3 jun. 2015

AMAR DESDE LA RAÍZ




La mujer que tiene los pies hermosos
sabe vagabundear por la tristeza.

Mario Benedetti

Entran y salen mujeres
desde mi infancia a mi vejez
Mi ojo erótico por los pies
desnuda y viste todo su ser

No puedo dejar
de mirar hacia abajo
Sí, allí dónde pocos ven
Esperando ser capturado
por el arco tenso de su pie
Que misterioso laberinto
recorre mi atávico impulso
Fiorella se transmuta en Venus
Venus  en una ragazza descalza
que corre por los campos de lavanda

Puedo desnudar una mujer
sin siquiera remover su calzado
porque sus sandalias lo hacen por mí

Ella se hace la desentendida
Mis ojos como los del águila
de lejos siguen mirando
Mañana con el levante
serán la primera imagen
que me hará sentirme hombre
al punto que la encontraré dónde esté
para hacerla mía una y otra vez
No me importará el ámbar de sus ojos
sus senos que miran hacia el cielo
pitones irresistibles para morir de amor
Sólo sus pies griegos, me invitan
a reconocer a las diosas idas
Que en nuestras bellas mujeres
renacen , cuando empujas el venablo
y abren en gajos cada dedo de su pie

Cuando tensas un tambor
Las orillas con la madera
son los pliegues en que
termina el más sugestivo pie
Por eso cuando los beses
no olvides, son dedos ,
arco , pliegues. empeines
no son fetiches , ni parafilias

En esos terminales comienza
su placer y el tuyo a crecer
como un frondoso árbol
de oscuras  raíces  que se yergue
hasta alcanzar la lluvia
que lo hará florecer

Juan David Porras Santana