8 nov. 2015

SELVA O MAR



                                      
Bambú, resonancia de oquedad en el reino vegetal
Abrazo una espléndida caoba vibra en mí su mensaje
He entrado en la ancestral memoria de las pacientes raíces

Soy hijo del cinturón ardiente del trópico que transpira
El primer cielo que vi era verde y sin sol, la luz licuada
El oído se abrió como una flor para escuchar a la savia

El follaje incestuoso confunde sus  variopintos orígenes
Simbiosis oscura que en algún momento florecerá
en la orquídea fantasma que despierta las ganas de poseer

De ti vengo y llevo tu esmeralda  que también  es mar
Porque mis selvas caen como cascadas en el Caribe
Y a veces no sé si el verde que me envuelve es selva o mar

Juan David Porras Santana