14 abr. 2014

LA CATEDRAL VACÍA


  
Para que nada nos separe que nada nos una.

                    Pablo Neruda


Triunfó el desamor.
El amor para mi es dúctil arcilla
con la que modelo
versos, mundos y cosmogonías
Pero el amor de carne y hueso
Como una olla de agua hirviente
este se evaporó
No soy un hombre confiable,
ella nunca se equivocó
A cuántas he ofrecido lo que no tengo
Lo que al siguiente día barren mis huracanes,
cuando todo parecía ser y estar en su lugar

No valen arrepentimientos,
ni actos de contricción
Para mí el amor
es un ejercicio inconducente de metafísica
Pero como lo siento,
cuando mi pluma verde  lo invoca
Cuando siento que soy poseso
por el encantamiento femenino
Cuando entre sus piernas
penetro tan adentro para que grite:
más, más profundo, anda mi  amor
Recompensar a mi ego
con que la puedo hacer sentir
que yo no siento

Mi corazón quedó impotente
tan tempranamente
que como con la poliomielitis
quedó un defecto de por vida,
cojeo del corazón  y el caminará siempre
con sus botas ortopédicas
que dan al tercero tanto dolor

Perdí por Knock out  en el primer round
¿Valida a un poeta ser un fracaso en el amor?
En la poesía a veces se miente
para que el poeta pueda decir la verdad
Es el único espacio dónde soy tan honesto
como lo que escribo hoy.

Juan David Porras Santana