5 feb. 2014

ME GUSTAS TANTO CUANDO ERES AZAR




El mar es un azar
Qué tentación echar
una botella al mar......

Mario Benedetti
                                                                                                           

 La predestinación es una falacia

El azar una certeza

Cuando beso tus pies

Estoy jugándome la noche

Serán erógenos tus dedos

y tu arco una ola que revienta

Indescifrable voy buscando a tientas

lo que con tanto celo reservas



Los impúdicos vellos de tus piernas

son al tacto imantadas señales

Aprieto y siento como tu piel

se expande y exige a mi boca

Que te recorre con el aliento

 tan denso y espeso que te arropa

Me pides entonces que nuestros labio

hagan un largo silencio en nuestra memoria





Te abandonas, hace fiebre, sudamos

 y en las paredes se condensa

Empapados me doy cuenta

que un suculento caldo hierve entre tus piernas

Breves sorbos como si me fuera a quemar,

para cuando me doy cuenta la he devorado toda



Se cruzan nuestras miradas parecen transmutadas

Hay tanta lascivia en ellas que no podemos detenernos

Presa de una fijación siento como ceden tus pliegues

Y avanzo en una costa que te pertenece, no hay faros

Solo tu pericia nos conduce al delta de las delicias


                    Juan David Porras Santana