30 may. 2015

MI PRIMER Y ÚLTIMO AMOR





Mi corazón emprende
de mi cuerpo a tu cuerpo
el último viaje.
Jaime Sabines


Me pierdo en la marea
de los corazones femeninos
Son tan distintos
y al mismo tiempo uno
Por quererlos descubrir a todos
me perdí del inefable
Por quererme demostrar
quién sabe que despropósito
quedé naufrago en un atolón
fuera de las rutas del té y las especias

Allí, en la más aletargada soledad
conocí del amor de los sueños
Edifiqué la torre de marfil
de mi consagración, a ti mujer
Los vientos un día cualquiera
rolaron vigorosos al sur
y me dejaron a la deriva,
arribé por las corrientes
al Edén de las ninfas
y me embriagué  con sus azahares

Conocer el amor
de las ardientes púberes
licúo mi sangre, molió mis huesos  
El río que hoy corre hacia ti
mujer armada de acero y sangre de buey
Es el jugoso deseo de lo agotado
en el exceso del sexo
Soy mi último ser
que ultima detalles
para hacerme de ti

Si fracaso, quedará una estela
de tentativas y arrogantes incógnitas
y me sumaré al osario
de la confusión de los hombres
Si acierto como Hércules
tu cabellera será mi Vellocino de Oro
y reclinada en mi amplia espalda
dormirás en el Jardín de las Hespérides  

Juan David Porras Santana