28 may. 2015




NO TE ATASQUES  EN EL PANTANO

Todo deseo estancado
es un veneno.
André Maurois


Desde mi fosa más profunda,
me levanté
Convencido de que
no debía conformarme
Así  retuve el aliento
tan tiempo sin desfallecer
Eres un motivo
y con él mi  segundo aire
Una fe adorable
porque estás hecha de verdad

Esa verdad
que nos satisface por granítica
Esa verdad
que no necesita modulaciones
Esa verdad
que no se interpreta ni se acepta
como un dogma,
sino dimana gota a gota
del elixir de añejas y reposadas
formas del agua

Todo reverdece
lo demás sobra, son adjetivos
Su sustantivo contenido
fluye de lo estanco
al portentoso torrente
de aguas heladas
Desde los deshielos
de las más altas cumbres
hasta estos valles
de aromas musicales

Amarillo nunca renuncias,
siempre impregnas
Salpicas de color
al azul y el verde que abundan
Aquilatando esa plenitud
de la materia y del alma
Organicidad
que reptas, vuelas, te sumerges
Y te llamamos a secas
subyacente realidad,
sin saber que de tus abstracciones
como cataratas abundan
nuevas forma vitales

Por ella de tu mano  camino
Soy tu arcano, así lo decidiste
Sentiste que yo sentía
fue suficiente para creer en mí
Devolvamos  al Universo
lo que tú y yo solo sabemos
que antes del inicio, se gestó
lo que nadie presagio
el  indefinible amor

Juan David Porras Santana