30 may. 2015

DE PRONTO VOLVÍ A VESTIRME






Que cada hombre construya su propia catedral.
¿Para qué vivir de obras de arte  ajenas y antiguas?
Jorge Luis Borges


Alfanje de mis preciados
momentos moriscos
Delicias de un mar
que me entrega sus frutos
Camino empedrado
que me lleva  al origen
Cosificado en el arcón
de mis lánguidos memoriales

He vuelto súbditos y vasallos
¿acaso no me reconocéis?
Amo de estas cuatro paredes
dónde desnudo he sentenciado
Ahora mis vestes
son blancas y negras, toscas telas
Desde mi ventana te veo venir
o aciago cuervo de mis derrotas

Tres años tentando la felicidad
Triste paradoja de aguas turbias
Tu graznido me convoca ¡Oh cuervo!
Nunca dudé de tu infalibilidad tenebrosa
Tampoco lo hice de mi ladina morbilidad
Ambas son las venenosas mieles
Y su contra está en mis poderosos genes

Mi estirpe conmigo se hizo a la mar
Por ello ahora es el mascarón de proa
que bañado de espuma y sal, avanza
Cada vez que comete un error
se agiganta porque de este mundo soy
Y en él se vive
con puñados de tierra en la boca
Y sueños
de sangre , geometrías y vertiginosas olas

Juan David Porras Santana