico García Lorca, 1928