17 feb. 2014

EL INSOMNIO DEL AMOR MÁS PURO




                               
                                                                                                   La LUNA gira en el cielo
                                                                                                   Sobre las tierras sin agua
                                                                                                   Mientras el verano siembra
                                                                                                   Rumores de tigre y llama

                                                                                                        Federico García Lorca 


La mano seductora sobre tu piel se hace  vicio
No la retires porque de ella depende mi llama
Domíname  con el miembro  firme estoy desesperada

Mi boca sobre tu pecho está tan roja, tu sangre en mi sangre
Te muerdo y siento como las carnes piden ser sacrificadas
Cada cardenal  es un rubí en tu pálida piel nacarada

Tus pies que me acarician se recogen  con cada arremetida
Son la señal de un primitivo gesto que al placer acompaña
Los veo y la compulsión se hace desde la barbarie, mi amada

Mis ojos y tus ojos intercambian la intermitencia alucinante
Comienzo a  pintar rupestre en blanco de tus ojos desorbitados
Para  recordarnos como invocar a nuestra bestia sagrada

Juan David Porras Santana