30 jul. 2013

LA COSTA VENEZOLANA REINA EN EL CARIBE


Leyenda de los bravos caníbales que desde el gran Orinoco devoraron los caminos
Asombro de ayer como de hoy, tanto que puedes ponerle nombre a sus ajenas playas
La luz de Reverón  cegó a  Colón y sólo  la costa vio frente a sus ojos,
Cuando colisionó con  el  Waraira Repano  una montaña tan alta  como sus sueños

Los navegantes no comprendían por qué el mar era dulce, los engullía el Orinoco
Tierra de Gracia, todo se confundía,  el mar con la montaña se penetraban mutuamente
El horizonte azul  con trazos blancos, eran inmensas playas, sus palmeras invitaban

Todo era tan similar en el viejo continente que aquí se multiplicaban por mil, las aves
Las plantas eran inextricable cópulas de infinitos descendientes, todo era iridiscente
A pesar de tanto, sólo querían oro y especies,  sigue ocurriendo condenándonos siempre
El que lo tiene todo nada tiene, el que nada tiene todo tendrá, no lo hipnotiza el maná

Ayer vi morir a un niño por falta de proteínas mientras en la playa las sardinas se podrían
La Reina del Caribe no detiene la multiplicación de los  peces, le damos la espalda
Seguros de que al sur, en lo profundo, nos espera como otrora un Dorado  a nuestra merced

Juan David Porras Santana