15 may. 2015

HIBERNO POR TI




A Jacqueline Corazao

Decidí por ti el largo letargo
Mi caverna eran tus sueños
En ellos me hice tu amante

Escampaban tus lluvias sobre mí
Ardentías hacían de la noche, el día
Florecías desde abruptas pendientes

No sueñas como los demás
Desmesurada tus carnes brindas
Abierta como la tangente de un compás

Ave María, irresoluta virgen divina
Te recoges para no levantar rumores
Es tu sosiego, tu estratagema constelada

Sigo hibernando, las bayas están tiernas
Los salmones suben la penitente cuesta
Aguas  arriba me demoro
en tu complacida sonrisa

Juan David Porras Santana