1 jul. 2013

ALICIA EN EL PAÍS DE LA POESÍA



                                     A Alicia Climent Navarro

Quien tiene la fortuna de nacer con oído musical
Los sonidos reinaran sin más en todo su ser
Porque la palabra fue ulterior y el primer sonido tu latido

En la naturaleza no hay música sólo sus  resonancias  
La tierra es la bóveda acústica de una gran esfera 
Las palabras no son poesía hasta que tú las rescatas del azul

De hormigón armado es la ingeniería robusta de tus sustantivos
Estelas de aves soñadoras trazan los adjetivos con encajes rubí
Te envicia conjugar la segunda persona del singular enamorado

Música y poesía   corren por tu médula ósea, una y otra vez
En tus dedos finaliza y comienza  un ritornelo in crescendo
Como la agonía que sientes cuando estoy lejos de ti

Es que perteneces rara avis, al género de un universo 
Que en la medida que se expandía en polvo de estrellas te convertía.

                                       Juan David Porras Santana