27 nov. 2015

VÉRTIGO EN EL ACANTILADO



Paredes que insisten en confrontar al mar
Últimos latifundios de la Diosa Tellus
Antes de entregarse haciendo resistencia
al Gran Neptuno cabalgando sus blancos caballos

Maravillado contemplé que mitología eras
Que como Tellus te resistías. Moléculas de mar
no estaban en tu esencia; el alma de los ahogados
no penaba en tu corazón , que erguido pedía tierra

Querías como el acantilado una vista fronteriza
dónde mis aguas rompieran con todas sus fuerzas
Y tú, incólume cedieras apenas,  migajas de tu osamenta
Mis cantos rodados  merodeaban  tus playas  y caletas

Vértigo desde el  borde de esa delgada línea
que separa nuestras enfrentadas naturalezas
solos no habría el cortejo lleno de vigor de leones
la existencia sería tan plana como el inasible horizonte

Juan David Porras Santana