22 may. 2015

AMAR DESDE MI DELIRIO



A Jacqueline Corazao

Debí  haber supuesto me lo gritaba mi entraña
Había ido por ti tantas veces y la tierra giraba
Mi abandono había avanzado y tú lo sabías
Permanente me veías a los ojos y los tuyos lo decían

Como todas las noches sirves de faro en mi tempestad
Espero que se despejen las brumas para enterarme
Si, a pesar de tus claras señales, corroboro
en mis versos tú inexorable presencia amada mía

Debí dar aquel paso que todo lo cambiaría
Sabías que nunca lo haría, aun así esperabas
como si fueses la abrupta costa que espera
ser  agredida por cadenas de las más salvajes olas

Como todas las noches sirves de faro en mi tempestad
Espero que se despejen las brumas para enterarme
Si, a pesar de tus claras señales, corroboro
en mis versos tú inexorable presencia amada mía

Debí entregarte lo que toda mujer espera
Tomé el camino más torcido me lo indicó mi entraña
El que conduce delatoramente a lo que creía perdido
Una vez más recogiste una forma vacua sin contenido

Como todas las noches sirves de faro en mi tempestad
Espero que se despejen las brumas para enterarme
Si, a pesar de tus claras señales, corroboro
en mis versos tú inexorable presencia amada mía

Un ejercicio estéril el del  deber ser en el amor
¡Me levanto de mi pesadilla despavorido!
Extiendo mi mano que certera aferra la tuya
Aprieto, es tarde, nunca estuviste, continúa la pesadilla

Despiértame amor mío, te lo suplico
Me consumo por ti , embarcado en mi terrible pesadilla
de saber que existes y que quieres lo mismo que yo ,
simplemente con humildad aceptar  ser amada

Juan David Porras Santana