24 jun. 2015

EL TRIÁNGULO DE MÁS ALLÁ DEL BIEN Y EL MAL

 
Yo cometí el delito de inventarte una estrella,
y fue tuyo el pecado de ofrecerme una rosa.
José Ángel Buesa


Ella me demostró
que su cintura plantea el enigma
Tú  que la cintura corrompe
a las más nobles criaturas
Yo consiento a mi débil voluntad
en la sinuosidad de su estrechez

Yo en mi perverso polimorfo
soy el ave libre que te hace soñar
Tú, la confundes haciéndola
pensar que no tienes moral
Ella, te prefiere, ama la intención
de hacer sin prejuicios, el bien o el mal

Tú, manipulas para lograr
que ella desate sus demonios
Ella goza, abre sus puertas
de par en par, sin remordimiento
Yo observo lo provocativo
que es el  mal que puede
desatar una mujer

Tú te asustas con la consecuencia
de jugar con lo proscrito
Ella  solo necesita el disparador
para entrar en el imperio del mal
Yo  me asumo como el tallo de la rosa,
prefigura impecablemente a la maldad


Ella es la luminosidad que seduce
y conduce al callejón oscuro
Tú eres lo informe que se acomoda
según lo dicte la eventualidad
Yo, un iconoclasta sin redención
que hurga en las llagas del arrepentimiento

Todo mal conduce al bien
Es la rosa que renace desde mis espinas

Juan David Porras Santana