15 abr. 2014

AGUAS ABAJO DEL TAMARIT


A Federico García Lorca , el maestro que me mostró el camino que yo desande.

Mira a la derecha y a la izquierda del tiempo
y que tu corazón aprenda a estar tranquilo.
Federico García Lorca

Trato de seguir tu senda
que ímproba tarea 
No sólo talento,
hace falta el alma en libertad
Estos barrotes invisibles
fueron puestos por mí 
Una excusa más
para asegurar mi estancamiento 

Seguí al instinto como lo hacías tú
y me hice razón 
Razón para amar
sin dejar que aflorara la rutilante rosa 
Razón para el diálogo
sin dejar caer las migas del señor
Razón para fraguar un devenir
que se vería reflejado en el retrovisor 

Heme aquí en el primer vado 
las aguas turbulentas no son para mi
Nado en las aguas abiertas del curvo océano
nadie me ve , nadie me juzga, nadie me cree 
que he visto viva  y tierna
a la ballena Moby Dick 

En cambio tú caminaste los duros barriales 
Llevaste tu palabra y alegría 
a la España de osamentas y fuego 
A los negros de Harlem  les arrancaste el Jazz 
Mi admiración juvenil se ha transformado 
En una galaxia todavía no escudriñada 
Por la astrofísica
que sólo un gitano podría explicar 

Dime en cuál de tus versos está el código
que me permitiría descender al delta 
Dónde volver a ser niño 
como siempre lo fuiste tú 

Juan David Porras Santana