2 feb. 2014

DECLARACIÓN JURADA DE QUIÉN SOY.





   A Los 58 años empiezo a saber algo sobre mí.

 Si Descartes dijo “Pienso luego existo”, yo me descubrí: siento luego existo. Soy sensible y por lo tanto penetrante y vulnerable.

Fui dotado de una inteligencia normal pero de una hiperconciencia atroz, se lo debo a la genética soy maníaco depresivo estructural. Es jodido pero tiene sus ventajas, por ejemplo me alejo y me acerco como los gatos con cautela, pero termino siendo noble como los perros. ¡Dios mío pero esto es un minotauro!. No, soy una maravilla de hombre lo que me hace falta es ropa y cuido(o sea, que llegues tú). Soy feo, pero por eso un tremendo amante.

 Por aquello de la bipolaridad, pase de estar en la música - soy guitarrista clásico- a la geografía, soy geógrafo y hace 30 años me dedico a la actividad empresarial, por eso soy  el presidente de la Organización Jurisprudencia del Trabajo, nombre que no tiene nada que ver con lo oficial y muy pomposo  para su tamaño real.

 Amo el mar, aunque como me ocurrió  con la guitarra me distancié de él. Navegaba por el caribe, en el velero "la Pata”, se imaginaran de donde el nombre, era un Dufour de 35 pies y alojaba a 10 tripulantes.

 Luego tuve mi primera embarcación la llamé ITAJARA, era ancha y robusta como las mujeres  que pintaba Goya. Antes de que arreciara la bipolaridad bauticé al “ESPIRITU SANTO”,  con el que solía hacer viajes en solitario, daba mucha risa cuando navegaba a la Margarita y los pescadores llegando a la marina del Concorde se persignaban. Esta embarcación era leve y rápida.

 Viví con apá y amá hasta los 35 años, soy un consentido de Dora Pacheco, una Cartagenera  que me orientó desde los 13 años y lo sigue haciendo, con la misma devoción y amor con el que yo le correspondo.

 A los 36 años cumplí un sueño, me fui a vivir al litoral central, específicamente a Caraballeda. Un sitio fascinante: Mar y Montaña, tenía al Espíritu Santo y muchas novias, sencillas y sensuales .

 La bipolaridad, no me perdonó tanta felicidad y me puso a prueba, apareció en mi vida Bella, todo lo contrario a mí pero por eso tremendamente fenomenal, mientras vivimos la pasión, nos complementábamos.
 Cometimos matrimonio , grave error , ni ella ni yo estábamos hechos para semejante aventura , demasiados egocéntricos – cada uno a su manera.-somos un par de solos-. Pero mentira podrida, a nadie le gusta estar solo, estábamos enviciados de egoísmo que es otra cosa
.
 Soy Libra y creo que Gallo o cabra no estoy seguro, de repente ninguno de los dos. Como te darás cuenta no soy aficionado a lo exotérico, me quedo con el mundo real. Como decía Lorca: es más poético la explicación científica de la formación de las cavernas: las esculpió pacientemente una gota de agua y no pensar que   por su magnitud son obras de Dioses. Y por eso ante ustedes me confieso una gota de agua persistente .

                                                 Juan David Porras Santana