14 feb. 2015

LA DIFÍCIL MADEJA DEL AMOR ADULTO






Dios y de pronto estamos tan solos
como una ignota caverna
Cuántas salvajes depresiones
que como cuervos anidan en nuestra almaLos días rubios y los oscurostienen la misma luz para nuestro corazónNada tiene color, sabor,olor, tiento, gusto,somos el hueco oscurode nuestra sepultura
Una mañana gris,
salimos del abismo
todo es como si fuera la primera vez
Queremos agotar nuestros sentidos
y vamos en búsqueda
del Vellocino de Oro escondido
Fatigamos nuestras ansias,
nos ilusionamos, hacemos planes
es el renacimiento del amor perdido
Sentimos una segunda adolescencia,
pero como todas segundas partes,
jamás serán buenas
En el juego de las conjeturas, abrumados
encontramos intereses ,
mezquindades , mucha egolatría
Y de aquello que tanto
soñamos, aspiramos ,
sólo queda una cárcava
dónde nada crecerá , porque amor no hay
Sexo , ilusión tibia y comodidad ,
conforman esta madeja inextricable
que testarudamente queremos que sea amor
Se mezclan los estados precarios
de nuestras almas solas
que quieren que otra alma
más sola les haga sentir menos sola
¿Acaso está todo perdido?
No, pero debes saber el camino a elegir,
el de las exigencias o las complacencias
El amor tocará tu puerta varias veces
y si no sabes lo que quieres, no lo verás
porque a diferencia del adolescente
tu alma está ciega de vanidad
Juan David Porras Santana