5 may. 2015

MI COAGULADA ATALAYA




La utopía está en el horizonte.
Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos
y el horizonte se corre diez pasos más allá. 
¿Entonces para qué sirve la utopía?
Para eso, sirve para caminar.
Eduardo Galeano 

Soy un hombre que transita la arcilla de sus sueños
En ellos siempre he estado primero en su realidad
No sueño hacia el futuro, es una trampa de Dios
Sueño  lo vivido en ellos  y encontraré la luz

Nunca está al final del túnel como me han dicho
Por el contrario en la medida que avanzo, oscurece
La dejé atrás, en la inmensa entrada de la lóbrega caverna
Para su encuentro debo volver sobre mis mismos pasos

Porque no hay final, avanzas para recoger nuevos frutos
Y corriendo regresar, tragas luz y vuelves una vez más
Eterna pugna entre la esencia y el vacío existencial
Si te quedas en el placer, el vicio te consumirá

Descubrí que amar es saber regresar contra corriente
Los estados idílicos no son sino, talentosos poemas
Toma de ellos la esencia, resiste su arrebatadora fragancia
Si no lo haces quedaras atrapado en el mar de sombras

Tu atalaya erígela siempre en tierra firme frente al mar
y la luz del sol  la inunde desde el naciente

Juan David Porras Santana