13 may. 2015

PRELUDIO PARA UN ALMUERZO DESDE EL ESTROS




 A Emerita Pérez

Está feliz porque los araguaneyes están floridos
Porque una paraulata canta de día y de noche
Porque Unamuno le dio el secreto del Ser en Sí

Con entereza asume la infinitud de un abismo
Con destreza logra de las dificultades frutos
Con consecuencia ser fiel a su esencia y a la ética

Sus ojos transparentan los verde y azules roqueños
para hacerlos presentes y avivar nuestra sed de Venezuela
que para ella es indivisiblemente verde y azul , sólida roca

Vive con la vida propia de un trashumante
Pero su mundo está lleno de detalles finura pura
Así es Emerita, una mujer multifacética
como el más esmerado  brillante

Juan David Porras Santana