6 feb. 2014

¿Y SI EXISTIERA SÓLO POR TÍ?



                 Para Antonietta Fatica, vedette sobrevenida de la noche caraqueña


  Tú justificas mi existencia:
  Si no te conozco, no he vivido;
  Si muero sin conocerte, no muero, porque no he vivido.
                                                                                                                                     
                                                      Luis Cernuda





                     La pasarela,

                     el tope de una barra, largas piernas

                     Abajo hombres y mujeres

                     con apetito miran hacia arriba

                     Cada uno lleva para si

                     una porción de asombro y de deseo

                     Ella, la satisfacción de recorrerla sembrando inquietudes



                      Esa noche ella justificó,

                      las noches perdidas y los sinsabores

                     Tenía con qué:

                      desde los pies insinuaba su carnosa gruta

                      Nos despedíamos

                      del espacio y el tiempo de cuitas y desvaríos






                     Tan cerca de ella que siempre

                     como un sabueso la olfateaba

                     Pero no la podía reconstruir

                     Como siempre me sucedía

                     Ella no estaba hecha de moléculas,

                     sino de energía desmedida

                     para conocerla requeriría

                    que un rayo me tocara siete veces



                    Así que como los barcos

                    que sobre el horizonte desaparecen

                    mis años transcurrirían

                    esperando que apareciera y desapareciera

                   Hasta que una noche Celta

                   con mis palabras lúbricas

                   de par en par me mostraría

                   que hay otro mundo solo para valientes


                   Juan David Porras Santana