11 mar. 2014

DERRIBARON LOS PORTONES MIS DEMONIOS


¿Es usted un demonio? Soy un hombre.
Y por lo tanto tengo dentro de mí todos los demonios.
Gilbert Keith Chesterton

El aquelarre congregó a mis demonios
Las brujas fueron echadas al pandemonio
Para que estos pudieran tomar posesión de mi ser
Los bellos ángeles caídos, el portador de la luz,
Lucifer y los siete guerreros protectores
Asmodeo, Sammael, Lillith, Ahriman,
Balan, Belial y Molloch.

No hubo obscuridad se hizo
la luz, la música y el rito
Asmodeo me entrega el pubis
de una vieja ninfómana
Sammael   me  creó la atmosfera musical
propicia para la perdición, el Black Metal
Lillith me recordó que debo
disfrutar de ella como si estuviera
con todas las rameras de Babilonia
Ahriman  me aconsejó: guarda todo
lo que puedas  el fin del mudo llegó
Balan, me dio el ingenio
para lidiar con el vulgo profano
Belial, disfrutó de mi inocente
concepción del mal y me corrompió
Molloch me dio la espada
para defenderme de la engañosa tristeza

Comenzó una orgía
de sexo, sangre y agonía
No era yo, éste huyó despavorido
¿Pero entonces quién soy?
Pregunté a Lucifer
quien con cortesía respondió:
Hijo de Dios como yo,
y como yo, has caído
Pero no estás hecho
de indolencia  y cederás
Huirás  apenas llegue la luz del sol
Mi luz viene de la luna
a la que los lobos aúllan
Y sólo logras ver a través de tu ingravida poesía
Y no como Baudelaire
que me entregó sus flores del mal
Mientras que tú ,
con tu rosa y tu sol, te desvanecerás

Juan David Porras Santana