9 nov. 2014

AMOR , LA GRAN ROSA DE LOS VIENTOS


                                                                   A Marilina Guilliard

"El amor no anhela complacerse a sí mismo
Ni por sí mismo se inquieta,
En cambio al otro da sosiego,
Y construye un Cielo en la desolación del Infierno".

Amor  epicúreo
el de la rosa que no se ve así misma 
es rosa porque un día lo decidimos
Un imposible, ver al otro tal cual es
Lo vemos tal cual lo amamos
Amor epicúreo
El del eterno beso
de la mar con la playa
Todos los días lo sentimos tú y yo

Descendí la fosa y ascendí la cumbre
Y asombrosamente lo hacía en ti
Porque el amor sería la total traslación
no lo es porque le dimos tanto poder al yo
Cuando se está enamorado
el yo queda  suprimido
Y apareces tú mi gran rosa de los vientos

El rumbo siempre avante
contra viento y corriente
somos un timón que gira tan fuerte
las olas sienten que realmente las remontan
que hay voluntad , determinación y embeleso
¡y como le apasiona  a la mar los intrépidos!

La mar como nos junta sobre todo procelosa
Cuando desata sus fuerzas y nos pone a prueba
Canta nuestra victoria con rugientes vientos
Con gigantescas olas y borrasca
Que después en nuestro honor despeja

No somos, amamos  he allí la cuestión
Y no, en  ¿ser o no ser?  Porque somos
como lo es una roca, un vergel, una mariposa
Pero cuando amamos somos al infinito
Lo que el universo le es a la Tierra
por eso Marilina creo en vos

Juan David Porras Santana