2 abr. 2014

SOLILOQUIO DESDE MI CAVERNA



                                                                                  A la mujer qu se despoja de su carne

..Si las puertas de la percepción se depurasen,
Todo aparecería a los hombres
como realmente es: infinito.
Pues el hombre se ha encerrado
en sí mismo hasta ver
Todas las cosas a través
de las estrechas rendijas de su caverna
William Blake


Apresuro el paso
va adelante la primavera
Veo el estrecho camino
que conduce a mi caverna.
Un inmenso búho
aletarga la tarde con sus ojos encapotados
Adentro la humedad me recibe inhóspita
Las estalactitas gotean la vida
que con tenacidad agiganta la caverna


El sorbo del vino le da tono
a mi sangre y rubor a mis mejillas
Las últimas luces hacen espectral
mi palabra que retumba pálida
al lado de tu perfilada figura

Estando tan lejos y tan cerca del mar,
recibe mi verbo nítido y fugaz
Desde esta mi profusa selva,
dónde tu belleza se devora al verde

Mi palabra se hace manantial
para llegar a ti pura
Tú carne que tanto te hastía
la entregas a las fauces del insaciable jaguar
Sólo queda de ti las ondas acústicas
de un sonido abisal  venido del más allá
Ya no necesito ver
a través de las estrechas rendijas,
el todo eres tú, La nada afuera palpita
con su percusión sorda
que resalta   el canto de los grillos

Nos encanta jugar a la distancia
que tú eres el todo y yo la nada
Repta sobre el tronco podrido
la gigante Yacumama
Mientras un banco de atunes azules
se confunden con tus ojos
que son  los espejos
que repiten tu todo en mi nada
 
Juan David Porras Santana