2 feb. 2015

TSUNAMI


                                                         



La onda sísmica recorre
la turbulenta sangre de tu vagina
No imaginas lo que se avecina,
una ola de placer te recorre
Tu cuerpo son hirsutos montes,
suaves valles y lo abisal
Telúrica, no entiendes
el lenguaje de los reflujos de la mar
Las hendijas de tu alma
no son como las mías
Te hicieron terrestre
como Las Galápagos sobre la mar fría
Mi corazón late en tu oído,
no lo descifras porque es un Tsunami
Tarde te desparramas tratando
de que al agua ocupe todo tu valle
En el fondo de ti lo sabías
pero jugar con el peligro
te enciende vida mía
Cuánto darías por ser
de nuevo natura en carne viva
Duele no sentir
que te arrebatan desde adentro,
rosa encarnecida
Tú sangre es una esmeralda
cubierta por la roja arcilla
Mi boca te lame
como si estuvieses ida
Resaca poderosa
que regresa a su punto de partida

                                           Juan David Porras Santana