23 may. 2015

LA TIRANÍA DE LA CONSCIENCIA




En tres tiempos se divide la vida:
en presente, pasado y futuro.
De éstos, el presente es brevísimo;
el futuro, dudoso; el pasado, cierto.

Séneca


A toda hora su vida
avanzaba hacia el pasado
Cada acto presente
o atisbo de futuro era insumo
para hacer de su pasado
un monumento a la nada

Así sería recordado:
nunca vivió se consumió
hasta llegar
al polvo de estrellas
de dónde venía como el todo ,
asombrosamente para ser nada

Quería sentir el momento
antes de la gran explosión
dónde desde la nada
algo o alguien  que llamamos Dios
se activó , dio la orden ,
coincidió y por él aquí y ahora estaba

Le insistían
sobre su misión  en la vida,
les era sordo
Su intuición le gritaba
que fuera hacia atrás
nunca adelante
El horizonte era un engaño
de las formas elípticas y redondas

Una tarde otoñal
en un paisaje de ensueños, la mujer
le mostró con asombro para él
que el futuro eran los hijos
Lloró tardía pero felizmente,
trascender es legar  ahora lo sabía

Y su legado se había perdido
se confundiría con el polvo de estrellas
Supo tardíamente de los hijos,
cuando su consciencia
era un viejo tirano
que gobernaba con mano de piedra

Pd: Ruego porque  estos versos queden
si no habré vivido para nada. Tarde piaste
Pajarito .

Juan David Porras Santana