13 feb. 2014

Y CUANDO SUPE DE TI, MIS PIES SE ENTERRARON EN LA TIERRA




                              A Isis Liz De Molina

 Cuando a una mujer le decimos “amor mío”,
 en verdad se lo estamos diciendo a la tierra
                         El Añalejo


Hoy amor mío la luna llena le aúlla a la tierra
Y siento como tu pelvis se clava en la mía
Hoy amor mío, habrá una lluvia de estrellas
Mientras tu cintura se desliza entre las palmas

Hoy amor mío aquella constelación sellará la alianza
que  entre planetas bendecirán nuestra utopía
Los viejos dioses estarán presentes para rendir pleitesía

Hoy amor mío la luna esta ruborizada por nuestros besos
Que envidian Venus y Marte y sacian a la Vía Láctea
Hoy amor mío quiero desgarrar tu inocencia, beber tu sangre
En el Santo Grial dónde Cristo, abrevo el más amargo trago

Consciente de que tú y yo como él nos crucificaremos
Y como él en nuestro santo sepulcro resucitaremos
Para dar a la humanidad la redención que sólo el amor puede

Juan David Porras Santana