27 mar. 2014

DIALÉCTICA POÉTICAS DE MAYTE GGLEZZ (5)




LAS CATACUMBAS DEL SEXO



A pesar de lo que hemos avanzado; resulta incomprensible
que sea más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio...
                            Mayte GGlezz



-Poeta no conoces Lovers Beach, - no, -que estamos esperando te va a encantar.
Poeta ya pasaron las ballenas grises, cada vez son más y pensar que creíamos que con el calentamiento global iban a ser menos. El cortejo me parece tan hermoso, toda esa travesía y esos cantos para la procreación. Los humanos hemos perdido tanto en el amor y el sexo, todo es atropellado, sin la consecución de ningún fin que no sea el casi primitivo  impulso genital. 

-Estás meditabundo y con el ceño fruncido, estás molesto por hacerte esperar tres años para proseguir nuestro diálogo, si te sirve de consuelo aun cuando yo tomé la determinación de distanciarme, lo hice porque tú no sabes decir no, pero mi ansiedad y espera fue tan inquietante como la tuya, solo que yo te tenía en mi mundo de más allá y tú te perdiste, hasta donde tengo entendido, por los lodosos caminos de Babel.

-Por eso te pedí que dialogáramos hoy sobre tu extravío en el inframundo del sexo.

Mayte, nunca me sentí extraviado, ni confundido. Es cierto me sumergí en un mundo totalmente ajeno a ti, porque mi mundo de más allá se orientaba hacia la pérdida de la inocencia, siempre recordaba que en mi juventud cuando tocaba ocasionalmente el bajo para una banda de rock ácido, Aditus , compuse canciones que trataban de emular el inframundo satánico y de perdición sexual, siempre aparece el estribillo que hoy me hace sentir tan ridículo : quiero sexo violento , quieeeeero , sentir el látigo de tu lengua en mi aliento. Que bufonada, patética carencia de la esencia vital del sexo crudo que no necesita odas, ni himnos.

Pero el diablo siempre te espera en un recodo del camino. Y como leí alguna vez: en el infierno no hay animales, nada los condena  a arder allí indefinidamente. Al menos de esta tortura los salva su inocencia.

 Después que me echaste decidí perder mi inocencia de manera brutal. Ya había coqueteado con el tema pero como un simple y cagoncito vouyerista , ahora me quería perder , como muchas veces lo hacía contigo de manera inocente , quería que mis sentidos percibieran si también había belleza  en lo sucio , en lo abyecto, en lo promiscuo , en lo morboso.
Poeta me sigue sonando fanfarrón tu discurso, como si quisieras hacerme creer que tú no sabías a priori que el sexo está hasta la corona plagado de prejuicios.

Mayte, no creo que sepas hacia dónde va el  propósito  de este diálogo, si me vas a venir con los clichés de que “en el amor de la pareja todo lo que esta consienta en el sexo está permitido,” “permíteme decirte que estás miccionando extra recipiente”.

Estamos hablando de hardcore , de las rameras de Babel , de las orgías de Sodoma y Gomorra , de la industria pornográfica , de la pederastia, del sadomasoquismo , de las películas smuff, Mayte del vicio , de los pecados capitales que están presentes en tantas y tantas  familias del mundo, en pleno siglo XXI.
  
O acaso piensas pasar indemne, como una garza blanca que atraviesa el pantano sin ensuciar sus alas blancas. 

No amiga esto es dialéctica y te tienes que sumergir conmigo hasta el horror para comprender, el por qué de su auge, Padres de familias “honorables”  con niños que cuidan y protegen  y a su vez  pertenecen a clubes de pedofilia.
Jeques que pagan 10.000.000 de dólares a los padres de una niña virgen India  para desflorarla. 

-Poeta que horror  pero ese submundo es delincuencial, atroz que puede tener que ver contigo, acaso has transitado en él.

Mayte si te acercas a la candela te quemas, nadie sale indemne de este inframundo. No te asustes por mí, hazlo por la humanidad.

 No miras con asombro como instituciones como National Geographic tienen una programación dedicada al lado oscuro del corazón, ¿sabes de dónde proviene el cambio? de un estudio de mercado en el que  descubrieron que de cada diez seres humanos, siete los motiva , estimula , el daño de un tercero , la muerte vende más que la vida , la perdición más que la  abnegada Madre Teresa de Calcut.

Ya,  Alfred Kinsey en su informe de los años 50, rigurosamente elaborado, descubrió que en la población Norteamericana – tan ortodoxa y conservadora- las prácticas sexuales aberradas estaban en lo secreto de numerosas familias distribuidas en una curva normal por todo el territorio. Las prácticas normales   como la masturbación eran un tabú pero las realizaban  el 62% de las mujeres.

Mi ángel ha pasado cerca de 65 años de aquel informe virtualmente engavetado y te pregunto, ¿te masturbas Mayte? y para responderme todavía te atribulas. Estamos conviviendo con crímenes atroces que como en el medioevo se ocultan y también de una cantidad de mitos y tabúes  tontos sobre el sexo placentero y sin desviaciones porque  como bien dices:- A pesar de lo que hemos avanzado; resulta incomprensible que sea más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio.

-Poeta y yo que pensé que a lo sumo  salías con prostitutas para ahogar tus penas, siento pena por ti pero no claudico quiero que conozcas lo que llamas el lado oscuro de mi corazón.

-Mañana te quiero llevar a un sitio dónde mis pensamientos se convierten en voluptuosas eclosiones de lo no permitido.

Mayte a pesar de lo real atroz , vivido en estos 3 años , mi mundo de más allá  y con respecto a ti y al tema espinoso que hoy abordamos , lo describió , todavía muy joven, uno de los grandes poetas de tu país, Octavo Paz, en su poema PALPAR:

Mis manos
abren las cortinas de tu ser
te visten con otra desnudez
descubren los cuerpos de tu cuerpo
Mis manos
inventan otro cuerpo a tu cuerpo

Juan David Porras Santana