23 may. 2015

LA REVELADORA VOZ DE LA INCONSCIENCIA


Me guarecí en la Maison du Pret
Casa de placeres para inconscientes
Conocí madres y degeneradas casquivanas
Las dos me reconfortaban y retroalimentaban

Asombrosamente admiraban
mi castrado corazón
y mi esperma solo útil para el amor
A veces pienso decían las madres
si no hubiese tenido hijos
sería hoy una gran pianista
Las casquivanas sin hijos,
les dolía no verlos correr
gritando por los jardines de la Maison

Nunca preguntaron
por qué no tenía hijos
Como si tal condición
favorecía nuestra relación
Porque todo hijo
tiene una madre,
y esta es una competidora
que a priori quedaba
fuera del torneo : DE LA TOTAL ATENCIÓN

Mi mente se había ensanchado
no en la India sino en El Paují
Conviví con la comunidad del agua
En las cascadas: el Salto Catedral y el Abismo
Aprendí que los platónicos eran decadentes
Trascendieron todos los cuerpos buscando a Dios
Lo contrario a mi postura inmanente
y la respuesta estaba en el agua


Contemple por años las cataratas primigenias
Hasta pasar de las moléculas de agua
a las partículas virtuales pero reales
Un abanico de neutrinos me atravesaron
Me habían redimido podía trascender virtualmente


Amé más a los niños ,
a las madres y a las casquivanas
Mi ser para mí , era mi vehículo
extracorpóreo  , mis genes eran
del mundo cuántico
y de allí a las estrellas

Pd: Ciertamente ser Padre debe ser maravilloso 
Y condición no necesaria , ni suficiente 
A veces para serlo plenamente , primero debes ser 
y  luego replicar en la sobrevivencia de la especie
de todas maneras tarde piaste pajarito  

Juan David Porras Santana